La campaña para revocar el mandato de la actual Alcaldesa de la Ciudad de Lima, Susana Villarán: Opinion, Analisis: Arturo Quispe Lazaro, Jose Carlos Luque Brazan , Jorge Yeshayahu Gonzales-Lara y Luis A Ramirez

Alcaldesa de Lima, Susana Villaran De La Puente


Diasporas y política


La Diáspora/Latino Digital Magazine

 

UN MUNDO PARA “TULIO” Y LOS REVOCADORES DEL “SI”



Por: Jorge Yeshayahu Gonzales-Lara
New York. USA



La originalidad no es una de las virtudes de los revocadores, que iniciaron oficialmente la campaña con los Rostros por el SI. Marco, Tulio, coordinador principal de la campana acompañado de Martha Moyano, Nidia Vílchez y Julio Rúa coordinadores de los ‘Rostros del Pueblo. Los revocadores han elegido camisetas o polos con el lema ‘Revocatoria Sí’ del color amarillo que caracteriza al partido Solidaridad Nacional, del ex alcalde Luis Castañeda. La ex congresista fujimorista Martha Moyano, la ex ministra aprista Nidia Vílchez, y el dirigente de transportistas Julio Rau Rau figuran entre los ‘Rostros del pueblo’ que apoyan la campaña por el proceso de revocatoria contra la alcaldesa de Lima, Susana Villarán. 
La revocatoria como sistema político es contra-electoral, no fortalece los sistemas democráticos y la ciudadanía, en un país como el Perú, coinciden diversos analistas políticos. El analista político, catedrático de la Universidad Autónoma de México, José Carlos Brazan Luque, señalo “en el fondo, la campaña contra Susana Villarán es un intento político para que la derecha más recalcitrante vuelva a gobernar la capital del Perú. Ciertamente Villarán ha tenido errores en su gestión, ¿pero qué gobernante municipal no los tendría en un contexto de aprendizaje y de enfrentamiento con los poderes fácticos que han hecho de ciertos sectores de Lima sus feudos económicos y políticos? ¿Porqué los medios de comunicación escritos y electrónicos no le pidieron los mismo estándares de trasparencia y accountibility a los alcaldes que la precedieron? el pedido de revocatoria, Es evidente que el sistema electoral  adolece de un sistema de balance de poderes y equidad cuando se torna la revocatoria en el caso de Lima en un tema político e ideológico, con un matiz de racismo y xenofobia.  El sociólogo, director de la Revista Interculturalidad, Arturo Quispe Lázaro comenta en un reciente artículo de opinión  ‘la revocatoria no es ni de gestión, ni de ética, ni de honestidad. Es un asunto político e ideológico.”  Los analistas Luque y Brazan y Quispe Lázaro ponen en evidencia que la revocatoria pone en juego el sistema electoral peruano y vacios legales, convirtiéndose en una contienda política, que puede paralizar la ciudad de Lima, las inversiones, obras públicas, afectar el turismo y la calidad de vida de los limeños.
El Perú un país centralizado en la ciudad de Lima, aun no ha logrado una efectiva descentralización regional y la formación de regiones ejecutivas de gobernabilidad. Lima como epicentro político tiene una larga historia de sistema políticos autoritarios, y partidos débiles que surgen en eventos electorales y desaparecen al culminar las campanas política-electoral, una prensa escrita y televisada convertida en sistema de propaganda de partidos que adolece de los principios éticos del periodismo, la farándula convertida en epicentro de expresiones racistas y otras veces discriminatorias; a ello se suma la inseguridad ciudadana, y el sistema político de corrupción establecido desde el Estado durante el gobierno de Alberto Fujimori, y Vladimiro Montesinos y las mafias criollas en el transporte urbano y provincial, el sistema de comercialización, acopio, y las invasiones de terrenos.
El historiador peruano, Antonio Zapata, señala “los peruanos están acostumbrados a los gobiernos corruptos, de manera que una gestión honesta no la tiene fácil… y agrega… que el rasgo del limeño es valorar la frase “roba pero hace.” Detrás de esta frase se encuentra la revocatoria y las mafias criollas de las gestiones municipales pasadas. 
El típico limeño o el Limeño promedio de la ciudad de Lima, ha estado acostumbrado a tomar la combi en cualquier esquina, arrojar la basura desde el auto, orinar en las calles, no respectar las señales de tránsito, sanidad e higiene. Gritar y agredir al transeúnte, al empleado público, acosar sexualmente a la trabajadora,  vender bebidas alcohólicas a menores de edad, pintar las paredes del vecinos, vender comida en mal estado, y hacer de la antigua Parada un engredo de suciedad, delincuencia y explotación de menores de edad. Esto es parte de la cultura acriollada del limeño, llamar al amigo peyorativamente, serrano, sambita, cholito, pituca, caviar (creación peyorativa peruanista usada como insulto) como expresión de superioridad a su piel blanquinosa. 
