El Fujimorismo Naranja se ha convertido en la cultura de los desvalores


A propósito de la derrota política del Fujimorismo hoy surge los manotazos de ahogado despues de una decada de corrupcion institucionalizada.

 Por:  Jorge Yeshayahu Gonzales-Lara


La derrota política electoral del Fujimorismo se ha convertido en el talón de Aquiles y abierto la caja de psico-social de pandora del Fujimorismo. El fanatismo fujimorista y la defensa de los actos de corrupción y la corrupción institucionalizada por más de una década. La prensa “chicha” y personajes políticos de segunda clase forjados en la corrupción crearon un estilo de hacer política en el Perú. Las heridas de un país segmentado socialmente. Un país forjado en la ley del más fuerte donde las ejecuciones extrajudiciales, los linchamientos son aceptados silenciosamente. El lanzamiento al vacio de un joven hincha en un encuentro entre dos clubes de  fútbol, los ataque macho-macarthista contra la ministra de Cultura y la ministra de la Mujer. Los gritos de intolerancia y el bochornoso compartimiento de una congresista fujimorista. El Fujimorismo herido por la derrota electoral se ha convertido en la cultura de los desvalores.



A propósito de la derrota electoral, el Fujimorismo ha iniciado una campana psico-social podemos definirla como el Terrorismo Naranja en el Perú. El uso sistemático del terror psicológico, para coaccionar la sociedad o el gobierno, utilizado por una amplia gama de elementos sociales, la prensa “chicha” peruana, y personajes forjados en la corrupción institucionalizada durante la década de la Cleptocracia Fujimorista. Recientemente una serie de falsas alarmas de bombas en diferentes partes de la ciudad de Lima, han sido definidas como terrorismo psico-social. La campana psico-social se ha venido reforzando a raíz de la derrota política y electoral del Fujimorismo, a través de la prensa escrita y las redes sociales con el propósito de crear un clima de inseguridad ciudadana, la apertura de esta campaña se inicia con la intolerancia y el bochornoso escándalo de Martha Chávez frente a las delegaciones internacionales invitadas a la toma de posesión de la nueva administración del presidente Ollanta Humala.
La intolerancia se define como la falta de la habilidad o la voluntad de tolerar algo. En un sentido social o político, es la ausencia de tolerancia de los puntos de vista de otras personas. Para un principio social, es demasiado abierto para interpretación subjetiva debido al hecho de que hay una lista de definiciones sin fin para esta idea. En este último sentido, la intolerancia resulta ser cualquier actitud irrespetuosa hacia las opiniones o características diferentes de las propias. En el plano de las ideas, por ejemplo, se caracteriza por la perseverancia en la propia opinión, a pesar de las razones que se puedan esgrimir contra ella. Las múltiples manifestaciones de este fenómeno poseen en común la elevación como valor supremo de la propia identidad, ya sea étnica, sexualidad, ideológica o religiosa, desde la cual se justifica el ejercicio de la marginación hacia el otro diferente. El intolerante considera que ser diferentes equivale a no ser iguales en cuanto a derechos. El comportamiento de un segmento político en el congreso refleja este tipo de intolerancia y la falta de la habilidad de la concertación por un bien común.
El terrorismo Naranja se presenta como la oposición irracional marcada de un fanatismo enfermizo opuesto a la inclusión social en país segmentado socialmente.

El objetivo del terrorismo psico-social naranja:

