PERUANOS EN LOS ESTADOS UNIDOS UN ESPACIO SOCIAL-TRANSNACIONAL Y LAS REDES SOCIALES



PERUANOS EN LOS ESTADOS UNIDOS
UN ESPACIO SOCIAL-TRANSNACIONAL Y LAS REDES SOCIALES
Las migraciones internacionales del siglo XXI
y la dimensión diasporica

Jorge Yeshayahu Gonzáles-Lara
Email: yeshayahu17@hotmail.com

RESUMEN
Este ensayo analiza como la inmigración peruana en Estados Unido ha logrado crear un tipo particular de comunidad diáspora, que se caracteriza por un elemento de transnacionalidad, redes–enclaves étnico-sociales-comerciales-culturales, en cuanto logra constituirse como una comunidad joven inmigrante emergente, incorporando e integrando elementos del mundo peruano y de la diversidad cultural de Estados Unidos. La dinámica y complejidad de los movimientos migratorios nos obliga a los migrantologos, sociólogos, 0científicos sociales, antropólogos, historiadores, economistas, estudios disciplinarios a buscar nuevos marcos teóricos que permitan comprender los distintos escenarios que surgen  a partir de la salida y llegada de los inmigrantes. Las migraciones de hoy se distancian de las migraciones de ayer. Las migraciones de hoy son resultado de uno de los canales a través de la globalización se ha desarrollado. Un creciente movimiento de personas entre distintos países genera un tránsito de estilos de vidas, lenguas, cultura, información y demandas por bienes y servicios que antes estaban circunscritos a un territorio particular. Estos flujos se cruzan en espacios físicos y momentos históricos determinados, dando origen a puntos de encuentro en una red compuesta por elementos culturales, económicos, tecnológicos y sociales. Por que las migraciones de fines del siglo XX y siglo XXI tienen dimensiones diasporicas. La inmigración peruana en Estados Unidos surge en un mundo de migraciones globales, refugiados, asilados políticos, refugiados económicos, fuga de talentos. La diáspora peruana ha definirse en un mundo de las migraciones globales, entre otros tiene como principales sujetos a personas que se desplazan por el mundo; y vinculadas con el proceso de globalización, independientemente de la raza o clase social, así como por otros grupos de inmigrantes. La diáspora peruana reafirma el concepto de peruanidad reincorporando en la tradición cultural  un elemento de nostalgia de identidad colectiva, incorporando lo andino, lo afro-peruano, las tradiciones religiosas de la colonia, la gastronomía peruana, la tradición africana, la tradición china-cantonesa, como la tradición española y occidental. La revalorización de las tradiciones culturales retroalimenta la construcción de peruanidad como identidad de la diáspora.
·         La inmigración y la dimensión diasporica.
·         Peruanos en cifras.
·         La migración como un proceso transcultural y las remesas.
·         Peruanos con falsas nacionalidades: inmigración ilegal
·         Redes sociales: ser peruano en la diáspora.
·         Transnacionalismo, transculturación y las redes socio-culturales
·         El voto transnacional.
·         El voto representa una historia migratoria.
·         Las Remesas y el voto transnacional.
·         Las redes Socio-Culturales.
·         Los Enclaves étnicos.
·         Las redes Comerciales.
·         Las redes Culturales la música como Identidad Colectiva.
·         Emergiendo una nueva realidad.
·         Miami una ciudad de preferencia por los emigrantes Peruanos.
·         New York la Capital de Mundo.
·         La identidad peruana en la diáspora.

ABSTRACT
______________________________________________________
This essay analyzes how the Peruvian immigration in the U.S. has succeeded in creating a particular kind of Diaspora community, which is characterized by an element of transnationalism, networks, ethnic enclaves and social-cultural-commercial, as a community manages to establish itself as emerging young immigrant incorporating and integrating elements of the Peruvian world and cultural diversity of the United States. Dynamics and complexity of migration requires us migrantologos, sociologist, social scientists, anthropologists, historians, economists, disciplinary studies to seek new theoretical frameworks for understanding the different scenarios that arise from the departure and arrival of immigrants. The migration today it is distance migration yesterday. The migration today is the result of one of the channels through globalization has been developed. A growing movement of people between different countries creates a transition from lifestyles, languages, culture, information and demands for goods and services that were previously confined to a particular territory. These flows intersect in physical spaces and certain historical moments, giving rise to meeting points on a network of cultural elements, economic, technological and social, because migration of the late twentieth century have dimensions Diaspora. Peruvian immigration in the United States emerged in a world of global migration, refugees, asylum seekers, economic refugees, brain drain. Peruvian Diaspora has defined a world of global migration, among others whose main subjects to people who travel the world, and linked to the globalization process, regardless of race or social class, as well as by other group’s immigrants. Peruvian Diaspora reaffirms the concept of reinstating the cultural tradition of nostalgia element of collective identity, incorporating the Andean, Afro-Peruvian religious traditions of the colony, Peruvian cuisine, African tradition, traditional Chinese, Cantonese as the Spanish tradition and Western. The revaluation of the cultural traditions feeds the construction of the concept and identity of the Diaspora.
_____________________________________________________________
PALABRAS CLAVE: La inmigración peruana, espacio social transnacional, las redes sociales

Seminario: Los Barómetros de la democracia en América Latina: Mitos y Realidades, Puebla 4-6 Noviembre 2010.  Transnacionalismo y los intangibles políticos y culturales de la migración:



______________________________________________________________
SOBRE EL AUTOR
Sociólogo graduado de la Universidad “Inca Garcilaso de la Vega”, Lima-Perú, y Estudios de graduado de “Hunter Collegue University”, City of New York, en la especialidad de Estudios Latino Americanos y Literatura Hispanoamérica, BIA- Accredited by Bureau of Immigration Appeal, BIA- Accredited,  Immigration Paralegal, graduado de la Federal Immigration Academic, Glenco- Georgia, CASAC counselor-CASAC- Drugs, Alcohol and Substance Abuse, Outreach Training Institute, Brentwod, New York, director del Blog la Diáspora Peruana. Email: yeshayahu17@hotmail.com
_______________________________________
Introducción
Los estudios contemporáneos sobre las migraciones internacionales, las diásporas, redes sociales y las practicas transmigrantes han traído consigo importantes discusiones temáticas y diversas formulaciones teóricas por parte de los sociólogos, antropólogos, historiadores, migrantologos y estudiosos de las migraciones internacionales. Nos encontramos con preocupaciones e interrogantes relacionadas con la dimensión política transnacional, las cuales han sido generadas a partir del fenómeno migratorio. Los  estudios que se han desarrollado durante la última década sobre la migración transnacional y las formas de vida transnacional han representado, un importante aporte para la reflexión sobre los cambios producidos en las sociedades de origen y en el país receptor, como producto de los procesos globalizadores. Se ha definido el transnacionalismo como un proceso social donde los migrantes operan en campos sociales que traspasan fronteras geográficas, políticas y culturales (Glick Schiller et al., 1999). Las investigaciones que dominaba y lo que era el centro de interés, eran los procesos que llevaban al individuo al nuevo país, y se decía que el proceso de asimilación duraba algunas generaciones y los inmigrantes al final se asimilarían en la sociedad. Los más recientes estudios de migraciones e inmigrantes señalan que ha sido diferente porque los inmigrantes redefinen su identidad en la diáspora o en el país receptor que han escogido como su residencia, e incorpora nuevos elementos culturales, políticos y prácticas que traen consigo en los países receptores.  Crean una serie de redes sociales y espacios diaspóricos y reconstruye el concepto de nacionalismo en el exterior frente al país receptor y otros grupos inmigrantes como formas de identidad nacional diáspora. El discurso diaspórica es un elemento social que los inmigrantes introducen en sus actividades nacionales en el país receptor, las celebraciones patrias, festivales culturales, los ritos y creencias religiosas.
En la era de la globalización las migraciones internacionales en el hemisferio globalizantes, han traído consigo diversos cambios en torno a la percepción del fenómeno migratorio. La migración de Hoy no es la migración de de Ayer. No existe una teoría integral de las migraciones que cubriese todos sus aspectos, o que explique el fenómeno migratorio porque es un fenómeno que se refunda constantemente, y que buscar tal síntesis seria solo un error. Una teoría exhaustiva tendrá que estructurase a un  nivel alto de abstracción que se convertía en inútil para la explicación y predicción de procesos concretos, y la diversidad étnica cultural, lingüística y social de los movimientos migratorios. Es por ello que planteo que existen diversas teorías que ellas se integran en si en la dinámica de las migraciones. Las migraciones son una dinámica viva y activa de seres humanos que se mueven en un mundo globalizante, por más pequeña que ella fuera, transciende las fronteras. El transnacionalismo constituye una nueva perspectiva analítica se vuelve posible re-conceptualizar un conjunto de experiencias distintas, y resaltar sus características en común y compartirlas en forma provechosa con los sucesos contemporáneos.
Por otro lado, se reconoce que los adelantos en las tecnologías de transporte, medios de comunicaciones (celular, internet), han transformado cualitativamente el carácter del transnacionalismo inmigrantes, volviéndose en un intercambio más dinámico de lo que habría sido imposible en épocas anteriores. Los inmigrantes del pasado no tenían las posibilidades de enviar remezas, hacer inversiones, ir de visita o comunicarse con sus parientes y amigos con la facilidad y velocidad que ahora permite los viajes aéreos y el Internet.
Otro aspecto, se reconoce el papel de las redes sociales, y la diversificación de estas redes, ha permitido  una contribución positiva de la migración a la economía del país receptor. La contribución teórica de las redes sociales, ha permitido un mejor entendimiento del funcionamiento y formación de ellas en diversos niveles. En la actualidad, las redes sociales de los inmigrantes desarrollan una estructura y composición muy diversa, entre diferentes grupos étnicos migratorios. Ciertamente con matices diferentes, en cada caso se desarrolla una tensión entre redes de naturaleza social y cultural más endógena y homogénea, por un lado, y redes de naturaleza social y cultural más exógenas y heterogéneas, por otro lado. Si el concepto tradicional de comunidad transnacional sólo se enfoca en el lado más endógeno y homogéneo de las redes de los inmigrantes, nos ofrece una versión parcial de la complejidad de sus redes sociales; invisibilizando procesos de pertenencia múltiple que muchos inmigrantes desarrollan entre comunidades diferentes, y su consecuente experiencia de la diversidad superposición de ámbitos de sociabilidad y registros identitarios diversos. Repensar el concepto de comunidades personales desde la perspectiva sugerido por Alejandro Portes (2003) de estudiar al individuo y sus redes sociales, como unidad de análisis para los estudios transnacionales. Esto es posible gracias a los desarrollos que en el campo de la teoría de redes sociales los expertos han desarrollado sobre el concepto de “comunidad personal” y “redes personales.[1] En la actualidad, los inmigrantes que desarrollan prácticas transnacionales entre sus sociedades de destino y origen, pero también son sujetos que desarrollan redes de integración con naturales de la sociedad receptora.