Los rostro del SI, acusan a la alcaldesa, Susana Villarán, de ser responsables de dos desastres, naturales y la falta de prevención. El desastre natural, por la embestida de las aguas del mar en la playa La Herradura, que destruyo una de las obras publicas, y el desastre que ocurrió por el crecimiento del caudal del rio Rímac y el desborde en diversos poblados, que afecto familias. Desastres naturales, han ocurrido en muchos países en el mundo, recientemente el huracán que arraso las ciudades de New York y New Jersey, A ninguna persona o político en su sano juicio acusaría al alcalde de un desastre natural. Esto solo ocurre en el mundo para “Tulio”. En mundo para “Tulio” los limeños de los sectores (C, D y E), serian los elegidos de hacer invasiones de terrenos, regresar a la Parada, el retorno de la combi,  romper el principio de autoridad de la policía civil, paraderos de combis en cualquier esquina, se repartirían galletas, agua, y canasta de víveres para la reelección de Castañeda.
Las políticas públicas de Lima, adolece de políticas de prevención para desastres naturales, para lo que se debe establecer medidas de seguridad y prevención. Es evidente la falta de prevención en temas de la ciudad de Lima.  El ex alcalde Castañeda Losio, adoleció de políticas públicas de prevención, y en las administraciones municipales previas no fue una política de prioridad la prevención. El caos vehicular, los accidentes de tránsito ocasionados por la Combi de la muerte, y Julio Rau Rau, opositor principal de la reforma del transporte presidente de la Corporación Nacional de Empresas de Transporte del Perú (CONET) y rostros por el SI. Es el opositor principal a la reforma del transporte. Los choferes irresponsables y la falta de un sistema de paradas, durante la administración de Castañeda. El Perú es uno de los países con mayor índice de accidentes de tránsito en el mundo. En los últimos diez años, 31,355 personas han muerto en accidentes de tránsito. El alto número de muertos y heridos debido a accidentes de tránsito constituyo un grave problema por resolver en la ciudad de Lima.  El reporte estadístico de la dirección de información de gestión del Perú indico que entre el periodo del 2000 al 2010 se registraron aproximadamente 700,000 accidentes principalmente por negligencia e imprudencia de los conductores. El reporte del Ministerio de Salud del Perú informo que alrededor de 117,900 personas quedaron incapacitadas de por vida por accidentes de tránsito en los últimos cuatro años. El costo de los accidentes represento el 0.17% del Producto Bruto Interno (PBI) alrededor de 150,000 millones de dólares anuales. 
Las recientes expresiones racistas contra el ex presidente, Alejandro Toledo, por el diario Expreso que dirige Luis García Miro, donde se refieren a la figura del ex presidente... ¿Qué les parece el comportamiento de Toledo? Serrano nunca bueno, si bueno nunca perfecto y si perfecto siempre serrano.” (Diario Expreso-Lima). El término “serrano” usado peyorativamente para denigrar y menospreciar a una persona que no es de la ciudad de Lima, ni de piel blanquinosa. Las expresiones racistas en el Perú, son justificadas por los racistas, otras veces reídas por las victimas en un sistema de jerarquías sociales de A, B, C, D, E, usada en las encuestas para segregar sectores de acuerdo al lugar que residen. El ataque racista contra el ex-presidente, Alejandro Toledo, ocurre después de criticar la revocatoria y los rostros que ella oculta.
El limeño promedio es reacio al orden municipal, el respectar los espacios públicos y privados. La campaña por la revocación está generando un sentimiento de declive en la calidad de vida de la ciudad de Lima. A pesar que la gestión Municipal tiene como referencia la transparencia y honestidad, frente a una prensa hostil y una ciudad que por años estuvo bajo el desorden ciudadano como peyorativamente la llamo Salazar Bondy, “Lima la Horrible.”. Lima hoy esta fracturada entre el SI por el retorno al pasado y el NO por los cambios en la puerta de siglo XXI.  Los rostros son cada vez más visibles. La gobernabilidad de una ciudad depende de los ciudadanos de asumir los cambios, responsabilidades y estilos de vidas.
New York, January 12, 2013