·         Distracción de la opinión pública: La proliferación de talk-shows considerados denigrantes por los críticos (en uno de los más tristemente recordados, una mujer tuvo que lamerle las axilas a un hombre, en público, por un poco de dinero), cómicos de muy mal gusto, programas dedicados únicamente a hurgar en la vida privada de los artistas y programas deportivos. La situación no es mejor en los "diarios-chicha", cuyo contenido incluye titulares escandalosos en la carátula (que muchas veces ni siquiera se desarrollan en el interior), pornografía, violencia, notas esotéricas, intimidades de personajes conocidos, difamación y propaganda.
·         Exaltación de la imagen de Fujimoristas. La tergiversación de la información y hasta la abierta mentira a favor del. La propaganda de los "diarios-chicha" es incesante: titulares enormes con las promesas del  Fujimori y los supuestos logros de su gobierno: "Dios está con el chino".
·         Desprestigio y campañas sistemáticas de difamación a través de la televisión y la prensa adicta, redes sociales, campañas que no dudan en recurrir a la calumnia y que permanecen en la más absoluta impunidad.  Una de las primeras campañas de desprestigio fue la que realizó Fujimori, durante los primeros 2 años de su gobierno, contra el Congreso y el Poder Judicial. La preparación psicológica para el golpe de estado de 1992, convencida por la propaganda de que "no había otra salida". Denuncias fundamentadas de secuestros, asesinatos y torturas fueron minimizadas rápidamente argumentando "auto secuestros" o "auto torturas". Los "diarios-chicha" inundaban los quioscos con insultos de todo calibre y acusaciones completamente falsas y sin fundamento alguno. Los programas supuestamente periodísticos de la televisión se dedicaban a acusar de "mentirosos" o "traidores a la patria", a "descubrir" hijas no reconocidas o a inventar inverosímiles conspiraciones internacionales (En la internet se construyó una página web denominada Aprodev ("Asociación Pro-Defensa de la Verdad"), en la cual había información difamatoria correo electrónico con cuentas anónimas, llenando de insultos y amenazas a quienes expresan sus discrepancias políticas. Se creó una página web en el internet  llamando a la “Quema de Libro del Premio Novel a La Literatura”, Mario Vargas Llosa por expresar su opinión política a favor de un gobierno de inserción social, las amenazas anónimas de muerte a miembros de su familia, los ataques el Director del Diario La Primera. Los ataques y la campana de difamación al ex presidente Alejandro Toledo y la difamación contra su esposa e hija, Chantel.  El llamado al golpe de estado de Martha Chávez y la supuesta asociación con los gobiernos extranjero de Ecuador, Bolivia, Brasil y Venezuela. Los recientes ataques a la primera dama de la Nación y sus hijas, los ataques a la ministra de cultura la primera mujer afro-peruana en ocupar un cargo ministerial. El terrorismo psico-social Naranja ha iniciado una campaña sistemática de difamación e intolerancia social.

Alberto Fujimori fue una figura polémica en el Perú, actualmente se encuentra cumpliendo una condena de 25 años de cárcel por crímenes de lesa humanidad y delitos de corrupción de su autoría. Ha sido calificado como autoritario por la prensa y parte de la población, y por algunos personajes públicos como dictador, principalmente a raíz del "autogolpe" de 1992. Cuando instauro una Constitución espuria. En 2004 la ONG Transparency International estimó en unos 600 millones de dólares la fortuna amasada ilegalmente por Fujimori durante los diez años que estuvo en el poder. De este dinero, sólo unos 160 millones han sido devueltos al Estado peruano a fecha de 2009.

Durante la dictadura Fujimorista el lavado de dinero y la deviación a cuentas secretas fue una de las acciones delictivas del gobierno Fujimorista a través del su cómplice principal asesor de gobierno y jefe del Servicio de Inteligencia del Perú, Vladimiro Montesinos gestor intelectual de la institucionalización de corrupción como un sistema de gobierno durante la década Cleptocracia Fujimorista. Durante la Cleptocracia Fujimorista se creó la llamada Prensa “Chicha” con fondos desviados de cuentas secretas, políticos del sistema de la Cleptocracia fujimorista amasaron fortuna, el clientelismo político y el peculado quedaron impune debido que sectores del poder estaban corruptos, desde la justicia, funcionarios de la ley y todo el sistema político y económico. Los Vladi-videos fueron la evidencia visual del sistema de Cleptocracia peruano en la llamada salita del SIN (Servicio de Inteligencia Nacional del Perú), donde Vladimiro Montesinos hacia omnipotencia del desvío de dinero para sobornar o comprar políticos.