Las redes sociales se han convertido en una importante herramienta para el análisis de los estudios sobre migración internacional. De manera frecuente, se recurre a conceptos como “cadenas migratorias” (Arango, 2003), “redes migratorias” (Massey et. Al. 2000), “redes trasplantadas” (Tilly, 1994) o “remesas sociales” (Levitt, 1998), para explicar el desarrollo de los flujos migratorios5. De manera similar, los teóricos del transnacionalismo han recurrido a la metáfora de las “redes y conexiones”, para explicar las evidencias sobre prácticas de sociabilidad transnacional que los inmigrantes desarrollan entre las sociedades de origen y destino de sus flujos migratorios.

El  concepto de “diáspora”, referido al conjunto de inmigrantes de una misma nacionalidad de origen con residencia en la misma sociedad de destino (Cohen, 1994). En un segundo sentido, es sinónimo de “circuito transnacional” entre sociedades de destino y origen (Rouse, 1991). En un tercer sentido, se refiere al desarrollo del campo social transnacional (Levitt y Glick Schiller, 2004). Finalmente, en un cuarto sentido, se entiende como “espacio transnacional”, que incluye no sólo las prácticas transnacionales de los inmigrantes, sino también sus vínculos con los nativos de la sociedad receptora (Faist, 2000, 2005).  Cabe resaltar que el concepto diáspora transnacional se difiere del tradicional concepto diáspora asociada a la comunidad Judía, o África como la expulsión forzada. Las diásporas modernas adquiere una dimensión transnacional en el proceso de globalización, al formar comunidades en los países receptores y establecer su identidad diasporica frente a la sociedad receptora y otros grupos de comunidades inmigrantes. Los inmigrantes mantienen identidades individuales como grupos étnicos e identidades colectivas de solidaridad frente a políticas hostiles.

Otro aspecto importante es el papel de la religión en la incorporación de los migrantes, muchas veces los estudios han ignorado la presencia y los efectos de la religión. Las evidencias demuestran la presencia de creencia religiosa en los inmigrantes estados Unidos, las iglesias en el surgimiento de comunidades transnacionales, señalan la importancia de las creencias en la comunidad migrante. Por ejemplo el surgimiento del islam como una presencia religiosa organizada en Europa y Estados Unidos es un hecho evidente, luego de los ataques terroristas de Septiembre 11, 2001, Estados Unidos. Los inmigrantes en las instituciones religiosas como la Iglesia Católica, los han protegido de la hostilidad, y los han ayudado a conservar su idioma y sus costumbres en muchas ocasiones. Los inmigrantes se organizan en torno a instituciones religiosas, formando sus propias cofradías religiosas. En el estudio de las inmigraciones peruanas la institución de Cristo morado y el santo San Martin Porras ha permitido una serie de efectos interactivos de la comunidad de migrante y se fortalece a través de sus actividades religiosas. Los inmigrantes se unen  a las instituciones religiosas - étnicas, buscando proteger su herencia cultural, mientras adquieren la lengua y cultura del país huésped o receptor de residencia.

El estudio es una reflexión teórica a  partir de la migración peruana en Estados Unidos sobre el concepto diáspora peruana, redes étnicas, sociales, el voto transnacional y la reconstrucción de la identidad en el exterior de los peruanos y la peruanidad en la diáspora como un fenómeno transnacional en tiempos de globalización.
Marco teórico conceptual.
La perspectiva transnacional ha de definirse a partir de la incorporación y participación del individuo en un sistema transnacional de redes sociales. Los inmigrantes se integran en el nuevo país receptor y al mismo tiempo conservan los lazos con sus países de origen. Los inmigrantes no solo se constituyen en fuerza de trabajo, sino traen consigo sus propias manifestaciones culturales y lengua. Esta es una premisa en nuestro estudio.
Glick Schiller señala que el concepto campo social transnacional puede visibilizar los lazos con dos o más estados y posibilita investigar cómo los inmigrantes, al mismo tiempo participan en la vida social y en la formación política de su país de origen, y participan en la vida política de su nuevo país, diariamente a través de comunidades vecindarios y laborales. Esto no es válido solamente para las personas que viajan entre esos países constantemente, sino que también para los que están conectados sin desplazarse.
Schiller también distingue entre “modos transnacionales de pertenencia” y “modos transnacionales de ser”. “Pertenecer” se basa más en las raíces, la descendencia, la etnicidad, y no necesariamente implica que la persona se mueva fuera de las fronteras nacionales. “Ser” implica interacción más allá de las fronteras, pero no dice algo sobre el lugar donde el individuo se siente “en casa”, o algo sobre la identidad de éste. “Pertenecer” se trata de cómo las personas se desplazan a lugares lejanos y personas en la memoria, a través de la nostalgia o la imaginación, y eso lo pueden hacer indiferentemente si viven en un campo transnacional o no.
Schiller entiende además por transnacionalismo, los lazos actuales o los flujos de personas, ideas, objetos, más allá de las fronteras de los estados-naciones. Hoy en día el uso del término transnacionalidad y diáspora como términos similares. Pero mientras la transnacionalidad se usa para las redes y los movimientos más allá de las fronteras de los países, tradicionalmente el concepto de diáspora hacía referencia únicamente a determinados desplazamientos forzosos. El concepto diáspora del país de origen conforma un punto central sentimentalmente, que tiene influencia sobre las estrategias para la identificación y es parte de una red transnacional. Cohen señala que el concepto diáspora originalmente, antes de que se relacionara con éxodos forzados y con mala suerte, se refería a la expansión y colonización griega. Cohen entiende la diáspora como una organización social con gran capacidad de adaptación a las condiciones modificadas como consecuencia de la globalización.
Silvia Dutrenit, historiadora uruguaya, promotora del Proyecto Diáspora, asocia la diáspora aun espacio nacional ampliado: La diáspora estaría compuesta por todos aquellos los ciudadanos que se identifican con la cultura uruguaya” (Dutrenit en Trigo, 2003, 47.) En el sentido ampliado con la cultura de su nacionalidad. En tiempos de globalización, las identidades se producen a través de procesos transnacionales; surgen así identidades transnacionales. La nación se reconstruye fuera de las fronteras nacionales. Si la nación es una construcción del nacionalismo (Hobsbawn, 1995), el nacionalismo a distancia de migrantes y comunidades diasporicas también contribuye a construir nación.[2] Reflexionemos sobre la emergencia de nuevas diásporas, comunidades inmigrantes, redes sociales  e identidades transnacionales.
La evolución de la migración peruana en Estados Unidos

La historia migratoria de peruanos y peruanas a Estados Unidos podemos definirla en 7 importantes flujos migratorios, para un mejor estudio de las migraciones internacionales. La migración de peruanos a Estados Unidos se remonta a los años 1930,  coincidiendo con la incertidumbre nacional del Perú y el levamiento militar neo-fascista, de Sánchez Cerro y la crisis política de los años 30.

El Oncenio de Leguía se caracterizo por la liquidación total y definitiva de los partidos políticos, la persecución implacable de los opositores políticos, el establecimiento de un régimen personalista, fuerte y tiránico, la destrucción  Estado – nación amparada en la defensa del orden público, el sometimiento, la mediatización de diversas instituciones a los caprichos del poder Ejecutivo, y la corrupción administrativa. Anterior a este periodo no existe información registrada de la migración de peruanos a Estados Unidos.





Flujo de migratorio de Peruanos a Estados Unidos
1930 -2007

Residentes Legales (LPR)                       Turistas (I-94)         Naturalizados US    asilados                   asilados
                                                                                                                                Afirmativo              Defensivo

1930 -1939                              321                                                         
1940 -1949                              1,273
1950 -1959                              5,980
1960 -1969                              19,783
1970 -1979                              25,311
1980 -1989                              49,958
1980 -1999                              110,117
1998                                                                                                                                                        226                          157
1999                                                                                                                                                        386                          276
2000                                        9,361                                       226,122                   8,927                       138                          250
2001                                        10,838                                     232,881                   6,659                       93                            129
2002                                        11,737                                     225,158                   7,375                       70                            88
2003                                        9,169                                       220,791                   6,130                       74                            118         
2004                                        11,369                                     219,765                   6,980                       108                          111
2005                                        15,205                                     216,765                   7,904                       92                            59
2006                                        21,300                                     199,288                   10,063                     59                            90
2007                                        17,056                                     211,340                   7,965                       44                            54
2008                                        15,184                                     227,158                   15,016                     44                            51
2009                                        16,957                                     221,301                   10,349                     20                            39


Creado por Jorge Y Gonzales=Lara
Sources: Yearbook of Immigration Statistics: 2009
1998, 1999, 2000, 2001, 2202, 2003, 2004, 2005, 2006, 2007, 2008 Yearbook of Immigration Statistics

 
 























1930 - 1939
  • Primer flujo migratorio dentro el periodo de 1930 -1939 a Estados Unidos, el reporte del Department of Homeland Security Citizenship and Immigration Services  nos revela que el periodo de 1930 a 1939 fueron admitidos como residentes permanentes legales (LPR) 321 peruanos.
1940 -1949
  • Segundo flujo migratorio  de peruanos entre el periodo de 1940 -1949 a Estados Unidos indica que fueron admitidos como residentes permanentes legales (LPR) de Estados Unidos 5,980 personas.
1960-1969
  • Tercer flujo migratorio en el periodo de 1960-1969 durante la expansión económica  de Estados Unidos.  19,783 peruanos y peruanas entre ellos profesionales, medianos empresarios, liberales y estudiantes fueron admitidos legalmente como residentes permanentes de Estados Unidos. Durante este periodo el Perú sufre cambios económicos, sociales y políticos, los flujos de  inmigración al Perú, declinan marcadamente.
1970-1979
  • Cuarto flujo migratorio durante el periodo de 1970-1979 a Estados Unidos, está marcado por los gobiernos militares y los golpes de estados contra el Estado y la Nación. El resurgimiento de los movimientos sociales y políticos en el Perú. Los movimientos sindicales, el movimiento campesino, y el movimiento estudiantil inicia una serie de luchas sociales contra la dictadura militar. La formación de nuevos partidos políticos de izquierda, reconstitución de partido políticos tradicionales surgimiento de partidos políticos de las clases medias. La continuación de una política autoritaria herencia del periodo oligárquico del Perú. El gobierno militar de la llamada primera fase de Juan Velasco Alvarado, como el gobierno militar de Morales Bermúdez en la llamada segunda fase. Durante este periodo se refleja un marco salto cuantitativo de la migración peruana a Estados Unidos. Durante el periodo de 1970 – 1969 fueron admitidos legalmente como residentes de Estados Unidos 25,311 peruanos.
1980 – 1989
·         Quinto flujo migratorio de peruanos ocurre durante el periodo de 1980 – 1989 a Estados Unidos, y está marcado por la vuelta a la democracia representativa, y el inicio del levantamiento armado, la efervescencia de los movimientos sociales y políticos, el inicio de actividades terroristas de Sendero Luminoso, y el Movimiento Túpac Amaru. El incremento de la migración peruana particularmente a Estados Unidos; coincide con el conflicto armado producido entre 1980 - 2000 es el conflicto de mayor duración, impacto social y de mayor costo, tanto humano como económico, en la historia de social y política del Perú. El costo estimado en vidas humanas fue de aproximadamente 69,000 personas, entre muertos y desaparecidos. Esta guerra se produjo en el momento en que la sociedad peruana iniciaba una transición democrática, luego de doce años de dictadura militar. El Estado peruano no tuvo la capacidad para contener el avance de la subversión y los gobiernos civiles  dejaron que el conflicto se militarice al dejar la conducción contrasubversiva exclusiva en manos de las Fuerzas Armadas y el surgimiento de grupos paramilitares.