 



La Diáspora/Latino Digital Magazine
13 Ene 2013
José Carlos Luque Brazán
Distrito Federal, México




Uno de los temas recurrentes del verano político peruano es sin duda alguna la campaña para revocar el mandato de la actual Alcaldesa de la Ciudad de Lima, Susana Villarán. Uno de los argumentos centrales que manejan sus opositores (muchos o casi todos pertenecientes al neo-fujimorismo y a la derecha conservadora peruana) se basan en la hipótesis de su ineficiencia e inexperiencia para gobernar la ciudad capital del Perú. La idea es muy interesante, pero para aquilatarla en debida forma se debería construir un marco de comparación basado en las gestiones de los alcaldes que la precedieron a nivel metropolitano y también explorar la gestión de los síndicos municipales distritales de la Gran Lima y del Callao. Por ejemplo, Alex Kouri, ex alcalde del Callao enfrentó durante sus mandatos denuncias por corrupción y peculado. Las cuales, bajo el manto protector del ex alcalde de Lima, Castañeda Lossio y de los gobiernos de Fujimori y Alan García, nunca se investigaron a profundidad. Incluso, su actual partido político se encuentra sumergido en una crisis derivada de “denuncias de interceptación telefónica contra autoridades del Callao”, realizadas por militantes de dicha organización política (La Republica, 28/3/2012).
Por su parte, el ex alcalde de Lima, Luis Castañeda Lossio, fue denunciado por la Jueza FANY SOLEDAD QUISPE FARFAN, el 9 de diciembre del 2010 por el delito doloso de Malversación de Fondos que prevé el Art. 389° del Código Penal peruano. En esta denuncia fueron involucrados los siguientes ex funcionarios de la administración de Castañeda Lossio: Angel Alfonso Pérez Rodas, Juan Gilberto Blest García, Carlos Manuel Chávez Málaga, Carlos Manuel Asmat Dyer, Ulises Rodolfo Merino Rojas. Nombres que resaltan entre los activistas inmersos en la campaña para revocar el mandato de Susana Villarán. 
En una encuesta publicada por el diario Expreso el 15/12/2012, que mide el sentir de la opinión pública limeña sobre el tema de la revocación del mandato de la Alcaldesa Villarán, presenta los siguientes resultados: “de un universo de 1,686 encuestados, un 61.7% está a favor de la revocatoria de la alcaldesa de Lima Metropolitana, Susana Villarán de la Puente, mientras que un 31.7% está en contra y un 6.6% no opinó al respecto”. Según este ejercicio demoscópico, el grueso de la población que rechaza a Villarán se concentraría en la periferia de la ciudad: Villa María del Triunfo (92.6% apoya la revocatoria), San Juan de Miraflores (79.3%), El Agustino (78.6%), Independencia (78.6%), Villa El Salvador (77.8%), y San Juan de Lurigancho (74.6%). Curiosamente presenta también datos sobre el apoyo de sus posibles sucesores: “Según Idice el 36.1% votaría por el ex alcalde de Lima, Luis Castañeda Lossio, 25.6% por Pedro Pablo Kuczynski, el 10.0% por Alex Kouri. Con 7.1% aparece Francis Allison, alcalde de Magdalena del Mar”. Cabe señalar que la encuesta citada ha sido desmentida por otras posteriores presentadas por Radio programas del Perú (RPP) y el diario la Republica. Asimismo, Expreso se ha caracterizado en otros momentos políticos como las últimas dos elecciones presidenciales por presentar encuestas que al final han quedado muy alejadas de los resultados finales expresados en las urnas y por caracterizarse por ser uno de los principales voceros de la derecha neo fujimorista y criolla peruana. En el fondo, la campaña contra Susana Villarán es un intento político para que la derecha más recalcitrante vuelva a gobernar la capital del Perú. Ciertamente Villarán ha tenido errores en su gestión, ¿pero qué gobernante municipal no los tendría en un contexto de aprendizaje y de enfrentamiento con los poderes fácticos que han hecho de ciertos sectores de Lima sus feudos económicos y políticos? ¿Por qué los medios de comunicación escritos y electrónicos no les pidieron los mismos estándares de trasparencia y accountibility a los alcaldes que la precedieron?
Guillermo O´Donnell, uno de los politólogos más importantes de América Latina nos señalaba en uno de sus estudios que la debilidad en la rendición de cuentas en buena parte de las democracias de la región se debía a la transgresión ilegal de una agencia estatal de la autoridad de otra y señalaba que la corrupción consistía en el desarrollo de ventajas ilícitas que los funcionarios obtienen para sí mismos y sus asociados. Estos principios rectores y su aprendizaje y puesta en práctica por la clase política peruana son fundamentales para que la sociedad y la ciudadanía peruana recuperen la confianza en la clase política y en sus partidos políticos. En este sentido es importante señalar, que según la última encuesta de Latino barómetros, apenas el 44.7% de la ciudadanía peruana se encuentra satisfecha con su democracia.
Para concluir, y después de exhibir algunos datos estadísticos y de coyuntura, la perspectiva sobre el tema de la revocatoria del mandato de Susana Villarán y los argumentos que la sostienen se diluyen y aparece en plenitud una mediocre y vil campaña política de actores que quieren seguir profijando de la Ciudad de Lima. Algo así como la campaña desatada por el oligofrénico cardenal Cipriani sobre la Pontificia Universidad Católica de Lima. Al fin de cuentas los chicos malos, siguen siendo chicos malos y por supuesto muy poco democráticos.