El terrorismo como táctica, es una forma de violencia política que se distingue del terrorismo de estado por el hecho de que en éste último caso sus autores pertenecen a entidades gubernamentales.
La quema de libros y la destrucción de bibliotecas tienen una larga historia y pertenece a los lamentables capítulos de la censura, el fanatismo, la guerra y la estulticia. La quema de libros es la práctica, generalmente promovida por grupos  o sectas políticas o religiosas, de destruir libros u otro material escrito; está vinculada al fanatismo ideológico y suele acompañar a muchos conflictos bélicos. La práctica es generalmente pública y está motivada por objeciones morales, políticas o religiosas, al material publicado. En tiempos modernos, otras formas de almacenamiento de información, como grabaciones, discos de vinilo, CD, videocasetes y páginas de internet, se han incluido dentro de esta práctica. Esta práctica lamentablemente retorno al Perú después de la derrota del Fujimorismo vinculada al fanatismo político contra la literatura en la persona del Premio Nobel.
El Perú es una de las sociedades de América Latina donde el desprecio por la vida se convertido en un común denominador parte de un segmento de la sociedad, la reciente muerte un de joven peruano por una contienda futbolística entre el clásico Universitario de Deportes y Alianza Lima, los linchamientos humanos en los pueblos jóvenes, y el discurso violentista que ha desatado el Fujimorismo Naranja desde su última derrota electoral, el llamado a la quema de libros al Premio Nobel de la Literatura, los ataque de Martha Chávez y Fujimoristas jueces de la Corte Suprema y el sistema de justicia, los ataques a la primera dama de la Nación, Nadine Heredia y sus pequeñas hijas, el bochornoso escándalo de la Fujimorista Martha Chávez en el congreso haciendo llamado a un golpe de estado, los ataques a la primera ministra de Cultura por su origen Cano-autora afro-peruana, Susana Baca,  y el desprecio racista contra las minorías étnicas en el Perú. La campana de difamación y teorías de conspiración con la ministra de la Mujer, Mocha- Aida García Naranjo, la tragedia de los tres niños fallecidos en la ciudad de Cajamarca por comer alimentos con insecticidas del PRONAA ( Programa Nacional de Asistencia Alimenticia). El Fujimorismo a través de la prensa chicha busco crear una teoría de conspiración y hacer de la muerte de los tres niños un show-político.
En el Perú existe una cultura de desvalores atraviesa todas las clases sociales y se da en todos los estadios deportivos: no solo en el fútbol metropolitano, también en las regiones.  Esta cultura de desvalores tiene sus orígenes en la intolerancia y los linchamientos que son prácticas que conviven en los diversos segmentos sociales de la sociedad peruana. El Perú está acostumbrado a los linchamientos como parte de la historia social y la opinión pública suele ser complaciente con los linchamientos un país donde el sistema judicial es débil y muchas veces corrupto, la llamada  “justicia popular” es vista como una alternativa fea pero necesaria. Un linchamiento es un acto arbitratorio puesto que rompe el principio de justicia y el sistema de normas jurídicas. La turba que decide linchar a una persona no se guía por un código de reglas y procedimiento, sino exclusivamente por su deseo de castigo de resarcir lo perdido.

El campeonato de la Copa Perú y de segunda categoría es un muestrario semanal de grescas. Y cuando se trata de un encuentro entre dos clubes importantes, como es el caso de un clásico, desde una semana antes, irresponsablemente, algunos dirigentes, jugadores, entrenadores y periodistas preparan la atmósfera violentista marqueteando que "será un partido a muerte" Y en muchos casos la retórica de los titulares periodísticos es fiel reflejo de la retorica de la hinchada (agresiones verbales) y no una descripción verídica de lo que se espera del espectáculo; de alguna manera, indirectamente, se confabulan con los hinchas para crear un ambiente de peligro físico, destrucción de la propiedad privada, con derramamiento de sangre y muerte. Se trata de vender más periódicos, tener más auditores o televidentes. Lo sucedido con la vida, pasión y absurda muerte del joven Walter Oyarce no es resultado, pues, de un caso aislado, producto de la euforia de unos hinchas fanáticos, la intolerancia social en un cultural de desvalores

