Mujeres que abren el espacio social en la política en el siglo XXI,



  Mujeres que abren el espacio social de convergencia en la política en el siglo XXI.
Nadine Heredia, Susana Villarán de la Puente y Lourdes Flores Nanos

Jorge Yeshayahu Gonzales-Lara




El acceso de la mujer a la política comenzó a finales del siglo XX, cuando las mujeres ganaron la batalla por el derecho al voto, aunque en algunos países la aprobación del voto femenino no llego hasta mediados del XX. La historia social está marcada por mujeres que cambiaron la historia por sus acciones y la inclusión social de la mujer. La historia de la mujer peruana en la política ha forjado nuevos actores políticos, en la apertura del Siglo XXI, entre ellas, Susana Villarán de La Puente desde la izquierda, Lourdes Flores Nano desde la derecha liberal peruana, Nadine Heredia desde el movimiento nacionalista y Keiko Fujimori desde la derecha pragmática. Mujeres. El acercamiento de la mujer en a la política ha marcado una diferencia con el acercamiento de los varones en política y la distinción esta en el arte de Hacer política y el fanatismo ideológico sobre los intereses de los ciudadanos.


Nadine Heredia

En el Perú la primera dama, Nadine Heredia esposa del presidente electo constitucional, Ollanta Moisés Humala se ha convertido en el blanco de críticas por un sector de la prensa macho-conservadora, comunicadores sociales y políticos conservadores. Los ataques son al estilo de hacer política como primera dama. Nadine Heredia rompe con el papel sumiso, decoratico-protocal de hija, esposa y madre, por el de una mujer con inteligencia, amplio criterio, tomar decisiones, y mantener el control de las situaciones. La historia está marcada por mujeres que rompieron protocolos en los diversos aspectos de la vida social y cambiaron la historia. La reciente apertura de la campana de la Quinua 2013 en las Naciones Unidas, la coloca entre las mujeres en la escena internacional, y el nuevo rol de la mujer en políticas sociales.

Susana Villarán de la Puente y Lourdes Flores Nanos.


Las mujeres han sido las principales actoras en la defensa de sus derechos, no se puede negar que en la actualidad está creciendo el número de varones que están en capacidad de asumir el compromiso por la igualdad. Susana Villarán de la Puente, alcaldesa de Lima y Lourdes Flores Nanos ex candidata a la alcaldía de Lima y dirigente Partido Popular Cristiano; dos mujeres que abren el espacio social en la política en el siglo XXI, y representan el primer precedente en la historia política electoral municipal. Dos mujeres que representan cambios de género en la política peruana y una redefinición de las reglas de juego en el espacio público.

La irrupción de las mujeres en el espacio político ha iniciado procesos interesantes en el Perú. Aunque queda mucho por hacer en materia de igualdad de género, está claro que en el Perú las mujeres se tornaron visibles en política. Susana Villarán y Lourdes Nanos representan ese espacio social de género necesario en la política peruana. Visibilizar la diferencia aporta a un proceso de transformación de las relaciones de género en la sociedad peruana. Un proceso que lleva a aceptar que diferencia y diversidad no pueden seguir generando desigualdad y que la relación entre los géneros debe superar las situaciones de subordinación y discriminación. La perspectiva de género en las políticas públicas es una tarea en aquellas mujeres políticas que han tomado conciencia de la dimensión política de esta perspectiva en el siglo XXI.


La mujer se ha encontrado históricamente excluida de la actividad política en el pasado, y la globalización como un proceso de transformaciones transnacionales rompe con el principio de exclusión entre lo público y privado: “el ámbito de la mujer es el hogar y el ámbito del hombre es la política.” Susana y Lourdes representan lo público y lo privado en la política del Perú en un proceso y un nuevo discurso de género en la política peruana. 50 anos de reconocer el derecho a voto de la mujer, el nuevo reto es que las mujeres peruanas tengan las mismas posibilidades de participar en la toma de decisiones en el Perú.

La constitución del Perú de 1933 aprobó el voto para la mujer. Este voto se restringía a las mujeres mayores de edad, que en ese momento era 21 anos, las casadas o que lo hayan estado, y las madres de familia. Sin embargo, las elecciones municipales no fueron instauradas hasta 1963.

En 1954, durante el gobierno de Manuel Odria, se propone el derecho a voto para la mujer; y mediante la ley de 12391 de setiembre 7 de 1955 el voto a las mujeres alfabetos mayores de edad o mayores de 18 anos casadas pueden elegir y ser elegidas. La oposición de conceder el derecho a voto a la mujer estaba basado en la suposición que el ingreso de la mujer a la esfera política destruiría la familia y el hogar. Esta percepción aun persiste en el Perú, especialmente frente a dos mujeres: Susana Villarán candidata a la alcaldía municipal de Lima por el partido Fuerza Social y Lourdes Flores La candidata a la alcaldía de Lima por Unidad Nacional del Partido Popular Cristiano (PPC).


