El elector peruano y sus rasgos psicológicos

El elector peruano y sus rasgos psicológicos
El elector peruano y sus rasgos psicológicos

El electorado peruano es un personaje a tipico en la cultura politica de Latinoamerica. La prensa internacional se ha preguntado porque la baja estima del electorado peruano. La convivencia con la corrupcion y la violencia social ha generado un temor generalizado u una baja estima del peruano que no se siente ciudadano de una Nacion.  La brecha limeno provinciano esta presente, incluso en el discurso politico de los candidatos. La cultura de la violencia y la sombre del terrorismo es atisada en las elecciones, aclaman el retorno al terrorismo como psico-social, Los ataques a politicos y presidentes de paises vecinos como Colombia, Venezuela, Bolivia, Chile para exsaltar el chauvisnimo nacionalista. Piensan que el Peru puede copiar modelos, o ser como sus vecinos, y olvidan que cada pueblo o nacion tiene su identidad propia. Es eveidente la falta de identidad del Peru como Nacion, que lo lleva ha compararse. La historia politica y cultura de un estado fuerte, dominante donde impero la prepotencia y la discrimiancion tiene como resultado la baja estima de los peruanos al momento de elegir, que se expresa en la frase. " No importa a robado, es mentiroso, paga coimas, pero No es malo. No importa elegir un candidato que tiene un pasado oscuro o sombrio. No hacen distincion entre el bien o el mal. Simplemente les da igual... asi es el Peru.


El elector peruano y sus rasgos psicológicos

Perfil del votante nacional. Tres especialistas en salud mental estudian la psique de los que acudirán a las urnas este 10 de abril. Desde la baja autoestima, la poca capacidad de análisis, los que justifican los actos de corrupción y los que tienen una escasa proyección hacia el futuro. Son los rasgos más persistentes en el electorado nacional.

Escribe: Renato Arana

¿Qué motiva a un peruano a escoger a tal o cual candidato más allá de sus propuestas? ¿Cómo es el elector nacional por dentro, a nivel psicológico? Especialistas en salud mental analizan a los electores de acuerdo a los candidatos a la presidencia.

Para Freddy Vásquez, psiquiatra del Instituto Nacional de Salud Mental, existe similitud entre ciertas características entre el elector y el candidato, pero para reforzar este vínculo, el aspirante al sillón de Pizarro se ayuda de señales auditivas (discursos, slogans), visuales (símbolos, colores oficales de campaña) y sensoriales (abrazos, besos).

Manuel Saravia, psicólogo y psicoterapeuta del Instituto Psicológico y Consultoría, explica que, para que un candidato obtenga votos, debe trabajar el aspecto emocional más que el intelectual.

Keiko: voto al padre

En cuanto a Keiko Fujimori, hija del ex presidente Alberto Fujimori, Vásquez señala que quien apuesta por la lideresa de Fuerza Popular pertenece a grupos marginales que no ven a Keiko como una líder sino, simplemente, como el vehículo para la continuidad de la 'obra' del padre. 
Este elector, detalla Vásquez, es una persona sin capacidad de análisis, aspira a logros inmediatos sin proyectarse en el futuro.

Señala que este elector es consciente del cierre del Congreso, la formación de grupos paramilitares, las acusaciones de corrupción durante la administración de Alberto Fujimori pero, aún así, poco le importan estos hechos pues considera que en su momento el gobierno lo atendió a través de políticas asistencialistas.

"Ellos no olvidan a Fujimori por esto", agrega Saravia y continúa: "Y desde que terminó el gobierno fujimorista, este elector se siente desatendido y eso se refleja en las encuestas con su candidata adelante".

¿Es acaso un elector carente de brújula moral? "No, distingue el bien y el mal, pero se deja llevar por lo que hizo el padre", responde Vásquez. 

Por su parte, Saravia explica que cuando una elector establece un vínculo emocional, cae en la subjetividad:
 "Ya no ven al líder negativamente,  minimizan sus errores y hasta buscan victimizarlo".

Un rostro no familiar

Pedro Pablo Kuczynski se benefició con la exclusión de Julio Guzmán (Todos por el Perú) y César Acuña (Alianza para el Progreso), candidatos que tenían considerable porción de la tajada electoral. 

Sin embargo, pese a esta privilegiada posición la identificación con la mayoría es el principal problema del candidato de Peruanos por el Kambio (PPK), coinciden ambos especialistas.

Saravia considera que esto se debe a que el votante lo percibe como una figura distante, incluso como la de un turista: "Con ese rechazo lo que le están diciendo es: ¡Tú no perteneces aquí!"