Otro factor a considerar fue la aparición del fenómeno del narcotráfico durante el mismo periodo.  La magnitud de este y la respuesta de las Fuerzas Armadas provoco que la Zona del Alto Huallaga fuese uno de los mayores  escenarios del conflicto armado. La distribución geográfica del conflicto, el cual se concentro en las zonas más pobres del Perú, provoco una sensación de exclusión e indiferencia. Las principales ciudades, en especial de la costa, no estuvieron en el centro del conflicto, fueron las zonas rurales y las más pobres las que tienen el mayor costo en vidas humanas, es decir son los sectores más pobres los más vulnerables a la violencia armada, el comienzo de la crisis económica y la violencia política que se inicio en la década de 1980, y el cometido racista y discriminatorio contra las etnias andinas y de la región de la Selva amazónica del Perú. Ser cholo, indígenas era ser considerado un terrorista subversivo potencial que no merecía el derecho a la vida.

La década de los ochenta no solamente representa la restauración de la democracia representativa, sino el comienzo del fin de una migración peruana a Estados Unidos y a otros países en el mundo. Los patrones de migración que empezaron en 1980 caracterizados por la sustitución de la migración temporal y el retorno, relativamente en la década de los setenta, por la característica predominante de la década de los ochenta es la migración permanente, la búsqueda de incorporarse a una sociedad que ofrece mejor bienestar económico, escapando del fuego cruzado de la violencia política y el deterioro económico. La migración por mejores recursos y condiciones económicas. En este contexto social y político aparece el asilado político peruano víctima del fuego cruzado de la violencia política, violación a los derechos civiles y políticos, la persecución por motivo de raza, etnia, estilo de vida, genero, y por el lugar de nacimiento o residencia basado en la etnia o raza, lengua, afiliación política, asociación (sindicatos, organizaciones  campesinas, organizaciones estudiantiles, organizaciones comunales, organizaciones de madres victima de la violencia política, organizaciones religiosas etc.) la persecución por la opción de género o preferencial sexual.

El asilado no siempre está asociado a una organización política o social, en el caso peruano la persecución estaba marcada por el elemento raza, etnia, lengua y asociación política. (Mestizos, cholos, indios, provincianos), opinión política, afiliación política-sindical y exclusión social. El reporte la Comisión de la Verdad revela:

 “fueron las zonas rurales y las más pobres las que tienen el mayor costo de vidas humanas.” “La distribución geográfica del conflicto, el cual se concentro en las zonas más pobres del Perú, provoco una sensación de exclusión e indiferencia.”



Migración de peruanos a Estados Unidos 1996 -2005
I-94 non-inmigrante*
Visa Turista
(I-94) non-inmigrante

1996 – 2005                                                                                                                                                            2’886.552.00

1996                                                                                                                                                        166,050
1997                                                                                                                                                        177,050
1998                                                                                                                                                        192,849
1999                                                                                                                                                        192,289
2000                                                                                                                                                        226,122
2001                                                                                                                                                        232,881
2002                                                                                                                                                        225,158
2003                                                                                                                                                        220,791
2004                                                                                                                                                        219,764
2005                                                                                                                                                        216,145   1’437,364

*I-94 Admisión en condición de turista visa B-1/B-2 un máximo de 6 meses
Creado por: Jorge Y Gonzales-Lara
Fuentes: CIS year book 2006. Citizenship and Immigration Services.

 
 
















El racismo fue otro elemento en la persecución y las migraciones forzadas por las fuerzas armadas (formación de grupos armados: Colina, y otros escuadrones de la muerte organizados ilegalmente con fondos públicos), policiales del Perú y los grupos levantados en armas.  (Sendero Luminoso PCP-SL y el Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA) El racismo constituyo y aun sigue constituyendo un elemento en la busca forzada de la diáspora peruana de buscar refugio o asilo en los Estados Unidos por la persecución por motivo de raza y opinión política. La gran mayoría de las víctimas del conflicto armado en el Perú fueron ciudadanos de las comunidades andinas o selváticas y en otros hijos de las provincias, llamados despectivamente provincianos, indios o cholos. El prejuicio racial era el común denominador en el conflicto.  El Departamento de Justicia de Estados Unidos en el reporte sobre “Documentation for Peruvian Political Asylum Cases” el estudio revelo que como resultado del conflicto armando entre 1987 a 1991, 811 peruanos solicitaron asilo político en Estados Unidos. En 1992, se incremento la migración de peruanos en busca de asilo político. El Servicio de Inmigración y Naturalización (INS) reporto en 1992, 1,135 peruanos solicitaron asilo político. Este nuevo elemento cambio la migración tradicional de migrantes económicos a Estados Unidos, incluyendo un nuevo factor en las migraciones peruanas, el carácter forzado de la migración a Estados Unidos y el asilado político se convierte en nuevo factor de las migraciones forzadas, el inicio de un nuevo factor en la formación de las diásporas.

1990 - 1999
·         El sexto flujo migratorio ocurre en el periodo de 1990 a 1999.  El Perú inicio la recuperación económica y empezó a salir de la recesión económica, pero sufrió la recaída con las crisis de los países asiáticos y efectos ligados a esta. La migración se convirtió en una nueva opción para las clases sociales del Perú., incluyendo los pobres del campo y la ciudad y los nativos de la región de la Amazonia y regiones Andinas del Perú. Durante este periodo de 1990 - 1999, migraron 110,117 peruanos legalmente a Estados Unidos como residente permanentes. 



Non-immigrant Admission
Fiscal year 2000 -2009
(I-94)

Peru: Year  2000- 2009

2000            226,122
2001            232,881
2002            225,158
2003            220,791
2004            219,765
2005            216,147
2006            199,288
2007            211,340
2008            227,158
2009            221,301

Created by Jorge Y Gonzales-Lara
Sources: Yearbook of Immigration Statistics: 2009

 
 


















Durante el periodo de  1996 – 1999 migraron a Estados Unidos en la condición de turistas con visas B-1/B-2 728,236 peruanos y peruanas.  Paralelamente la migración ilegal se convierte en una opción y un nuevo mercado, para el tráfico de peruanos. No existen cifras oficiales de la migración ilegal de peruanos a Estados Unidos y otros países en el exterior. El país devastado y enfrentado a la más importante crisis política y económica del siglo XX. Alberto Fujimori, sucesor de Alan García, dio un golpe de Estado en 1992. La dictadura que encabezó incrementó la represión a la oposición política, militarizó el Perú, inició una profunda fase de privatizaciones de las empresas estatales, implementó una serie de reformas en el Estado peruano: entre ellas, el cambio de la Constitución de 1979 por una nueva Carta Magna que redujo los derechos sociales y económicos, salud, vivienda y educación, y dejó al gobierno peruano como un “promotor” de la ciudadanía pero sin un papel regulador y ejecutor real. La privatización de 187 empresas estatales (Aguilar, 2006), un proceso que concluyó en 1997 y generó una considerable pérdida de plazas de trabajo.  Las privatizaciones de las empresas estatales, junto con las reformas institucionales, fueron una de las otras causas de la migración internacional peruana de los últimos 15 años. Es justamente cuando el deterioro económico empieza a manifestarse en el desempleo, sub empleo, violencia social y debilidad democrática; además, son los mismos parientes y amigos que migraron anteriormente quienes se esmeran en estimular la migración, incluyendo la ilegal. Los inmigrantes peruanos en el exterior siempre mantuvieron estrechas relaciones con sus parientes, amigos, instituciones  a través de los medios de comunicación: la introducción de los teléfonos celulares, televisión satélite, servicios de internet entre otros; y el inicio de las redes sociales, transnacionales que los mantenía informado de todo lo que ocurría en el Perú.



Migración de peruanos a Estados Unidos 2000 -2007
Admitidos como residentes permanentes legales -LPR
En Estados Unidos 1930 – 2007

ANO                                                                                                                                                        LPR
1930 – 2007                                                                                                                                                            378,778
2000                                                                                                                                                        9,361
2001                                                                                                                                                        10,838
2003                                                                                                                                                        11,737
2004                                                                                                                                                        11,369
2005                                                                                                                                                        15,206
2006                                                                                                                                                        21,300
2007                                                                                                                                                        17,056     96,503

Creado por Jorge Y Gonzales-Lara
Fuentes: DHS - Citizenship and Immigration Services Year Book
 
 














2000 - 2007
  • Durante este séptimo flujo migratorio durante el periodo de 2000 a 2007 la migración de peruanos se incrementan de manera continua de forma legal e ilegalmente. Durante este periodo fueron admitidos como residentes permanentes legales a Estados Unidos 96,503 peruanos y peruanas. Paralelamente ingresaron a Estados Unidos durante el periodo de 2000 – 2007 en condición de “turistas” con visas B-1-B-2 1’437,364 peruanos. Durante 2007 ingresaron a Estados Unidos 211,340 peruanos y peruanas en condición de turistas B-1-B-2 por una estadia no mayor de seis meses. La migración se incremento como parte del fenómeno de las migraciones internacionales. La migración legal de residentes sumada a la migración de turistas peruanos a Estados Unidos se triplico en números. No existen  estadísticas oficiales sobre los peruanos y peruanas que regresaron a su país de residencia luego del periodo de 6 meses de admisión. Es más que conocido que una gran mayoría usan la visa de turista para obtener el ingreso y admisión legamente, para luego del periodo violar el estatus migratorio, y permanecer en Estados Unidos. Las ciudades de preferencia de la migración peruana son La Florida, New York, New Jersey, Virginia y Washington.