México, Enero 13, 2013.












Interculturalidad y política


La Diáspora/Latino Digital Magazine

NO a la revocatoria.

Este no es un tema de gestión, ni ético per se.

Es un tema político e ideológico.


Arturo Quispe Lázaro
Lima, Perú

 
Yo estoy en contra de la revocatoria. Doy mi apoyo a la decisión política de Susana Villarán de enfrentarse a la corrupción, a las maniobras claramente corruptas de grupos políticos que se enquistan en organismos públicos con fines de aprovechamiento económico y político para continuar con el clientelismo y la práctica política de "roba, pero haz".  Este no es un tema de gestión, ni ético per se, es un tema político e ideológico que se enfrenta por el dominio de la administración del gobierno local más importante de la ciudad: La municipalidad Metropolitana de Lima, y se reviste de gestión, de una supuesta "eficiencia" cuando en realidad a los grupos de poder económico y político les interesa el estado como botín. Doy mi apoyo a la gestión de Susana Villarán, aún con sus errores, y dificultades, apoyo la honestidad y la acción política con transparencia. No es fácil enfrentarse a la corrupción, a los grupos políticos de derecha, y a los medios de comunicación que controlan y hacen una campaña sistemática en contra de la alcaldía de izquierda. Lo más fácil es "dejar hacer, dejar pasar".
Aquí, no es momento de disquisiciones absurdas cuando hay que enfrentarse, por principios, a los corruptos y los que hacen de la política una cloaca, y a los que en la sombra, hacen uso de la trampa, de los vacios legales para esquivar la ley, y para delinquir. Porque se delinque no solo metiendo mano al bolsillo ajeno, sino también engatusando a la gente: hacer creer que las acciones son honestas cuando todos sabemos de las protervas y deshonestas intenciones detrás de la revocatoria. En este caso sería más bien la estafa. ¿Alguien ha solicitado una investigación seria acerca de como aparecieron firmas falsas de gente muerta que llenaron los planillones para la revocatoria? ¿Estas personas que hablan de "incapaz" e "ineficiente" dijeron algo cuando se descubrió el llenado de planillones con firmas falsas? ¿Si la población lo quería como dijeron como es que tenían que comprar las firmas, inventar nombres, hacer firmar a muertos? ¿Lo que hicieron estos revocadores fue honesto, transparente y eficiente de conseguir de ese modo las firmas? Eso, a las claras, nos indica que la revocatoria no es ni de gestión, ni de ética, ni de honestidad. Es un asunto político e ideológico. Parte de la derecha, la DBA, los medios de comunicación que controlan y sus acólitos buscan tirarse abajo un gobierno de izquierda, simple y claro. Ahí, no importa ni la gestión, ni de "eficiencia", y menos de honestidad. Pero buscan enmascararlo así, para hacer un tráfico político.