El Machismo-Macarthista
La campana macho-macarthista de insultos de los parlamentarios Alberto Beingolea (Alianza por el Gran Cambio), Alejandro Aguinaga (Fuerza 2011) y Mauricio Mulder (APRA-Concertación Parlamentaria) contra la Ministra de Cultura y la Ministra de la Mujer constituyente parte de las teorías conspirativas, es el esfuerzo de destinar responsabilidades individuales a eventos negativos. Los diarios “chichas” creados con fondos derivados del Servicio de Inteligencia en el Perú tienen una tendencia a comenzar a buscar culpables.  El machismo, expresión derivada de la palabra "macho", se define como la "actitud de prepotencia de los varones respecto de las mujeres". Una definición más amplia dada por algunos movimientos feministas lo define como "el conjunto de actitudes y prácticas aprendidas  sexistas llevadas a cabo en pro del mantenimiento de órdenes sociales en que las mujeres son sometidas o discriminadas. Se considera el machismo como causante principal de comportamientos heterosexistas u homofóbicos. El machismo engloba el conjunto de actitudes, conductas, prácticas sociales y creencias destinadas a justificar y promover el mantenimiento de conductas percibidas tradicionalmente como heterosexualmente masculinas y, también, discriminatorias contra las mujeres.  El macarthismo (mccarthismo, maccarthismo o macartismo) es un término que se utiliza en referencia a acusaciones (generalmente oportunistas) de deslealtad, subversión o traición a la patria sin el debido respeto por las pruebas y/o evidencias. Se origina en un episodio de la historia de Estados Unidos que se desarrolló entre  1950 – 1956  durante el cual el senador Joseph McCarthy desencadenó un extendido proceso de delaciones, acusaciones infundadas, denuncias, interrogatorios, procesos irregulares y listas negras contra personas sospechosas de ser comunistas. Los sectores que se opusieron a los métodos irregulares e indiscriminados de McCarthy denunciaron el proceso como una "caza de brujas" y llevó al destacado dramaturgo Arthur Miller a escribir su famosa obra Las brujas de Salem (1953).
Karl Popper en su trabajo de dos volúmenes Las sociedades abiertas y sus enemigos, 1938–1943,  usó el término "teoría conspirativa" para criticar las ideologías que conducen al fascismo, nazismo y comunismo.  Karl Popper argumentó que el totalitarismo estuvo fundado en "teorías conspirativas" que recurrían a complots imaginarios conducidos por escenarios paranoicos predicados en el tribalismo, o racismo. En el escenario político del Perú, el Fujimorismo recurre a los complots imaginarios para crean un clima de inestabilidad e inseguridad social.
En búsqueda de respuestas a tal pregunta, la teoría conspirativa se ha vuelto un tema de interés para sociólogos, psicólogos y expertos en folclore.  Una visión del mundo que tiene como centro teorías conspirativas en el desarrollo de la historia se denomina en ocasiones como "conspiracionismo".  El término "conspiracismo" fue popularizado por el académico Frank Mintz durante la década de 1980. El trabajo académico en teorías conspirativas y conspiracismo.
De acuerdo a Mintz, el conspiracismo denota creencia en la primacía de conspiraciones en el desarrollo de la historia”. “El conspiracismo satisface las necesidades de diversos grupos políticos y sociales. Identifica élites (partidos políticos, instituciones, ONG, clanes familiares, organizaciones de crimen organizado – narcoterroristas- etc.), las culpa por las catástrofes económicas y sociales, asume que las cosas serán mejores una vez la acción popular las pueda remover de las posiciones de poder. Como tales, las teorías conspirativas no tipifican una época o ideología particular”. A lo largo de la historia humana, líderes políticos y económicos "han sido" genuinamente la causa de enormes cantidades de muerte, miseria, y ellos en algunas ocasiones se han visto involucrados en conspiraciones mientras al mismo tiempo promueven teorías conspirativas sobre sus objetivos. Esta teoría puede explicar la constante del Fujimorismo de conspirar contra la practicas y políticas que representen la inserción social en un país socialmente segmentado y étnicamente diversos por un conjunto de culturas que conviven entre si, pero que no ha encontrado puentes donde pueden transitar y compartir experiencias y dialogo de concertación. La historia política del Perú esta marca por una serie de pequeñas guerras irresuelta históricamente y mitos peruanos.