Entre 1990 a 2007 seguía siendo Estados Unidos el país de mas atracción de la migración peruana, durante este periodo migraron 292,164 mujeres y 301,201 hombres, y se   incrementaron los envíos de remezas al Perú. Las remezas son un nuevo factor de la migraciones moderna. Nuestro estudio nos revela que se ha producido un cambio en la composición migratoria por región, la tradicionalmente limeña por el lugar de residencia, se extiende a los departamentos al interior del Perú: Tacna, Arequipa, Puno, Piura y Trujillo además de las regiones andinas y la selva peruana. Tenemos una migración de todas las regiones del Perú, se manifiesta en la diversidad de las organizaciones, asociaciones étnicas e instituciones, y  redes sociales en Estados Unidos. La gastronomía peruana y la presencia creciente de Restaurantes de comida regional y nacional es otro factor en la presente migración peruana.

2007 – 2009
La migración peruana de principios del Siglo XX e inicios del Siglo XXI se ha caracterizado por su carácter transnacional, en el proceso de globalización que atraviesa estos procesos migratorios como una actividad viva que constantemente incorpora nuevos elementos sociales. Durante este periodo el flujo de turistas peruanos a Estados Unidos se incremento. En el 2008 ingresaron a  Estados Unidos 227, 1558 peruanos con visas B-1 y B—2 con una estadía no mayor de 6 meses. En el 2009, fueron admitidos como turistas 221,301 peruanos y peruanos con una estadía menor de 6 meses. La contribución de la tecnología en los medios de comunicación ha convertido las fronteras en simbologías, porque a través del uso del internet las páginas webs, los blogs la información y comunicación mantienen la actividad fluida.
El concepto transnacionalidad se ha venido usando para definir las redes sociales que se crean en el país receptor o de residencia en relación con los movimientos más allá de las fronteras de los países. Y el concepto diáspora social se ha usado para definir a una comunidad inmigrante, y desde el país de origen establecen y conforma un punto central sentimentalmente a través de una serie de actividades simbólicas, que tiene influencia sobre las estrategias para la identidad colectiva como parte de una red transnacional, familiar, social, cultural etc. con una gran capacidad de adaptación a las condiciones modificas como consecuencia de la globalización. El nuevo factor resultado de la globalización y del desarrollo tecnológico en el impacto social de la globalización del internet, y es a través de los blogs y redes cibernéticas que han contribuido a la  creación de Blog étnicos con temas nacionales como un nuevo factor en las redes transnacional donde la información conecta al individuo entre el país de origen y el país de residencia. La información juega un rol importante en los flujos migratorios.
El flujo migratorio de peruanos y peruanas en Estados Unidos ha generado cambios en el país de origen, Perú y en el país de receptor de residencia, Estados Unidos.  La presencia de peruanos y peruanas se ha incrementado. Durante 1930 a 2009 395,677 peruanos y peruanos fueron admitidos como residentes permanentes legales. El movimiento migratorio de turistas entre 1996 a 2009 fue de 3’518.481 con una estadía no mayor de 6 meses. Es mas conocido que una gran mayoría no retorna a su país de origen y se establece su residencia en Estados Unidos en condición ilegal. La condición de indocumentado no ha sido un obstáculo para su progreso individual y enviar remezas a la familia. El levantamiento armado en el Perú, la violencia política y el surgimiento de grupos armados,  grupos paramilitares y acciones terroristas  forzaron a muchos peruanos a buscar asilo en Etados Unidos. Durante el periodo de 1998 a 2009, 2,575 peruanos y peruanas el Servicio de Inmigración y Naturalización otorgo asilo político. Este es un nuevo factor en el estudio de las migraciones internacionales de peruanos. Finalmente, el factor es la doble ciudadanía, durante el periodo de 2000 a 2009 81,851 peruanos se naturalizaron ciudadanos de Estados Unidos. La historia de la  migración peruana en Estados Unidos se ha convertido en la experiencia positiva, la formación de redes sociales, el envío de remezas, la aperturas de restaurantes peruanos, la formación de cámaras de comercios, la creación de clubs, asociaciones, culturales, étnicas, la formación de capítulos de partidos políticos, la presencia de profesionales como productores diásporos y la formación de espacios sociales transnacionales.

La inmigración y la dimensión diasporica

La diáspora peruana es una forma de construcción de espacio social transnacional, que refleja el espacio ambivalente que ocupan los inmigrantes peruanos como minoría cultural cuya lealtad nacional está dividida entre el país de origen –mítico, real o imaginario- y el país de residencia. La continuidad con el lugar de origen  caracteriza a una diáspora,  puesto que dota a los miembros de una comunidad dispersa  un punto de arraigo identitarios y los distingue de otros grupos de inmigrantes. El concepto de los enclaves socio-étnico-cultural se ajusta con gran precisión al momento de hacer inteligibles los mecanismos y procesos por medio de los cuales la inmigración toma cuerpo en el país receptor. Es a través de las redes sociales que la diáspora peruana toma cuerpo.
Esos vínculos  con  el origen se truncan con la migración, pero en la diáspora se reconfiguran. Una de las principales características de las diásporas es que crean su identidad en el cruce de tres emplazamientos, el lugar de origen, el lugar de destino y el lugar de la propia diáspora. Así se crea un complejo entramado de relaciones fluidas e intercambios constantes que se extienden cuando los individuos dispersos se asientan en más de un país, o en varios lugares dentro del país de destino. Las diásporas no son solo resultado de la acumulación de individuos concertados todos en un solo lugar sino producto precario de un deliberado esfuerzo imaginativo, social y en ocasiones político para constituirse como una comunidad de semejantes en el lugar de destino.
La diáspora peruana surge en un mundo de migraciones globales, refugiados, asilados políticos, refugiados económicos, fuga de talentos, entre otros que tiene como principales sujetos a personas que se desplazan por el mundo. Las migraciones globales, tiene como principales sujetos a personas que se desplazan por el mundo; vinculadas con el proceso de globalización, independientemente de la raza o clase social, así como por otros grupos de inmigrantes. Las migraciones de peruanos desde fines del siglo XX tienen una dimensiones diasporicas.
La dimensión diasporica tiene las siguientes características:
  • la dispersión de un centro de origen  a cuando menos dos lugares periféricos;
  • la conservación activa de una memoria, una imagen o mito de la patria original; la creencia de que los miembros de la diáspora no serán cabalmente integrados al país de llegada; el compromiso de volver a la patria y, finalmente,
  • la definición de sí mismas como un grupo a partir de las relaciones que establecen –imaginarias-económicas, políticas o sociales- con la patria. Es evidente que el vínculo entre el país de origen y la experiencia de la discriminación en el lugar de llegada son esenciales para la formación de una comunidad diasporica en un juego constante entre la diferencia y la semejanza.
También se plantea los discursos diaspóricos que son usados frecuentemente por minorías étnicas en oposición a un estado-nación dominante en el que ellos se encuentran “atrapados” o por grupos que se residen fuera de un lugar al que no pueden retornar, ya sea por razones políticas, económicas o sociales.” La identidad diaspórica emerge dentro de coyunturas históricas, sociales y culturales cuando los discursos que construyen la pertenencia nacional niegan afirmaciones de ciudadanía evocando razones raciales, culturales, religiosas, lingüísticas u otras. A parte de los discursos diaspóricos se refuerzas por los flujos migratorios reales. La identidad diasporica es una respuesta a las nociones de población nacional del país de residencia de las cuales los sujetos diásporos son excluidos. Esta exclusión  genera a su vez ciertos mecanismos de inclusión diaspórica. En el caso peruano es evidente que ello se da a través de la prensa local, la música criolla-afro-peruana- folclor andino, el culto religioso al Cristo morado, la gastronomía peruana. Articulados en relación a su provisionalidad social y económica, y a los contextos sociales e institucionales. El discurso diaspórica es la representación de sí mismo en términos de una subjetividad moderna para afirmar su pertenencia legítima al espacio en el país que deciden establecer su residencia.
En octubre del 2008 se realizo el I encuentro de peruanos exitosos residentes en el exterior en Lima, Perú.  En el encuentro participaron 24 peruanos residentes en el exterior (Argentina, Chile, Bolivia, Suecia,  Suiza, Inglaterra, Estados Unidos, España, Venezuela, Colombia, Ecuador) en conmemoración de la celebración del “Día del Peruano Residente en el Exterior” organizado por la Fundación Anna Lindh y patrocinado por el Ministerio de Relaciones Exteriores del Perú. El denominado evento “Premiación de Reconocimiento a la Trayectoria y Meritos Peruanos Residentes en el Exterior”, el discurso diaspórica transnacional fue el elemento coordinante de las diásporas establecidas en el exterior el cual se puede resumir en el siguiente:
“Por primera vez en la historia, aquel “trozo de patria” que habita en el exterior se congrega para reafirmar su voluntad de peruanizar el mundo con sus acciones, aquellos embajadores invisibles de peruanidad que trasladan nuestro sabor criollo, el pisco sour, la marinera, el Cristo morado; aquellos que en cada corazón que late hay una blanca y  roja que flamea en el mundo y recorre por sus venas nuestra historia bañada en mil combates desde Manco Cápac hasta los héroes de Tiwinza, son reconocidos e impulsados para construir la nueva patria con potenciales admirables, llamados en el silencio “Orgullos Peruano 2008”. [Héctor Villacrez, nacido en Chachapoyas y radicado en Estocolmo (Suecia)]
Desde la segunda mitad del siglo veinte los peruanos han migrado por todo el mundo: Alemania, Argelia, Argentina, Australia, Austria, Bahamas, Bélgica, Belice, Bielorrusia, Bolivia, Brasil, Brunei, Bulgaria, Canadá, Chile, China, Chipre, Colombia, Corea, Costa Rica, Cuba, Dinamarca, Ecuador, Egipto, El Salvador, Eslovaquia, España, Estados Unidos, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Guatemala, Honduras, India, Indonesia, Israel, Italia,  Japón, Luxemburgo, México, Nicaragua, Nueva Zelandia, Panamá, Paraguay, Polonia, Puerto Rico, Reino Unido, República Checa, República Dominicana, Rusia, Serbia y Montenegro, Singapur, Sudáfrica, Suecia, Suiza, Uruguay y Venezuela. La migración peruana se caracteriza por la dispersión en varios continentes y la creación de redes, y lazos entre los muchos países y ciudades que habitan.
Peruanos en  cifras
No existen cifras oficiales sobre el número de peruanos en el exterior. La falta de encuestas especializadas en el tema impide hacer una proyección estadística confiable de su número en la diáspora. Sin embargo, la Cancillería de relaciones exteriores del Perú, estima que el numero de peruanos que viven en el exterior  va entre el 1’800,000 y 2’200,000 de personas. Un reciente reporte indica que 1’940,817 es el numero de peruanos que migraron al exterior y no retornaron entre 1990 y 2007, según la publicación “Perú: estadística de la Migración Internacional de Peruanos 1990-2007, del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), la Dirección General de Migraciones del Perú (Digemin), la Organización Internacional para las Migraciones (OMI) y la Cancillería de la Republica del Perú.
En un reciente estudio de la Migración Internacional de Peruanos 1990-2007, del Instituto Nacional de Estadística e Informática indica que entre 1990-2007, 1’940.817 peruanos emigraron al exterior legalmente: América 1’299,395 de ellos 665,616 mujeres y 633,769 hombres, Europa 551,189 peruanos, 282,349 mujeres y 258,840 hombres, Asia 76,700 peruanos, 39,290 mujeres y 37,410 hombres y hacia Oceanía y África 13,543 peruanos, 6937 mujeres y 6,605 hombres.
He preferido denominar “cifras” y  no estadística para determinar los estimados de peruanos que viven en la diáspora, porque no existen cifras oficiales, además la cifra de peruanos que emigraron del Perú con una identidad falsa y/o una nacionalidad falsa, (español, chileno, japonés) incrementa el número de peruanos viviendo en el exterior. Por lo que para nadie es un secreto a voces: el tráfico de ilegales, y el robo de identidad en las calles de Lima, el conseguir un pasaporte con una identidad y nacionalidad falsa, para salir del Perú. No existen cifras oficiales; pero se estima que un 17% a 22% emigran con una identidad falsa;  el vacío en el movimiento de entrada y salida de extranjeros. (Informe Técnico N# 6 Junio 2008 INEI). Lo que nos con lleva a estimar una cifra aproximadamente de 2’200,000 a 3’000,000 de peruanos en el exterior.