No se necesita vivir tan cerca o tan lejos para darse cuenta que detrás de la revocatoria hay oscuros intereses. Basta ver a los personajes que la han impulsado, y cómo lo han llevado a cabo: Marco Tulio se ha convertido en el vientre de alquiler, busto parlante y actuante de los grupos oscuros de la política y poder económico, que no dan la cara. Uno de los más visibles políticos de baja estofa, que está detrás de la revocatoria, es Castañeda, un personaje limitado, con angurria de poder y con el merito de haberse codeado con gente que lo mantiene en la palestra política para que cumpla su agenda particular. 
El sabedor de Comunicore, una mafia realmente nefasta. Todos hemos visto como esa mafia utilizó a humildes personas (les pagaron S/. 100 soles a cada uno, unos 15 aprox.) para sacar millones de dinero del banco y llevárselo a lugares desconocidos, eso fue Comunicore, eso fue Castañeda y su gestión oscura. El que ha utilizado las necesidades legítimas de la gente más pobre para publicitarse políticamente. Esto nadie lo puede negar. El, que ha necesitado dos periodos de gobierno municipal para establecer vínculos con gente igualmente oscura, los que viven de la política y siempre están buscando qué partido le sacan a sus acciones. Son justamente esos grupos que al no estar en medio de las decisiones en el gobierno municipal no tienen acceso a sacar nada por debajo de la mesa (lo han dicho los propios transportistas de la gestión de Castañeda). Ahora son ellos los que están en contra de Villarán. Marco Tulio su ejecutor junto con otra gente igualmente impresentable: Vidal y el evangélico, el pastor José Linares Cerón urdidor político y de campañas ultraconservadoras, que utiliza a la población evangélica para hacer campaña política (él lo mencionó en uno de los "tulio audios"). Son ellos, junto con sus medios de comunicación los que ahora claman !Ineficiente! !incapaz! a Villarán cuando antes le decían !vaga! !anda, trabaja!

Basta fijarse en los diarios de la DBA que desde "Lady vaga" hasta "incapaz" no han detenido nunca desde el primer día de la gestión de Villarán. Para ello se han valido de todo. Si no, recuerden a Fabiola Morales, la Martha Chávez castañedista, el mismo domingo antes de ungir a Villarán como alcaldesa de Lima, ya decía que la iban a revocar. EL MISMO domingo día de elecciones. (Aún antes de ser elegida, aún antes de asumir el cargo, ellos ya sabían que la tenían que revocar, el motivo no importaba, lo que buscaban era sacarla del sillón municipal) y se repitió aún mas durante las primeras semanas, y meses siguientes de gestión, cuando se sabía que Villarán investigaría la gestión de Castañeda. No solo era Comunicores, todos habíamos experimentado que el "Lentopolitano" tenía meses y meses de no saber cuándo terminaría y se utilizó más dinero de lo planeado, y lo incrementó varias veces (¿alguien de estas personas que hablan de "ineficiencia" dijo algo?). Y cuando se le pedía información, ¿qué decía el oscuro y limitado Castañeda? "esos estúpidos que me critican". Si no te has dado cuenta de esto, no importa estés donde estés, por más que estés al costado de la Municipalidad o en cualquier otra parte, sea en Lima o fuera de ella, te conviertes en un "analfabeto funcional" de la política (hablo de quienes dicen estar enterados y suelen escribir mamotretos, no de aquellos otros sufridos pobladores que suelen ser utilizados políticamente, como los de Huaycán). Y después, algunas personas que dizque han "estudiado" a Marx repiten la misma monserga de la DBA cual 'caído del palto' "¿por qué tengo que apoyar a una inepta?". Yo les diría, no has aprendido nada de Marx, si alguna vez lo leíste. 
Los revocadores, Castañeda y compañía, con sus ejecutores han utilizado y utilizan a la gente pobre con fines políticos: el último caso: pobladores de Huaycán, un sector muy pobre de Lima, fueron conducidos desde su lugar hasta un hotel de Miraflores con el fin de hacerlos protestar en contra de un asesor que no sabían quién era, ni sabían por qué iban a un hotel de Miraflores a protestar. ¿Cómo se llama a eso? No ver eso, no darse cuenta de eso, es simplemente estar fuera de la realidad de los acontecimientos, o como alguien dijo respecto a los apristas es "un rebuzno" político, es cegarse voluntariamente, es en realidad no querer ver por decisión propia y con "voy a mantener mi neutralidad" es decidir de facto de qué lado está uno. Aquí no cabe ponerse de perfil a estos y otros hechos similares. Ese tipo de actitud es, en concreto, apoyar a los corruptos y manipuladores de siempre.
Aquí no cabe otra cosa que NO A LA REVOCATORIA. Eso por principios. Principios de qué? De honestidad, de transparencia, de tratar de hacer las cosas con buen cauce sin maniobras políticas, ni dobleces de "estoy con el pueblo" cuando en realidad se hace un uso político de ellos con fines ligados a una racionalidad instrumental, como dijera Weber. Eso fue lo que hizo Castañeda. Estar en contra de la revocatoria es enfrentarse a esas formas corruptas de siempre, al clientelismo como forma de hacer política. No es lo único evidentemente, pero eso ha sido una práctica común. En este contexto, de polarización creciente sobre este tema, no cabe otra cosa. Eso tampoco significa dar un cheque en blanco, a nadie.

