NO a la revocatoria. Este no es un tema de gestión, ni ético per se. Es un tema político e ideológico.



Opinion y Analisis

NO a la revocatoria.
Este no es un tema de gestión, ni ético per se.
 Es un tema político e ideológico.
 

Arturo Quispe Lázaro
Sociologo, analista politico
especialista en tema de interculturalidad



 

La Diaspora/Latino Digital Magazine 
 
Yo estoy en contra de la revocatoria. Doy mi apoyo a la decisión política de Susana Villarán de enfrentarse a la corrupción, a las maniobras claramente corruptas de grupos políticos que se enquistan en organismos públicos con fines de aprovechamiento económico y político para continuar con el clientelismo y la práctica política de "roba, pero haz".  Este no es un tema de gestión, ni ético per se, es un tema político e ideológico que se enfrenta por el dominio de la administración del gobierno local más importante de la ciudad: La municipalidad Metropolitana de Lima, y se reviste de gestión, de una supuesta "eficiencia" cuando en realidad a los grupos de poder económico y político les interesa el estado como botín. Doy mi apoyo a la gestión de Susana Villarán, aún con sus errores, y dificultades, apoyo la honestidad y la acción política con transparencia. No es fácil enfrentarse a la corrupción, a los grupos políticos de derecha, y a los medios de comunicación que controlan y hacen una campaña sistemática en contra de la alcaldía de izquierda. Lo más fácil es "dejar hacer, dejar pasar".


Aquí, no es momento de disquisiciones absurdas cuando hay que enfrentarse, por principios, a los corruptos y los que hacen de la política una cloaca, y a los que en la sombra, hacen uso de la trampa, de los vacios legales para esquivar la ley, y para delinquir. Porque se delinque no solo metiendo mano al bolsillo ajeno, sino también engatusando a la gente: hacer creer que las acciones son honestas cuando todos sabemos de las protervas y deshonestas intenciones detrás de la revocatoria. En este caso sería más bien la estafa. ¿Alguien ha solicitado una investigación seria acerca de como aparecieron firmas falsas de gente muerta que llenaron los planillones para la revocatoria? ¿Estas personas que hablan de "incapaz" e "ineficiente" dijeron algo cuando se descubrió el llenado de planillones con firmas falsas? ¿Si la población lo quería como dijeron como es que tenían que comprar las firmas, inventar nombres, hacer firmar a muertos? ¿Lo que hicieron estos revocadores fue honesto, transparente y eficiente de conseguir de ese modo las firmas? Eso, a las claras, nos indica que la revocatoria no es ni de gestión, ni de ética, ni de honestidad. Es un asunto político e ideológico. Parte de la derecha, la DBA, los medios de comunicación que controlan y sus acólitos buscan tirarse abajo un gobierno de izquierda, simple y claro. Ahí, no importa ni la gestión, ni de "eficiencia", y menos de honestidad. Pero buscan enmascararlo así, para hacer un tráfico político.


LOS PERSONAJES DE COMUNICORE Y EL EVANGELICO

No se necesita vivir tan cerca o tan lejos para darse cuenta que detrás de la revocatoria hay oscuros intereses. Basta ver a los personajes que la han impulsado, y cómo lo han llevado a cabo: Marco Tulio se ha convertido en el vientre de alquiler, busto parlante y actuante de los grupos oscuros de la política y poder económico, que no dan la cara. Uno de los más visibles políticos de baja estofa, que está detrás de la revocatoria, es Castañeda, un personaje limitado, con angurria de poder y con el merito de haberse codeado con gente que lo mantiene en la palestra política para que cumpla su agenda particular. 


El sabedor de Comunicore, una mafia realmente nefasta. Todos hemos visto como esa mafia utilizó a humildes personas (les pagaron S/. 100 soles a cada uno, unos 15 aprox.) para sacar millones de dinero del banco y llevárselo a lugares desconocidos, eso fue Comunicore, eso fue Castañeda y su gestión oscura. El que ha utilizado las necesidades legítimas de la gente más pobre para publicitarse políticamente. Esto nadie lo puede negar. El, que ha necesitado dos periodos de gobierno municipal para establecer vínculos con gente igualmente oscura, los que viven de la política y siempre están buscando qué partido le sacan a sus acciones. Son justamente esos grupos que al no estar en medio de las decisiones en el gobierno municipal no tienen acceso a sacar nada por debajo de la mesa (lo han dicho los propios transportistas de la gestión de Castañeda). Ahora son ellos los que están en contra de Villarán. Marco Tulio su ejecutor junto con otra gente igualmente impresentable: Vidal y el evangélico, el pastor José Linares Cerón urdidor político y de campañas ultraconservadoras, que utiliza a la población evangélica para hacer campaña política (él lo mencionó en uno de los "tulio audios"). Son ellos, junto con sus medios de comunicación los que ahora claman !Ineficiente! !incapaz! a Villarán cuando antes le decían !vaga! !anda, trabaja! 