La migración como un proceso transcultural y las remesas.
Actualmente se concibe la migración como un proceso transcultural, y su caracterización se sirve del concepto de transnacionalismo para su mejor comprensión. Las diásporas son las formas más antiguas de construcción de espacios sociales transnacionales.  La vida transnacional y las formas culturales de los peruanos surgen, desaparecen, cambian y se reproducen a lo largo del tiempo tanto dentro como fuera del espacio nacional.
En los últimos dieciocho años se observa un crecimiento importante de la migración de peruanos y peruanas al exterior con diversos destinos. Así es en el periodo de 1990 -2007 1’940,817 peruanos salieron del Perú. La emigración de peruanos se ve corroborada por la emisión creciente de pasaporte, y el crecimiento de remesas que envían los peruanos residentes en el extranjero a sus familias en el Perú. Lo que un envío de remesas al Perú de aproximadamente 14 millones según el estudio del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), en un promedio mensual de $170.00 destinados al consumo y ahorro por familia en mas 400,000 hogares-familias del Perú receptores de remesas en los departamentos del Callao (12.5%), Lima (11.4%), La Libertad (8.8%), Ancash (6.7%), Arequipa (5.4%), Lambayeque (5.0%), Ica (4.9%), Madre de Dios (4.1%), Loreto (3.8%), y Junín (3.6%), entre otros.
Otro factor de homogenización, pero sin embargo singular a los migrantes dado solamente en el espacio diaspórica, es el envío de remesas a familiares. Es un fenómeno tan particular, según las reglamentaciones y grados de dificultad de envío en el país de acogida, que resulta comprendido en su totalidad solamente por los migrantes. Los familiares en el Perú, rara vez comprenden todo lo difícil que puede resultar el envío de las mismas y a pesar de eso significan una cantidad monetaria impresionante en las economías de algunos países, como en Centroamérica. La recesión económica en Estados Unidos ha representado la pérdida de numerosos puestos de trabajo y con eso la merma de los envíos de remesas. La alimentación mutua en ambos cabos de este suceso es obvia.
Peruanos con falsas nacionalidades: inmigración ilegal
En el periodo de 1994 – 2007 la DIGEMIN emitió un total de 3’726,144 pasaportes. Cabe señalar que las cifras solo indica la migración legal de peruanos que obtuvieron un pasaporte y
fueron registradas sus  salidas al exterior de peruanos de 1’940,817. Otro elemento importante es la migración ilegal, manejada por las mafias de traficantes de indocumentados con identidades falsas, según diversos estudios el número puede duplicar a la migración legal. El robo de identidad y el uso de  pasaportes falsos operado a través de las mafias establecidas en el centro de Lima y Miraflores. El individuo obtiene un pasaporte usualmente con la identidad española, para evitar la solicitud de una visa, o un pasarte chileno y obtiene una visa bajo la nacionalidad chilena; además solicitan un pasaporte con su identidad real de peruano/a. Esto se puede percibir por el número alto de pasaportes emitidos oficialmente (3’726,144 pasaportes) y el número de personas que viajaron al exterior oficialmente (1’940,817 salieron al exterior). El pasaporte oficial peruano es usado cuando arriban al país de destino, mientras que realizan el movimiento migratorio con una identidad falsa hasta el destino final usando la modalidad de escalas por país. Esta nueva modalidad de migración ilegal es la más frecuente usada por las mafias de coyotes peruanos, donde el pasaporte es obtenido directamente de las embajadas por empleados inescrupulosos.
Redes sociales canales de comunicación
Las redes sociales son formas de interacción social, espacios sociales de convivencia y conectividad. Se definen fundamentalmente por los intercambios dinámicos entre los sujetos que las forman. Las redes son sistemas abiertos y horizontales, y aglutinan a conjuntos de personas que se identifican con las mismas necesidades y problemáticas. (Redes. Una aproximación al concepto Marta Rizo García) Por tanto, se erigen como una forma de organización social que permite a los inmigrantes potenciar sus recursos y contribuir a la resolución de sus problemas. Actualmente el estudio ha registrado 1,395 redes sociales peruanas en 57 países donde residen peruanos.




Red Sociales Peruanas en el Exterior
Por País de Residencia
País                                                                                         Red Social #
Estados Unidos                                                                                       267
Argentina                                                                                                 59
España                                                                                                     112
Italia                                                                                                        129
Chile                                                                                                        27
Japón                                                                                                       76
Venezuela                                                                                                                90
Bolivia                                                                                                     64
Brasil                                                                                                       25
Ecuador                                                                                                   16
Alemania                                                                                                 68
Canadá                                                                                                     38
Francia                                                                                                     51
Australia                                                                                                  24
México                                                                                                    31
Colombia                                                                                                 19
Suiza                                                                                                        44
Suecia                                                                                                      35
Reino Unido                                                                                            75

Creado por Jorge Y Gonzales-Lara, 2009
Fuentes: Boletin de New York
 
 









El elemento denominador en la diáspora peruana es la formación de redes sociales. El patrimonio cultural de los peruanos en el exterior refleja en la identidad músico-cultural-gastronómica, en la memoria colectiva de los peruanos que viven en la diáspora y se refleja en los espacios ambivalente que ocupan los inmigrantes peruanos, cuya lealtad nacional hacia la comida peruana, la música criolla, el vals peruano, la música andina  y la literatura peruana se encuentra dividida entre el Perú y el país de residencia.
Estas lealtades  transnacionales se expresa en la nostalgia nacional, el recuerdo del barrio, los mitos mágico-religiosos, el culto al Cristo morado, la comida criolla y las jaranas de antaño.
Estas redes sociales, se cristalizan creando un espacio en donde los inmigrantes peruanos despliegan sus capacidades políticas, culturales, sociales y económicas, con la finalidad de tener una mayor inclusión y autonomía en la sociedad receptora. Los enclaves socio-culturales nos permiten comprender los mecanismos de reproducción social de la identidad en el entorno de los inmigrados. Es decir la identidad colectiva se mantiene en los enclaves a partir de formas de organización grupal que generan empatía entre los actores, creando lazos y compromisos sociales recíprocos al interior de la solidaridad mecánica; generado a su vez, diferenciación social hacia el exterior. Esto permite que definan las fronteras grupales o limites simbólicos de la acción social colectivamente reconocida.
La diáspora peruana reafirma el concepto de peruanidad reincorporando en la tradición cultural  un elemento de nostalgia de identidad colectiva, incorporando lo andino, lo afro-peruano, las tradiciones religiosas de la colonia, la gastronomía peruana, la tradición africana, la tradición china-cantonesa, como la tradición española y occidental. La revalorización de las tradiciones culturales retroalimenta la construcción de peruanidad como identidad de la diáspora. Esto se visualiza claramente en los estereotipos: ser “indio”, ser “cholo”, ser “blanco, ser “negro”, ser “mestizo”, son estereotipos propios de la sociedad peruana que se diluyen; y lo mestizo se convierte en realmente en una etiqueta cultural. La peruanidad como identidad colectiva se revaloriza y se convierte en un hibrido: el ser peruano en la diáspora.
Nuestro estudio ha registrado 1,395 redes sociales de peruanos en el mundo, entre ellas asociaciones religiosas, regionales, étnicas departamentales, deportivas, culturales, profesionales, agrupaciones políticas, folklóricas (música andina, música criolla, música afro-peruana, y música chicha) asociaciones de profesionales, clubes sociales y cámara de comercios. 

Los flujos migratorios de la comunidad peruana se caracterizan por la configuración de redes sociales, así como actividades y patrones que vinculan la sociedad de origen con la receptora. El transnacionalismo es uno de estos marcos, herederos de la globalización, que nos permite explicar las características de la redefinición del concepto peruanidad en el entorno de la globalización de la cultura y  el concepto de la diáspora peruana  como el espacio social trasnacional, que refleja el espacio ambivalente que ocupan los inmigrantes peruanos como minoría cultural y cuyas lealtades nacionales están divididas entre el país de origen y el país de destino y residencia. Y es en la continuidad del vinculo con el lugar de origen lo que caracteriza a una diáspora, aunque este lugar sea imaginario, real y muchas veces místico, puesto que dota a los miembros de una comunidad dispersa en búsqueda de nuevas y mejores oportunidades, con un punto de arraigo identitario, -música, cultura, las variedades lingüísticas del castellano en el Perú, la gastronomía peruana- y a la vez lo distingue de otros grupos de inmigrantes.
Transnacionalismo, transculturación y las redes socio-culturales
Actualmente se concibe la migración como un proceso transcultural, y su caracterización se sirve del concepto de transnacionalismo para su mejor comprensión porque la migración no es un proceso individual, sino grupal, ya que las decisiones para migrar están habitualmente tomadas en un contexto colectivo, fundamentalmente en la familia. Los flujos migratorios que unen los países de origen y de destino son a través de las redes sociales. El concepto de los enclaves socio-étnico-cultural se ajusta con gran precisión al momento de hacer inteligibles los mecanismos y procesos por medio de los cuales la inmigración toma cuerpo en el país receptor. Es a través de las redes sociales que la diáspora peruana toma cuerpo.