Susana Villarán y el factor en políticas públicas municipales.

La participación política femenina en el Perú, ha permitido una desideologización del discurso político frente al tradicional discurso político en los candidatos varones en la política del Perú. El prejuicio social de la mujer en la política aun es evidente en el electorado del Perú.

Susana Villarán se ha convertido en el factor político de gobernabilidad en administración de la ciudad capital del Perú, Lima y el principio de la recomposición de la concertación social y política en el Perú. En la historia de la mujer en política, en los procesos socio-políticos se ha convertido en el centro de atención de otras fuerzas sociales y políticas del Perú. Los políticos que tradicionalmente varones ven que esto atenta con la visión-político-patriarcal de la política en el Perú. La campana de revocación contra la administración municipal apunta a la recuperación de un grupo de machos-políticos, bajo el argumento que las mujeres son incapaces, ineficientes, insoportables y que ello se atribuyen a los periodos menstruales de la mujer. 

El fundamento de los violadores, abusadores y machistas se racionaliza en la expresión “las damas siempre dicen NO y terminan diciendo que SI” expresión que expreso recientemente el abogado Marco Tulio, del grupo de los revocadores contra la Alcaldesa Susana Villarán. Lo que esta frase guarda es la visión sádico-sexual, que percibe a la mujer como un objeto o juego sexual. El  abusador se reafirma en su psique, expresando que las mujeres “terminan diciendo Si”.

El nuevo elemento en el discurso político es la concertación de fuerzas ciudadanas, Lima es todos, “todos somos la ciudad”, por una ciudad con seguridad social y prosperidad económica. La apertura a nuevas fuentes de trabajo, la seguridad social, la apertura al turismo como fuente de ingreso, la mejora calidad de educación, el derecho al seguro de salud, y la lucha contra la corrupción institucionalidad en Lima.

Frente a este nuevo discurso de concertación social, Lima no puede parar, las fuerzas conservadoras machistas regresan al pasado macartista-machista. La sociedad limeña es de todos los ciudadanos de Lima, cada ciudadana y ciudadano limeño tiene deberes y responsabilidades cívicas con la ciudad. Es nueva concepción de la ciudadanía de respecto a los derechos ciudadanos, civiles, la lucha contra la violencia domestica, la igualdad de derechos al salarios, el accesos de la mujer a la política, el respecto y a la digna por la labor domestica y económica se enfrenta a la visión conservadora y tradicionalista de la mujer y la función domestica, y complacer al cónyuge que se puede resumir en la frase machista “

La transparencia política del nuevo discurso político, tiene una carga social y la relación política y hogar familiar son nuevos elementos en el factor de la mujer en la aplicación de políticas públicas en el entorno  municipal. Paralelamente, las críticas a Susana Villarán y Lourdes Flores Nano provienen de varones con una premisa machista. Estos son algunos de los comentarios en los medios periodísticos y redes sociales. El odio de género contra las mujeres se puede explicar por los espacios sociales, políticos y económicos que han alcanzado en las sociedades.

La revocatoria es uno de los mejores espejos sociales, que nos permite observar y hacer un análisis de los comportamientos en términos de género. Los revocadores por su mayoría hombres con comportamientos machistas, entre ellos algunos acusados de abusadores sexuales como el caso de Pastor, Linares, otros acusados de no pagar mantenciones alimenticias, además la publicidad y spots publicitarios, presentan a jóvenes en posturas provocativas sexuales buscando llegar al libido de un segmento de los peruanos varones. Podemos resumir que los spots publicitarios del SI, como spots que busca llegar a la libido del sujeto electoral, no a la conciencia del electorado. Estos spots presentan como verdades a medias, o rumores como elementos factuales.

El rol de la mujer en la política del Perú habré nuevos espacios sociales para la construcción de diálogos y la construcción de políticas públicas. Esta mirada gira en el arte de hacer política frente al fanatismo ideológico en la  confrontación y no el construcción de política públicas para gobernar y mejores la calidad de vida de todos los ciudadanos.

Popular posts from this blog

Las Pandillas en el Peru : Los jóvenes invisibles & los pandilleros visibles

CRIMEN DE LESA HUMANIDAD EN EL PERU: Definiendo el crimen contra la humanidad

Conversando con Chantal Toledo Karp