La revocatoria y la fractura de identidad del limeño.



La cultura acriollada del limeño.

La revocatoria y la fractura de identidad del limeño.
Jorge Yeshayahu Gonzales-Lara
Sociólogo MA, CASAC-T


"Cierro los ojos e imagino los días en la Trinchera Norte, ahí me abrazaba con cholos, negros, criollos, chinos y toda clase de mestizaje teníamos algo en común menos el acento, pero eso no importaba al final de todo es como el cuento del Zorro y el Sabueso, cada uno en su papel, y es un poco triste llegar a esa conclusión. Tengo la fortuna de estar por estas tierras en donde estoy más cagado porque siendo una ciudad fronteriza con los gringos mi estatus de racista no vale ni un carajo y mas fortuna porque si estuviera en Lima y me daría cuenta que mi hermana sale con un negro o un cholo creo yo que ya me hubiese suicidado...pero sé que es mentira, tal vez solo sea una pose mas, seguramente para pasar el rato y tratar de tener algún tema controversial en mis conversaciones. .."


VIVENCIAS EN BLANCO Y NEGRO
Domingo, 5 de septiembre de 2010.
EL ACENTO LIMEÑO...¿y mi acento?


El Perú es una nación conformada por personas de diferentes tonos de color de piel, y diferentes fisonomías faciales y corporales, una diversidad idiomática del castellano, un país dividido en costa, sierra y selva y una diversidad de lenguas aborígenes e indígenas, cultos populares, una gastronomía diversificada y fiestas patronales.

Lima es la capital del Perú donde residen 8 millones de limeños y migrantes de diferentes regiones del Perú, que han tomado a Lima como su centro de residencia, empleo, educación y convivencia.  Pero los peruanos tienen una fractura profunda, relacionada con su identidad y el mestizaje como discurso político ha servido para en mascarar el racismo. Hoy es parte de la cultura acriollada del limeño, llamar al amigo, al vecino o al oponente peyorativamente, serrano, sambita, cholito, pituca, caviar, fujiratas, terruca, sicarios democráticos, cutreros, wachiturros, mequetrefes, traferos, mermeleros.  Expresiones que se presentan a flor de piel, con el propósito de ofender y herir la estima personal.

La cultura del limeño se ha puesto en evidencia frente la cultura de los migrantes de diferentes regiones que conviven  y comparte la ciudad de Lima. Lima es una ciudad donde convive una diversidad de estilos de vidas. Y los ejemplos más evidentes son los llamados ajusticiamientos “populares”  frente al sistema judicial, las invasiones de terrenos frente al derecho de propiedad, la destrucción de la propiedad pública de la ciudad de Lima, el sistema peatonal y de transporte público frente al sistema de Combis de la muerte. Las personas que han elegido Lima como su lugar de residencia no se rigen por las leyes de ciudad y ponen en peligro la seguridad ciudadana.

El Antiguo Perú fue la cuna de la civilización andina, y ha dejado notables restos que convierten al Perú actualmente en el país con mayor herencia histórica y cultural de Latinoamérica. Hacia el 3,200 A.C en la costa central peruana surgió Caral, la civilización más antigua del continente americano, siendo contemporánea con civilizaciones como Egipto, Mesopotamia, China e India, aunque no fue hasta la Chavín que se sucedieron las clásicas civilizaciones andinas como la Moche, Nazca o Huari. Hacia el siglo XV, el Imperio incaico, se extendió por gran parte del Occidente sudamericano hasta la Conquista en 1532, tras la cual se estableció un virreinato que formó parte del Imperio español.

Los españoles fundaron la ciudad de Lima con el tráfico y explotación de esclavos africanos, con lo cual se configuró la cultura criolla con elementos de la cultura de los moriscos, elementos de la cultura de la inmigración africana y la cultura andina. A ello se une la posterior la influencia de las migraciones procedentes de China, Japón y Europa (Italia, Francia).

A lo largo del siglo XX, hubo cambios en la sociedad peruana al convertirse en un país centralista. Esto generó la sobrepoblación de Lima, lo que obligo a las autoridades y grupo de congresistas de imitar a las sociedades de Europa de forjar una sociedad aristocrática limeña, y a ejercer ciertas medidas para evitar más migraciones campo-ciudad. Una de ellas se originó entre algunos congresistas de la época, quienes presentaron la idea de construir un muro o peaje, que obstaculizara la inmigración andina. A pesar que el muro no se construyo; en el imaginario de los limeños se forjo una fractura identitaria. Esta tiene que ver con la identidad de verse a sí mismo y se oculto en el discurso ideológico del mestizaje, entre del Ser y No Ser, en la frase “quien no tiene de Inga tiene de Mandinga. De esta manera, el racismo se intensifico en los criollos limeños, quienes se distanciaron de sus lenguas aborígenes. Tal vez ello pueda explicar que  a 478 años después de la fundación de la ciudad de Lima, los diálogos entre limeños y peruanos, la prensa, los medios de comunicación, en la literatura, en la farándula y las redes sociales las expresiones racistas son un denominador de odio a flor de piel.

El tema la revocación ha puesto en evidencia la fractura de identidad en el discurso político resultado de diversas expresiones racistas y discriminatoria donde se afirma en las expresiones  de odio  “Serrano nunca bueno, si bueno nunca perfecto, y si perfecto siempre serrano, contra al ex presidente Alejandro Toledo. Las expresiones racistas de “pituca, inepta, vaga, contra la alcaldesa, Susana Villarán” provienen de diversos segmentos de la sociedad peruana.

La prensa escrita se ha convertido en mensajeros del odio, y han presentado la revocatoria como una confrontación de ricos y pobres, blancos, mestizos, cholos, serranos y pitucos. Basta leer los editoriales de algunos diarios y revisar la página de portada para poner en evidencia las expresiones racistas y discriminatorias contra un segmento de la sociedad, “Aguarunas salvajes, taparrabo, comegente, reducidores de cabezas, serrano nunca bueno, pituca aristocrática, roja caviar, chino fujirata” con la intensión de disminuir u ofender a la persona frente al silencio público del colegio de periodistas del Perú.

Las expresiones racistas de la actriz Claudia Dammert, rostro de la campaña por el ‘No’ a la revocatoria por sus declaraciones en el noticiero Abre los ojos, donde dijo que “los nuevos ricos son horrorosos”, “cholos”, “huachafos” y “SIN  linaje”. A pesar de ser el Perú multicultural y una diversa étnica por la presencia de las migraciones que se fusionaron a la cultura madre en el arte, gastronomía, y música, existe mucho racismo en el Perú. En la literatura y la educación las brechas de odio fueron evidentes. La discriminación racial no es una novedad, es una consecuencia de un largo proceso que ha durado siglos, los discursos racistas en la historia social y política del Perú, han marcado la fractura identitaria.

El tema de la revocatoria a hondado esa fractura de identidad, en un país joven en su sistema democrático, frente a un congreso que no ha demostrado la eficiencia que la democracia requiere y un país con la una larga historia de dictaduras militares, golpes de estados y la sombra de la corrupción institucionalizada. La revocatoria produce un quiebre de la democracia, debilita las instituciones, el principio de la autoridad municipal, y paralizara la ciudad con la pérdida de miles de empleos, la ejecución de obras publicas amenazando el turismo.


Jorge Yeshayahu Gonzales Lara
New York January 22, 2013





Post a Comment

Popular posts from this blog

Las Pandillas en el Peru : Los jóvenes invisibles & los pandilleros visibles

CRIMEN DE LESA HUMANIDAD EN EL PERU: Definiendo el crimen contra la humanidad

Conversando con Chantal Toledo Karp