Las redes sociales (enclaves socio-étnico-culturales) no tienen por qué estar fuertemente institucionalizados, sino que puede ser un conjunto de relaciones que giran en torno a algún principio organizativo subyacente a la misma. Esto hace que los enclaves sociales se presenten en formas distintas y que presten servicio a distintas funciones. El surgimiento, mantenimiento y continuidad de las asociaciones de inmigrantes, constituye tanto un ámbito como un mecanismo de preservación de la identidad.
Las redes socio-culturales nos permitirán entonces, comprender los mecanismos de reproducción social de la identidad en el entorno de los inmigrados. En estos casos, la identidad se mantiene en los enclaves a partir de formas de organización grupal que generan empatía entre los actores, creando lazos y compromisos sociales recíprocos al interior de solidaridad mecánica; generando a su vez, diferenciación social hacia el exterior. Esto permite que definan las fronteras grupales o límites simbólicos de la acción social colectivamente reconocida.
Las instituciones sociales de enclave tienen como finalidad el mantenimiento del estilo histórico-cultural común de identidad, que al contacto con la nueva sociedad, y la nueva matriz identitaria y nuevo estilo cultural, conforma a la neo cultura. Se mantienen las instituciones, se adoptan nuevos valores, se mantiene el principio básico de la solidaridad mecánica ya que sirve de cemento invisible para cohesionar al grupo, permitiendo el auto adscripción. Sin embargo, las valoraciones personales sobre ciertos rasgos culturales cambian, se adoptan elementos de la cultura de masas y se van asimilando elementos ideológicos del stablishment y de la globalización, a las formas de conducta individual y de acción social sobre todo hacia el exterior.
Para un mejor entendimiento la teoría transnacional se constituyó como una herramienta que permite comprender las migraciones de las últimas décadas de la globalización. Este concepto atraviesa sociedades teniendo en cuenta dos parámetros fundamentales:
a) Los migrantes vinculan su país de origen con el país receptor a través del mantenimiento de relaciones sociales en ambos lados de las fronteras y construyendo un “espacio social transnacional”; y

b) Que la migración posee un carácter dinámico denominado “proceso transnacional”, que pone en relieve la construcción de campos que cruzan los bordes geográficos, culturales y políticos. Los transmigrantes mantienen y desarrollan múltiples relaciones –familiares, económicas, sociales, organizacionales, religiosas y políticas. (Basch et.al.1994: 7).
El "transnacionalismo" es definido como el proceso por el cual los migrantes construyen estos campos sociales que unen sus propias comunidades y sociedades de origen con las de asentamiento (Glick Schiller, Basch y Blanc-Szanton, 1992).
El voto transnacional
En esta ocasión, se plantea una reflexión en torno a los efectos de los vínculos y prácticas transnacionales generados por los migrantes en la articulación social, política y económica de la sociedad global contemporánea. En especial el voto transnacional de la diáspora peruana como un fenómeno trasmigracional. El voto transnacional se caracteriza en tres aspectos:
  • El migrante se vinculada a través del voto transnacional en el cambio decisiones entre el país de residencia y su país de origen, manteniendo relaciones sociales y políticas construyendo un espacio transnacional simbólico e imaginario.
  • El migrante a través del ejercicio del voto transnacional le otorga un carácter dinámico en la participación política electoral, en el cual reproduce sus expectativas por los cambios sociales.
  • El migrante se afirma a través del voto transnacional a partidos que ofrecen discursos políticos más estables, la brecha derecha e izquierda es remplazada por la búsqueda del bienestar del país, y el discurso globalizador donde se sienten representados todos los sectores sociales, este puede ser imaginario o simbólico y muchas veces un mundo mágico maravilloso y se potencia en las experiencias positivas de la inmigración y la globalización informativa.
El voto representa una historia migratoria
La identidad de la gente se expresa cada vez más en un ámbito territorial distinto del Estado nación moderno: con fuerza como en el caso de Cataluña, Euskadi o Escocia, naciones sin Estado, o con acentos más matizados como en el caso de identidades locales o regionales en casi toda Europa; (¿Fin del Estado nación? Manuel Castells)
Hace dos décadas que el Perú sufrió uno de los momentos más difíciles y tormentosos de su historia una época en que la grieta entre el Perú Legal y el Perú profundo se abrió, adoptando caracteres de lo más violentos. Una violencia que fue cuajándose en el transcurrir de la historia republicana del Perú y que terminó con uno de los mayores derramamientos de sangre y miles de desplazados que fueron forzados a emigrar voluntariamente e involuntariamente al exterior.
Tratando de cerrar esa herida se formó la Comisión de la Verdad y Reconciliación que entre sus páginas señala:
“La toma de conciencia de la magnitud del daño causado a nuestra sociedad debe llevarnos a todos a asumir parte de la responsabilidad, aún cuando pueda y deba diferenciarse según grados. No solo la acción directa de los protagonistas, sino también la complicidad silenciosa o la desidia de muchos han contribuido a su manera a promover la destrucción de nuestra convivencia social. Debemos reconocer, pues, la naturaleza ética del compromiso por la reconciliación, es decir, debemos admitir que las cosas pudieron ocurrir de otra manera y que muchos no hicimos lo suficiente para que así fuese”. (Comisión de la Verdad y la Reconciliación. Pág. 20)
Peruanos registrados para votar elecciones 2006
Por país de residencia

Estados Unidos                                                                       593,165.00
España                                                                                     252,995.00
Japón                                                                                       71,784.00
Italia                                                                                        119,557.00
Argentina                                                                                                271.995.00
Venezuela                                                                                59,399.00
Chile                                                                                        180.544.00
Bolivia                                                                                     51,572.00
Brasil                                                                                       39,195.00
Ecuador                                                                                   33,663.00

Creado por Jorge Y Gonzales-Lara
Fuente: Migración Internacional de Peruanos 1990-2007, del Instituto Nacional de Estadística e Informática
 
Las migraciones de fines del siglo XX y siglo XXI tienen una dimensiones diasporicas. La diáspora peruana surge en un mundo de migraciones globales, refugiados, asilados políticos, refugiados económicos, fuga de talentos, entre otros que tiene como principales sujetos a personas que se desplazan por el mundo. La diáspora peruana ha definirse en un mundo de las migraciones globales, entre otros tiene como principales sujetos a personas que se desplazan por el mundo; y vinculadas con el proceso de globalización, independientemente de la raza o clase social, así como por otros grupos de inmigrantes.








