LUCES Y SOMBRAS DEL DESEMPEÑO ELECTORAL DE LA IZQUIERDA

LUCES Y SOMBRAS DEL DESEMPEÑO ELECTORAL DE LA IZQUIERDA

ABRIL 11, 2016

Por: Manuel Guerra. 
A estas alturas (domingo 10 de abril, 11:15 pm) las cifras oficiales, todavía parciales, no vislumbran con certeza si Verónika Mendoza irá a la segunda vuelta. No obstante, cualesquiera que sean los resultados, la votación alcanzada representa el logro más importante de la izquierda desde los años 80 del siglo pasado, lo cual modifica sustancialmente el mapa político peruano y sus consecuencias se harán sentir en los años venideros.
Diversos factores han intervenido en este escenario. En primer lugar, el hecho objetivo que existe un amplio sector de la población que aspira a un país distinto al que nos ofrece el modelo neoliberal, que reclama cambios de verdad y que busca representaciones distintas a la fauna corrupta que ofrece la derecha cavernaria. Este sector ya se expresó desde los 90, cuando dio su respaldo a Alberto Fujimori, entonces enfrentado a Vargas Llosa, neto adalid de los grupos de poder. Asimismo, le dio el triunfo a Alejandro Toledo, entonces abanderado de la Marcha de los 4 Suyos, y, más recientemente, a Ollanta Humala que se presentó enarbolando el programa de la Gran Transformación.
Verónika Mendoza ha tenido la virtud de conectar y canalizar las aspiraciones de esta gente. Su candidatura tiene el mérito de haberse abierto paso en condiciones muy difíciles, cuando pocos creían que iba a jugar un rol protagónico. Con escasez de recursos, sin contar con una fuerte estructura partidaria, con una izquierda dispersa y el movimiento popular fragmentado, ha recorrido el país sembrando esperanza, dándole confianza a la gente, rompiendo temores, sin hacer concesiones a sus planteamientos programáticos. Todo ello enfrentando una brutal ofensiva de la derecha, su poder económico y mediático al servicio de una guerra sucia desatada en su contra.
Hay que mencionar, además, el vacío político abierto a raíz de la decisión del JNE de dejar fuera de carrea a Julio Guzmán y César Acuña, lo que motivó que parte de ese electorado se orientara hacia las candidaturas de Alfredo Barnechea y Verónika Mendoza. El equipo de campaña del Frente Amplio se mostró a la altura de los retos, demostró olfato y creatividad para sacar provecho de las condiciones favorables y de los errores de los adversarios.
La campaña de Verónika Mendoza tuvo también el mérito de lograr importantes niveles de unidad del pueblo izquierdista, en su mayor parte fuera de los partidos. Las organizaciones de izquierda, asimismo, se fueron sumando alrededor de esta candidatura, contribuyendo en la campaña y en la organización de los personeros. No obstante, el hecho de que la unidad de la izquierda y el progresismo no se forjara desde un inicio en un solo bloque, con un solo programa y una sola candidatura, fue un error que le otorgó una clara ventaja a la derecha.
El ejemplo más claro de lo dañino de la estrechez de miras y el divisionismo lo tenemos en el desempeño de Gregorio Santos, cuyos seguidores hoy festejan el resultado obtenido en Cajamarca, sin considerar lo que sucede en el resto del país y el efecto nocivo de sus acciones. La derecha deberá estar muy agradecida con Democracia Directa y su representante por haber impedido una clara victoria de Verónica sobre PPK.
Con los resultados obtenidos por el Frente Amplio y el liderazgo de Verónika Mendoza se abre un nuevo episodio para la izquierda peruana. El gran reto consiste en transformar el espacio electoral en un compromiso consciente y organización; aprovechar la oportunidad que se presenta para construir la más amplia unidad de la izquierda y el progresismo. Lo peor que podría ocurrir es que se imponga nuevamente el sectarismo y se eche por la borda lo avanzado. Confío que Verónika Mendoza, las organizaciones del Frente Amplio y el conjunto de los partidos de la izquierda estarán a la altura de ese reto, que juntos resistiremos la inevitable ofensiva derechista y persistiremos en abrir un nuevo rumbo a nuestra patria.


Popular posts from this blog

Las Pandillas en el Peru : Los jóvenes invisibles & los pandilleros visibles

Conversando con Chantal Toledo Karp

CRIMEN DE LESA HUMANIDAD EN EL PERU: Definiendo el crimen contra la humanidad