Freddy Vásquez lamenta que muchos de los que consideraban darle su voto hayan declinado por no cumplir promesas, como el caso del pasaporte norteamericano. Su elector es alguien que más se inclina por las señales auditivas que por las visuales y sensoriales y allí es donde falla el mensaje de Kuczynski.

Buscan opción nueva

A raíz de la salida de Acuña y Guzmán en medio de la carrera electoal, la sorpresa fue ver el alza de Alfredo Barnechea (Acción Popular) y Verónika Mendoza (Frente Amplio). 

Saravia señala que el elector de Barnechea es una persona que se conecta con el candidato en la parte cognitiva de los discursos. La parte emotiva tiene mucho que ver, cree, debido al carisma del candidato. 

Es gente que ve en Barnechea a una imagen paternal, ya que por su edad denota madurez y, por su estado físico, vigor. "Sus electores son gente que podría estar entre le derecha y el centro, es gente con sentido analítico", estima Freddy Vásquez.

Un porcentaje de sus votos proviene, coinciden los especialistas, de los de Julio Guzmán, pues también ven en Barnechea a una opción sin un pasado tan cargado como Toledo, García o Fujimori.

Vásquez explica que los simpatizantes de Guzmán son jóvenes que se identificaron con el ex candidato por su edad, relativamente joven.

"El que iba a votar por Guzmán es un aventurado, que quiere algo nuevo,  no se siente identificado con los políticos tradicionales. Tienen mucho entusiasmo, sin conocer un plan (de gobierno) coherente", analiza Vásquez. En su momento, Guzmán, agrega Saravia, se benefició del 'antivoto' contra Alan García (por el caso de los narcoindultos) y Alejandro Toledo (Ecoteva) por dar dos ejemplos: "Los jóvenes buscaban una representación".

No creen en el sistema

Otra nueva opción que salió de la categoría otros es la figura de Frente Amplio, Verónika Mendoza. Saravia explica que detrás de su creciente porcentaje se encuentra gente con mente abierta y que cree en la igualdad de género, o en el establecimiento de la Unión Civil en la sociedad. 

"Es gente que se siente desatendida y no cree más en el sistema tradicional", detalla el especialista ¿Desatendida igual que el elector de Keiko? "Verónika pudo llegar más a esa gente... aunque para eso se requería de una gran estructura partidaria y un presupuesto", agrega Saravia.

Vásquez describe al votante de Mendoza como idealista y siempre esperanzada en las promesas de la izquierda peruana. "También le llama la atención de que sea una mujer y ese elector quiere darle a Mendoza una oportunidad por el género", declara el psiquiatra.

El votante de Alan

"Es recalcitrante y tiene en la mente la frase aquella que solo el Apra salvará al Perú", describe Freddy Vásquez al elector de Alan García. Su esperanza, agrega, es que se repita un gobierno similar al del 2006-2011 aunque sin escándalos como el de los 'narcoindultos'.

"Este elector admite la corrupción que hubo, pero no le importa porque es un fanático de años, recuerda a Haya y otros líderes apristas como Townsend, el 'Cachorro' Seoane", opina Vásquez.

En el caso de García, interviene Manuel Saravia, existe mucho voto escondido: simpatizantes que, por temor a la crítica, no se atreven a confesar su preferencia por el líder del Apra. Algo más, la población femenina siente rechazo hacia García tras revelar un hijo concebido fuera del matrimonio: "Ellas no le perdonan lo que le hizo a Pilar Nores y no lo apoyarán más", revela Vásquez.

Electorado desigual

Para el reconocido psiquiatra Mariano Querol sería aventurado describir un perfil de grupos humanos, especialmente en el Perú: un país con identidades múltiples. "Ni siquiera la izquierda está unificada aquí. ¿O acaso hay un grupo sólido de derecha? No hay un conglomerado", cuestiona Querol.

Agrega que sería mucho más fácil realizar un perfil en Estados Unidos donde existen dos partidos (Demócrata y Republicano): "Ahí, al menos se puede dibujar un perfil de acuerdo a sus ideales".


Sin embargo, el especialista coincidió con que el elector peruano carece de un sentido de prevención y no se proyecta al futuro pese a desconocer su realidad. "Es de la idea de 'ya no acomodaremos'", lamenta, enfático, Mariano Querol. Un perfil diverso, múltiple, complejo, el del elector peruano.

Popular posts from this blog

Las Pandillas en el Peru : Los jóvenes invisibles & los pandilleros visibles

Conversando con Chantal Toledo Karp

CRIMEN DE LESA HUMANIDAD EN EL PERU: Definiendo el crimen contra la humanidad