Cada voto representa una historia migratoria, una decisión de vida. En cada diáspora de peruanos en el exterior, por pequeña que sea, es una historia por contar. Las diásporas, esas comunidades de cientos de migrantes que viven fuera de las fronteras de sus países de origen, desafían la concepción tradicional del Estado-nación y obliga a pensar en políticas que no se queden en lo nacional, sino contemplen estrategias transnacionales. Es decir la definición clásica de “migrante” ya no puede derivarse única y exclusivamente de la condición de residencia del individuo, esto es, de la ubicación de su residencia habitual a uno u otro lado de la franja fronteriza. Por el contrario, a la condición migratoria ha de definirse más bien a partir de la incorporación y participación del individuo en un sistema transnacional de redes sociales. El ejercicio del voto transnacional ejercita el derecho a tomar decisiones desde el país de residencia a su país de origen, este ejercicio es una simbología a los cambios imaginarios o reales en términos del ejercicio de la democracia y la búsqueda de bienestar real o/y imaginarias en la distribución de las riquezas, y la migración como una experiencia positiva de la diáspora.
El transnacionalismo se ha convertido en un elemento característico de las migraciones y en un eje de análisis clave para entender el fenómeno migratorio contemporáneo. Ciertamente, aunque las prácticas transnacionales entre los migrantes no son nuevas, resulta novedosa la capacidad de la perspectiva transnacional de proporcionar una mira que permita observar de otra manera los movimientos migratorios, en su doble condición de consecuencia y causa de las grandes transformaciones que experimentan nuestras sociedades. En este caso el Perú y la diáspora peruana.
Del mismo modo, el concepto transnacionalismo no se limita únicamente a los fenómenos relacionados con la migración sino que apela a un amplio conjunto de acciones, procesos e instituciones que transciende las fronteras de los estados y/o de las comunidades nacionales.
Los gobiernos de los países latinoamericanos, tienen la necesidad de diseñar políticas novedosas que les permitan potenciar la relación con sus diásporas en Estados Unidos y otros países con una presencia de sus connacionales. Tanto las dimensiones como el impacto que tienen las mismas en la vida nacional hacen cada vez más evidente que en esta era de globalización informativa y acelerada migración, no se puede gobernar de espaldas a estas comunidades. (Rafael Fernández de Castro. Migrantes, votos, remesas: Las diásporas transnacionales.)
Las Remesas y el voto transnacional
Las remesas son cantidades de dinero enviadas por inmigrantes a sus países de origen. Las cantidades anuales de dinero son tan inmensas que en algunos países han desplazado a las exportaciones tradicionales como la principal fuente de ingresos de la economía nacional.
A nuestro entender, sin embargo, se trata además de una necesaria expansión y ampliación del concepto mismo de “migración”. Si hubo un tiempo en que podíamos delimitar la migración como el flujo de individuos y fuerza de trabajo, hoy en día es claro que debemos ampliar su contenido incorporando la movilidad e intercambio de bienes culturales, información, y recursos materiales.
Al migrar, en su propio desplazamiento, el individuo no sólo lleva consigo su persona y su fuerza de trabajo, sino que también lleva con él su cultura y su capital social. La migración así, no es sino una forma particular en que las redes y el capital social y cultural de una comunidad se expanden y consolidan en espacios cada vez más amplios y distantes. Es en este contexto, que la diáspora peruana se ha venido desplazando, y las remezas económicas son el resultado de la acción social-económico-laboral en el país de residencia. Las remesas se han constituido en la piedra angular de sostenimiento y corredor económico entre los migrantes que desarrollan múltiples relaciones: familiares, económicas, sociales, organizacionales, religiosas y políticas.
La diáspora peruana en cifras se estima en 3’000,000 millones de peruanos y peruanas dispersos en 58 países entre ellos: Alemania, Argelia, Argentina, Australia, Austria, Bahamas, Bélgica, Belice, Bielorrusia, Bolivia, Brasil, Brunei, Bulgaria, Canadá, Chile, China, Chipre, Colombia, Corea, Costa Rica, Cuba, Dinamarca, Ecuador, Egipto, El Salvador, Eslovaquia, España, Estados Unidos, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Guatemala, Honduras, India, Indonesia, Israel, Italia, Japón, Luxemburgo, México, Nicaragua, Nueva Zelandia, Panamá, Paraguay, Polonia, Puerto Rico, Reino Unido, República Checa, República Dominicana, Rusia, Serbia y Montenegro, Singapur, Sudáfrica, Suecia, Suiza, Uruguay y Venezuela.
El cual representa un ingreso de remesas al Perú de aproximadamente 14 millones, en un promedio mensual de $170.00 destinados al consumo y ahorro por familia en más de 400,000 hogares-familias del Perú receptores de remesas en los departamentos de Callao (12.5%), Lima 11.4%), La Libertad (8.8%), Ancash (6.7%), Arequipa (5.4%), Lambayeque (5.0%), Ica (4.9%), Madre de Dios (4.1%), Loreto (3.8%), y Junín (3.6%), y otros (1.1%).
Según el estudio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID- 2008) el envío de remesas de todo el mundo a Latinoamérica alcanzo aproximadamente a U$66,500 millones de dólares en el año 2007, un 7% más que el año 2006. México sus remezas se totalizaron en U$23,979 millones, el Brasil en U$7,075 millones, Colombia fue el tercer país con total de remesas de U$4,520 millones de dólares, Guatemala con un total de remesas U$4,128 millones de dólares, El Salvador U$3,695 millones de dólares, República Dominica U$3,120 millones, Ecuador U$3,805 millones y el Perú U$2,900 millones de dólares en el año 2007 lo que represento el 2% PBI.
Según la información del Banco Central de Reserva del Perú (BCR), el monto de las remesas durante el 2006 fue de $ 1,837 millones, mientras que en el 2007 la cifra se elevo a U$ 2,131 millones y el pasado ano cerro en U$ 2,437 millones, mostrado una tendencia ascendente. Según el BID, un 60% de personas que reciben las usan en gastos básicos y un 21% las destina a educación. Estos puentes simbólicos e imaginarios entre el país de residencia y el país de origen, creado por las remesas económicas a las familias y la economía peruana a través de los pagos de impuestos por las transacciones y el proceso de movimiento económico entre la banca internacional y la banca nacional; por que las remezas están destinadas a los gastos básicos de la familia y a la educación primariamente. En este sentido las comunidades transnacionales pueden entenderse como ámbitos de mediación en una doble acepción, que se configura y en los procesos sociales de la acción social: migrar, intercambios, flujos de información-Internet-blogs- reciprocidad, en términos de pasado y futuro, esto es en términos de la transformación de las condiciones en las cuales dicha acción social se desarrolla.
Las redes Socio-Culturales
Las diásporas son las formas más antiguas de construcción de espacios sociales transnacionales. En el caso de la diáspora peruana la forma de organización social y el símbolo son intrínsecos a cada grupo particular y las clasificamos por la identidad del grupo y la actividad que realizan:
1.      Asociaciones o grupos de folclor andino,
2.      Asociaciones departamentales o regionales,
3.      Asociaciones o grupos de música afro-peruana,
4.      Asociaciones o grupos de música andina,
5.      Asociaciones de profesionales,
6.      Asociaciones de Comercio,
7.      Asociaciones de ayuda asistencial,
8.      Asociaciones o grupos deportivos, y
9.      Asociaciones Religiosas.

En este sentido un primer aporte es establecer el papel de los enclaves socio-étnico-culturales. Los enclaves socio-culturales son instituciones constituidas en los diversos estados y/o condados de los Estados Unidos donde existe una mayor presencia de peruanos. Estos enclaves se cristalizan, creándose un espacio en donde los inmigrantes despliegan sus capacidades políticas, culturales, sociales y económicas, con la finalidad de tener una mayor inclusión y autonomía en la sociedad receptora.
Existen registrado 241 organizaciones peruanas en los Estados Unidos, que las definiremos como enclaves socio-culturales que han venido sirviendo para la movilidad social de los peruanos y peruanas, además son centro de acopio de información: trabajo, como obtener información sobre los servicios sociales para los inmigrantes legales o indocumentados, son a su vez de enlaces de solidaridad entre diferentes generaciones de inmigrantes, especialmente a quienes las barreras del lenguaje a reducidos sus posibilidades en el proceso de integración; también vale decir es un vehículo que preserva la identidad y la peruanidad; centro de intercambio de información, y centros de información para negocios y comercio.
Es en estos enclaves socio-culturales donde el emigrante peruano y peruana empieza a conocer el funcionamiento de la sociedad norteamericana a través de la historia oral de otros inmigrantes y experiencias personales; y como enfrentar estos nuevos retos en la sociedad en una diversidad cultural y étnica.
Los enclaves socio-político-étnicos-culturales definen a los emigrantes de primera y segunda generación como transmigrantes[3]. El transmigrante es aquél migrante que puede participar activamente en la vida económica, social, y política del país de origen y del de destino, al mismo tiempo. Vale decir, no todos los migrantes peruanos son transmigrantes.
El fenómeno de transmigración es eminentemente en la primera y segunda generación, porque, para la tercera generación, los individuos se asimilan más a la cultura del país de acogida a diferencia del país que proceden y pierden el interés en interactuar en esa última sociedad. A diferencia de la asimilación cultural, es la manera como se señala al proceso de integración de un grupo étnico-cultural tal como los inmigrantes, grupos étnicos minoritarios y otros dentro de lo que se tiene establecido como lo común a una comunidad mayor o dominante. La presunción de que dichos elementos generales son la garantía de la convivencia cultural dentro de un estado o territorio, es la que motiva el inicio de dicho proceso.
En este proceso, el grupo que es absorbido y pierde por lo general su originalidad de manera parcial o total como sus maneras de hablar, su dialecto, sus peculiaridades en el habla, sus modos de ser y otros elementos de su identidad cultural cuando entra en contacto con la sociedad y cultura dominante.
El otro aspecto de asimilación cultural se da con la llegada de los inmigrantes y refugiados a otras naciones. El proceso puede ser complejo, porque no siempre estos grupos de personas desean asimilarse al país en donde se encuentran, sino que muchos prefieren defender la cultura propia de sus lugares de origen, aspecto que puede traerles dificultades como marginación y el rechazo.