EN EL PRIMER DIA DE GESTION

Basta fijarse en los diarios de la DBA que desde "Lady vaga" hasta "incapaz" no han detenido nunca desde el primer día de la gestión de Villarán. Para ello se han valido de todo. Si no, recuerden a Fabiola Morales, la Martha Chávez castañedista, el mismo domingo antes de ungir a Villarán como alcaldesa de Lima, ya decía que la iban a revocar. EL MISMO domingo día de elecciones. (Aún antes de ser elegida, aún antes de asumir el cargo, ellos ya sabían que la tenían que revocar, el motivo no importaba, lo que buscaban era sacarla del sillón municipal) y se repitió aún mas durante las primeras semanas, y meses siguientes de gestión, cuando se sabía que Villarán investigaría la gestión de Castañeda. No solo era Comunicores, todos habíamos experimentado que el "Lentopolitano" tenía meses y meses de no saber cuándo terminaría y se utilizó más dinero de lo planeado, y lo incrementó varias veces (¿alguien de estas personas que hablan de "ineficiencia" dijo algo?). Y cuando se le pedía información, ¿qué decía el oscuro y limitado Castañeda? "esos estúpidos que me critican". Si no te has dado cuenta de esto, no importa estés donde estés, por más que estés al costado de la Municipalidad o en cualquier otra parte, sea en Lima o fuera de ella, te conviertes en un "analfabeto funcional" de la política (hablo de quienes dicen estar enterados y suelen escribir mamotretos, no de aquellos otros sufridos pobladores que suelen ser utilizados políticamente, como los de Huaycán). Y después, algunas personas que dizque han "estudiado" a Marx repiten la misma monserga de la DBA cual 'caído del palto' "¿por qué tengo que apoyar a una inepta?". Yo les diría, no has aprendido nada de Marx, si alguna vez lo leíste. 


LOS REVOCADORES DE LUCHO
Los revocadores, Castañeda y compañía, con sus ejecutores han utilizado y utilizan a la gente pobre con fines políticos: el último caso: pobladores de Huaycán, un sector muy pobre de Lima, fueron conducidos desde su lugar hasta un hotel de Miraflores con el fin de hacerlos protestar en contra de un asesor que no sabían quién era, ni sabían por qué iban a un hotel de Miraflores a protestar. ¿Cómo se llama a eso? No ver eso, no darse cuenta de eso, es simplemente estar fuera de la realidad de los acontecimientos, o como alguien dijo respecto a los apristas es "un rebuzno" político, es cegarse voluntariamente, es en realidad no querer ver por decisión propia y con "voy a mantener mi neutralidad" es decidir de facto de qué lado esta uno. Aquí no cabe ponerse de perfil a estos y otros hechos similares. Ese tipo de actitud es, en concreto, apoyar a los corruptos y manipuladores de siempre.


Aquí no cabe otra cosa que NO A LA REVOCATORIA. Eso por principios. Principios de qué? De honestidad, de transparencia, de tratar de hacer las cosas con buen cauce sin maniobras políticas, ni dobleces de "estoy con el pueblo" cuando en realidad se hace un uso político de ellos con fines ligados a una racionalidad instrumental, como dijera Weber. Eso fue lo que hizo Castañeda. Estar en contra de la revocatoria es enfrentarse a esas formas corruptas de siempre, al clientelismo como forma de hacer política. No es lo único evidentemente, pero eso ha sido una práctica común. En este contexto, de polarización creciente sobre este tema, no cabe otra cosa. Eso tampoco significa dar un cheque en blanco, a nadie. 



Apoyar en su momento a Ollanta fue una opción que algunos asumimos, pero tampoco fue un cheque en blanco. Ahora vemos que fue otra gran decepción. Los que perdieron -la DBA- vuelven a gobernar. Y algunos que lo criticaron y dijeron sin ambages "cachaco" "golpista" "que iba a convertir el país en un satélite de Chávez" ahora, lo apoyan. Ollanta no ha hecho ni más ni menos lo que los grupos de poder quisieron que haga. Ahora ellos están de plácemes, y las acciones de Ollanta no se diferencia de lo que hizo Fujimori, ni Alan García. Más de lo mismo. Ahora "se volvió la tortilla" los que antes criticaron a Ollanta, todos los grupos de poder, la DBA, y algunos otros disfrazados de "neutrales", lo apoyan porque dicen que está haciendo las cosas bien ("tampoco voté por Ollanta, porque el programa de gobierno que ofrecía era una versión completa de lo que hizo Alan García en su primer gobierno, pero aplaudo lo que hace ahora, porque está manejando correctamente la economía en un mundo en crisis " díganme si eso no es una supina ignorancia. Pero corrobora un hecho real: la concepción "neoliberal" y lo ideológico que se desprende de ella se ha anidado en el sentido común de la gente y lo asume y piensa desde ahí como si fuera algo "normal" y "natural", que les parece absurdo pensar de otra manera.). Esa es la gente que los nefastos revocadores necesitan, de hacer creer que es un tema de gestión y repetir la monserga de "ineficiencia" cuando en realidad es una confrontación ideológica y política.

Por todo ello, NO A LA REVOCATORIA. NO a los corruptos.


Lima, 11 de enero, 2013

Popular posts from this blog

Las Pandillas en el Peru : Los jóvenes invisibles & los pandilleros visibles

Conversando con Chantal Toledo Karp

CRIMEN DE LESA HUMANIDAD EN EL PERU: Definiendo el crimen contra la humanidad