En durante la era de la Cleptocracia se creó el Mito Fujimorista desde las teorías de la “conspiración”
·         Fujimori es el único que puede gobernar el Perú. Expresado por el mismo Fujimori al anunciar su ilegal postulación presidencial en diciembre de 1999, representando el mesianismo en un paralelo al llamado “presidente Gonzalo”,  característico de una personalidad narcisista, que lo hace ver como insustituible, irreemplazable, superior a todos los demás, con derecho a hacer lo que quiera sin responder ante nadie y carente de cualquier defecto, y por lo tanto, intolerante a todo tipo de crítica. El chino pero también Samurái dos antípodas en uno.
·         El Perú necesita de un gobierno fuerte una dictadura. Basado en la creencia del "fracaso histórico" de la democracia, este mito fue exaltado al máximo durante el periodo 1990-92 mediante la campaña sistemática de desprestigio de las instituciones constitucionales, opositores, personalidades académicas, las  Cámaras Alta y Baja, instituciones políticas como el Congreso, el Poder Judicial y los partidos. Campaña que no fue casual, sino pre-meditada y destinada a preparar el terreno para el golpe de 1992 e instaurar una Constitución espuria reduciendo los derechos civiles y laborales. El Fujimorismo a través de una campana psico-social se hizo uno de la manipulación social y creo los mitos que: "la democracia no se come", "aquí hace falta alguien con mano dura", "el peruano no entiende por las buenas".
La teoría conspirativa consistió en la explicación de los eventos o cadena de eventos a partir de la ocultación de las verdaderas causas al conocimiento público, a menudo engañoso, por parte de un ge un grupo de personas que controlaron los medios de comunicación y organizaciones creadas para este propositito y personas influyente que permanecieron en la sombra. Muchas teorías conspirativas afirman que eventos importantes en la Historia han estado dominados por conspiradores que manipulan acontecimientos políticos detrás de escena.
La Falsabilidad de la  fecha de nacimiento de Fujimori y la fecha de nacimiento del Estado peruano.
El Fujimorismo herido ha iniciado una campaña psico-social en marcada en la teoría conspirativa que podemos definirla como el Terrorismo Naranja. Las teorías conspirativas son basadas en ignorancia, carencia de sentido crítico de los destinatarios y en la oscuridad de los hechos y de enlaces entre ellos; por lo tanto tales teorías son basadas en la imposibilidad de verificación de tales hechos.  La teoría conspirativa que creo Vladimiro Montesino sobre el lugar y fecha de nacimiento de Alberto Kenya Fujimori Fujimori (en japonés: Ken'ya Fujimori (藤森 謙也, Fujimori Ken'ya?) nació en Lima un 28 de julio de 1938. El 28 de Julio de 1821 el general José de San Martin, al mando de la Expedición Libertadora del Perú proveniente de Chile, proclamo en Lima, la independencia del Estado Peruano. Las dudas sobre la fecha y lugar de nacimiento de Alberto Kenya Fujimori fueron parte de un largo debate en el Perú. Pero a la luz de las teorías conspirativas la fecha de nacimiento de Fujimori coincide con evento político social de transcendencia histórica la “Independencia de una colonia del Imperio Español. La fecha de nacimiento de Fujimori se inscribe en las teorías conspirativas de nacimiento y la Independencia del Perú, una fecha patriótica nacional. El elemento psico-social fue la creación de mito del gobernante predestinado o mesiánico, que no necesita de un Congreso por que este sobre dimensionado, porque el peruano y peruana no entiende a las buenas, y necesita de una mano dura que doblega a la raza cobriza. Por ello que las esterilizaciones a las mujeres indígenas no fueron contra su voluntad, sino sin su voluntad. Promovidas durante del decenio Fujimorista.

El terrorismo Naranja es ejercido través de la prensa ‘Chicha” peruana y de las redes sociales. El propósito del terrorismo naranja es crear un clima de inseguridad en la sociedad peruana y el retorno de la Cleptocracia de la dinastía Fujimorista. El terrorismo psico-social naranja crea la brecha entre la inserción social y la Cleptocracia social.

Publicado por La Diáspora Peruana en Wednesday, October 05, 2011

Popular posts from this blog

Las Pandillas en el Peru : Los jóvenes invisibles & los pandilleros visibles

CRIMEN DE LESA HUMANIDAD EN EL PERU: Definiendo el crimen contra la humanidad

Conversando con Chantal Toledo Karp