Apoyar en su momento a Ollanta fue una opción que algunos asumimos, pero tampoco fue un cheque en blanco. Ahora vemos que fue otra gran decepción. Los que perdieron -la DBA- vuelven a gobernar. Y algunos que lo criticaron y dijeron sin ambages "cachaco" "golpista" "que iba a convertir el país en un satélite de Chávez" ahora, lo apoyan. Ollanta no ha hecho ni más ni menos lo que los grupos de poder quisieron que haga. Ahora ellos están de plácemes, y las acciones de Ollanta no se diferencia de lo que hizo Fujimori, ni Alan García. Más de lo mismo. Ahora "se volvió la tortilla" los que antes criticaron a Ollanta, todos los grupos de poder, la DBA, y algunos otros disfrazados de "neutrales", lo apoyan porque dicen que está haciendo las cosas bien ("tampoco voté por Ollanta, porque el programa de gobierno que ofrecía era una versión completa de lo que hizo Alan García en su primer gobierno, pero aplaudo lo que hace ahora, porque está manejando correctamente la economía en un mundo en crisis " díganme si eso no es una supina ignorancia. Pero corrobora un hecho real: la concepción "neoliberal" y lo ideológico que se desprende de ella se ha anidado en el sentido común de la gente y lo asume y piensa desde ahí como si fuera algo "normal" y "natural", que les parece absurdo pensar de otra manera.). Esa es la gente que los nefastos revocadores necesitan, de hacer creer que es un tema de gestión y repetir la monserga de "ineficiencia" cuando en realidad es una confrontación ideológica y política.
Por todo ello, NO A LA REVOCATORIA. NO a los corruptos.


Lima, 11 de enero, 2013



VIVIR EN EL EXTRANJERO NO ME IMPIDE DECIR NO A LA REVOCATORIA



 
La Diaspora /Latino Digital Magazine

Luis A. Ramírez
Periodista - New York
 
No es el caso de apoyar por el simple hecho de hacerlo y quiero exponer mi posición. Entiendo que este tema es un tanto difícil. Por un lado, seguramente que para algunos pesa negativamente el hecho de que la Alcaldesa de Lima, en su campaña haya sido apoyada por Jaime Baily, un periodista de dudosa reputación, sin embargo no encuentro relación directa en ello. El pueblo estaba harto de los políticos de siempre y decidió cambiar de opción, tal como hizo con Ollanta Humala, a quien el mismo Baily trató de denigrar, sin lograrlo.

Es posible que el hecho de vivir en el extranjero como yo, me impida ver las cosas in situ; empero con la tecnología existente, los medios de comunicación nos tienen al tanto casi inmediatamente del acontecer mundial. No creo que ello sea óbice para relegar nuestra opinión. He estado en Lima varias veces últimamente y he visto que la Alcaldesa, ha tenido el coraje de enfrentar problemas que otras autoridades eludían, por complicidad, corrupción, falta de capacidad de decisión o simple dejadez.

Posiblemente la Sra. Susana Villarán, podría ser acusada de ingenuidad, pues  no ha hecho las cosas con la “capacidad”, de otros alcaldes, que han estado dentro de la política por años, aprendiendo todas las artimañas propias del sistema político imperante en nuestra añorada patria. Ese podría ser su punto débil, empero ha demostrado hasta hoy que, humanamente trata de hacer las cosas lo mejor posible y sobre todo con honestidad.
Si alguien tiene prueba de algún mal manejo de las arcas municipales, que lo informe. Por otro lado, la Revocatoria está apoyada por un ex alcalde que paradójicamente, ha sido el principal causante de los muchos tropiezos de la Alcaldesa, al dejar contratos de obras firmados en términos dudosos, aparte de estar involucrado en un caso que aún no ha sido solucionado judicialmente.

La revocatoria va a paralizar Lima. NO A LA PARALIZACION DE LIMA.
Luis A. Ramírez

Periodista
www.boletindenewyork.com


Popular posts from this blog

Las Pandillas en el Peru : Los jóvenes invisibles & los pandilleros visibles

CRIMEN DE LESA HUMANIDAD EN EL PERU: Definiendo el crimen contra la humanidad

Conversando con Chantal Toledo Karp