Otros realizan el proceso de asimilación[4] de manera parcial y pragmática, es decir, asumen los elementos culturales dominantes en sociedad y conservan sus manifestaciones propias en el ámbito íntimo. Otros en cambio se muestran completamente abiertos a asumir la cultura que los acoge y olvidan con frecuencia sus orígenes llegando incluso a renegar de ellos. Lógicamente los niños son los más abiertos a la asimilación cultural.
En la época contemporánea, el tema de la asimilación cultural de los inmigrantes es común en países industrializados en donde llegan cientos de inmigrantes de países en vías de desarrollo que no sólo se constituyen en una fuerza de trabajo, sino que traen consigo sus propias manifestaciones culturales y lenguas. El elemento cultural que resulta más conflictivo es sin duda el de la religión al cual los grupos humanos se aferran con mayor fidelidad.
El surgimiento de los enclaves socio-culturales, son un mecanismo de mantenimiento y continuidad de las asociaciones de migrantes, constituye tanto un ámbito como un mecanismo de preservación de la identidad". (Güemes, 1984, 132). Hasta aquí la cita de lo que es un enclave, y que nos permitirá entonces, comprender los mecanismos de reproducción social de la identidad en los entornos urbanos por parte de los emigrantes peruanos en los Estados Unidos.
En estos casos, la identidad se mantiene en los enclaves a partir de formas de organización grupal que generan empatía entre los actores, creando lazos y compromisos sociales recíprocos al interior de los enclaves de solidaridad con el país de origen; generando a su vez, diferenciación social hacia el exterior. Esto permite que definan las fronteras grupales o límites simbólicos de la acción social colectivamente reconocida.
En el caso de los inmigrantes peruanos podemos observar una dicotomía en el proceso de interacción cultural de manera parcial es decir asumen elementos de la cultura dominantes pero a la vez conservan sus manifestaciones propias en el ámbito intimo de la comunidad, una expresión son los enclaves socio-culturales a través de las diversidad de organizaciones peruanas: organizaciones asistenciales de ayuda a Perú, organizaciones religiosas, organizaciones deportivas, organizaciones étnico[5] culturales, organizaciones folklóricas, entre otras.
Los Enclaves étnicos
Los grupos étnico o etnia: con este nombre se designa a un grupo humano que posee rasgos físicos y biológicos similares, además de compartir tradiciones históricas, lengua, cultura, creencias y valores, es decir, un grupo que forma una comunidad socio-cultural forjada históricamente. Las etnias poseen un árbol genealógico evolutivo común, y se asientan sobre relaciones de parentesco y de herencia que se remontan hacia lejanas épocas del pasado. No hay que confundirla con el concepto de ‘raza[6] ya que éste designa la existencia de unos rasgos genéticos que son comunes y exclusivos de un grupo humano.
Sin embargo, dentro de cada raza existen numerosas etnias, ya que muchos de los grupos humanos que constituyen una raza han tenido una experiencia histórica y cultural exclusiva, diferente de otras experiencias vividas por el resto de los grupos.
Muchas de las organizaciones peruanas en los Estados Unidos comparten las tradiciones, históricas, lengua, cultura creencias y valores. Algunas de ellas se remontan hacia las épocas a del pasado. En Atlanta, la Cámara de Comercio de Georgia, la Hermandad del Señor de los Milagros, la Asociación Peruana Americana, la Hermandad del San Martín de Porres y la Asociación de Residentes de Huancayo. En Boston, la Comunidad Peruano América, la Comunidad Peruana de Massachusetts, la Asociación de Peruanos Unidos y la Asociación Inca Runa. En Carolina del Norte, La Asociación Peruana de Carolina del Norte y te Unirte Peruvian Asociación of Nashville. Estas organizaciones comparten la tradición religiosa y la nostalgia peruana y construyen una memoria colectiva con la diáspora.
El estudio nos revela que las 9 formas de organización 3 son las principales organizaciones que reafirma la identidad colectivamente son las Asociaciones Religiosas, (La Asociaciones del Hermandad del Señor de los Milagros[7] y la Hermandad de San Martin de Porres es interesante detenernos en la Hermandad de San Martín de Porras[8], porque es un santo negro, el cual es venerado por generaciones de origen mulato. Las hermandades religiosas peruanas fortalecen la identidad religiosa de los peruanos en la diáspora, los valores de culturales que se expresan a través de la interacción social expresa grados sociales, estableciendo campos de acción que se expresan mediante la diferenciación del statu quo social.
La interacción social resultante de la dinámica, expresa grados sociales, estableciendo campos de acción que se expresan mediante la diferenciación del statu quo social. En la interacción social, se va a observar a los individuos y como estos influyen mutuamente y adaptan su comportamiento frente a los demás. Cada individuo va formando su identidad específica en la interacción con los demás miembros de su campo social en la que tiene que acreditarse.[9] En Georgia las organizaciones: La Asociación Peruano Americana de Georgia y la Asociación de Residentes Huancayo-Perú.
Las redes comerciales
Otra son las Asociaciones de Cámaras de Comercio peruanas en las Estados Unidos demuestra que no sólo la actividad comercial era lo que le interesaba a cada peruano que ejerce el comercio , sino que además una gran preocupación por organizarse e impulsar su actividad comercial a través de un organismo representativo, lo que en la actualidad se traduciría lo que es la Cámara de Comercio como Asociación o Institución que a nivel local, provincial, nacional o internacional, agrupa a los comerciantes (sean importadores, exportadores, industriales, mayorista, minoristas, etc.) con el objeto de proteger sus intereses, mejorar sus actividades comerciales sobre la base de la mutua cooperación y promover su prosperidad, así como también la de la comunidad en la cual se halla asentada. En Chicago existen 15 organizaciones: Te Academice Liasen Peruviana- American Cultural Advancement (Alpaca), El Club Deportivo Íntimos de Chicago, el Club Alianza Lima, La Hermandad del Señor de los Milagros, the Peruvian Association of Central Indiana, the Peruvian Arts Society, Capitulo del Medio Oeste de Instituciones Peruanas, la Asociación Peruana del Gran Cincinnati, Ayuda al Hospital del Nino, Peruanos Unidos-Columbus, the Peruvian Art Society, the Peruvian American Chamber of Connmerce of Chicago y the Peruvian American Medical Society.
En Denver, Colorado existen aproximadamente 20 organizaciones: la Asociación Peruana de Kansas City, la Asociación Peruana de Preston, El Club Deportivo Defensor Evanston, La Hermandad del Señor de los Milagros de Denver, El Instituto de Estudios Vallejianos, la Asociación de Residentes Peruanos de North Colorado, El Club Peruano de Brigham Young University, la Comunidad Peruana de Omaha, el Club Alianza Lima de Sun Valley, the Denver Power Sport Academia, El Club Perú Denver, El Club Unión Canipaco, La Hermandad del Señor de los Milagros de Utah, La Asociación Deportiva Los Andes, Fraternidad Peruana de Utah, Asociación Peruana de Utah, Eagle Kuntur-Huasy Latín American Fundación, Canipaco Futbol Club, La Asociación para el desarrollo Eagle-Cóndor Humanitarian Andes y el Expreso Verde Huancayo. Las Asociaciones e identidades deportivas, estas organizaciones agrupan mayormente joven entre las edades de 18 a 36 anos. Los peruanos en el exterior viven agrupados en diversos tipos de asociaciones, colectividades e instituciones.
Estos lazos fortalecen la identidad en el exterior, la posibilidad de seguir manteniendo su idiosincrasia, los valores de su cultura, y la forma de ver la vida. Los clubes deportivos establecen campos de acción que se expresan mediante la interacción social, lazos de identidad, manteniendo su idiosincrasia en conexión con los miembros de la diáspora peruana y la construcción de la identidad colectiva.
El fenómeno transcultural: Las nuevas motivaciones de escribir sobre el Perú, desde una visión transnacional
La producción intelectual de escritores inmigrantes peruanos y peruanas es un nuevo fenómeno en las migraciones internacionales, y poco estudiado. Las nuevas motivaciones de escribir sobre el Perú, desde una visión transnacional, rompe todos los formatos, y ofrece una nueva vertiente y vigoriza las muestras literarias, contribuyen en la narrativa, poesía, critica, ensayo, testimonios y crónicas de los inmigrantes con ideas diferentes por que la migración ha resultado ser un proceso positivo, y de beneficio para el proceso creativo y aprender de los nuevos en tornos.  En noviembre 29 del 2005 fue presentada la primera Antología en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara. El nuevo carácter de las literaturas transculturales y transnacionales. Esta antología producida en New York incluyo escritos que muestran diferentes vertientes, por escritores e intelectuales peruanos diásporos, cabe resaltar que la antología incluye escritos y muestras producidas en los Estados Unidos y otros trabajos producidos fuera de la antología por escritos peruanos diásporos marcan un nuevo elemento en el estudio en la migraciones internacionales y la migración peruana en Estados Unidos. 

El entusiasmo sostenido del pionero, Isaac Goldemberg, que escribe, vive y produce en Nueva York y dirige el Instituto de Escritores Latinoamericanos donde se origina la Revista Hostosiana, y al trabajo del editor de Róger Santiváñez, se ha hecho posible esta importante muestra de literatura: Escritores Peruanos en los Estados Unidos 1970-2005.

La Antología de autores peruanos que han vivido o viven aún en los Estados Unidos, han contribuido a la narración, poesía, crítica y el testimonio, representando parte importante del quehacer literario peruano de las cuatro últimas décadas. La excelente Antología de Escritores Peruanos en los Estados Unidos 1970-2005, refleja las experiencias colectivas de la inmigración peruana como productores culturales diásporos e inmigrantes. Para nuestro estudio esta es un nuevo fenómeno poco estudiado de la producción literaria de los inmigrantes frente a la literatura establecida en el país receptor sobre la vida de los inmigrantes. El aporte de la literatura y la cultura es un tema a desarrollar,  como esta literatura influyen en la interpretación de la inmigración en Estados Unidos. Una historia que busca fusionar la visión del inmigrante frente a la sociedad receptora desde la poesía, historia, crónicas, y literatura done más de 70 autores que destacan enteramente a la literatura peruana en los Estados Unidos.

La literatura en la diáspora comparte elementos en común, tales como la memoria, el problema de la identidad, de la búsqueda del yo y de la rearticulación de un sujeto inter-sectado Hoy la migración, la movilidad dentro y fuera de una región se han convertido en parte de lo cotidiano; las identidades se redefinen de otras formas, en términos de cultura, poder, inserción, influencia, acción y producción. El territorio o los territorios se construyen y reconstruyen permanentemente en la literatura diáspora. La transmigración, como fenómeno literario, es resultada y productora de la creación de circuitos de comunicación al interior de la escritura misma que transforma las “fronteras” de la representación y que se ex­presa, entrecruzadamente y negociadamente, en la creación del fenómeno literario.  Por lo tanto, el lenguaje literario, den­tro de la trans­migración, es la traducción de la re­pre­sen­ta­ción que realiza el sujeto en contacto diná­mico con otra rea­lidad y la propia que redistribuye los elementos de la com­po­sición del len­guaje. Todo lenguaje es representación y todo lenguaje literario es la configuración diferenciada, y par­ticular, que se desarrolla en un conjunto de nego­ciaciones conflictivas que abordan el te­rreno de lo simbólico y lo específico del fenómeno literario: gé­nero, prosa, tema, crónicas, etc. [10] La Antología es reflejo de la idea, la nostalgia poética, la reconstrucción de la identidad como inmigrante, y la construcción de la nación más allá de las fronteras territoriales.

La gastronomía y la identidad diasporica
La formación de espacios gastronómicos sociales

La gastronomía peruana se ha convertido en el aporte positivo de la migración peruana en el desarrollo del espacio social transnacional donde se origina una serie de prácticas y relaciones que dan origen a ese espacio[11]. La migración peruana en Estados Unidos tiene una característica especial entre la diversidad de comunidades de inmigrantes y es en la comida peruana donde se reafirma los orígenes de la peruanidad y proveen el afianzamiento que cabalgan sobre más de dos culturas. La cocina fue el punto de encuentro natural de todas las culturas. En la cultura peruana la inclinación por el mestizaje que ha caracterizado la historia de la cocina y la gastronomía se ha convertido en aporte positivo de los inmigrantes peruanos.
Restaurantes de comida peruana en Estados Unidos
Espacios sociales gastronómicos

Ciudades                                                                                                                                                 Restaurant #                                                                                                                                                                          
New York                                                                                                                                                                109
California                                                                                                                                                 94
Florida                                                                                                                                                     59
New Jersey                                                                                                                                              43
Wisconsin                                                                                                                                                                32
Virginia                                                                                                                                                    21
Georgia                                                                                                                                                    18
Texas                                                                                                                                                       16
Illinois                                                                                                                                                     12
Connecticut                                                                                                                                              12
Washington DC & States                                                                                                                          6
Maryland                                                                                                                                                 5
Colorado                                                                                                                                                  5
Arizona                                                                                                                                                    5
North Carolina                                                                                                                                         4
Pennsylvania                                                                                                                                           4
Puerto Rico                                                                                                                                              4
Utah                                                                                                                                                         4
Delaware                                                                                                                                                  2
Indiana                                                                                                                                                    2
Massachusetts                                                                                                                                         2
Minnesota                                                                                                                                                                2
Nevada                                                                                                                                                    2
Alabama                                                                                                                                                  1
Missouri                                                                                                                                                  1
Nebraska                                                                                                                                                 1
Oregón                                                                                                                                                     1
Oklahoma                                                                                                                                                                1
Ohio                                                                                                                                                        1
Rhode Island                                                                                                                                           1
South Carolina                                                                                                                                         1
Tennessee                                                                                                                                                                1
TOTAL                                                                                                                                                                   411

Creado por: Jorge Y Gonzales-Lara, Agosto 03, 2010
Fuentes Boletín New York – Restaurantes Peruanos en Estados Unidos
 
 






























La gastronomía es el estudio de la relación entre cultura y alimento. La gastronomía estudia varios componentes culturales tomando como eje central la comida. Los cambios generados por la globalización invitan a una redefinición constante de las políticas culturales. La globalización necesita estar acompañada por una evolución política y cultural, capaz de facilitar una mejor comprensión entre los ciudadanos del mundo. El proceso de migración de los peruanos a Estados Unidos desde inicio de la década de los ochenta se ha caracterizado por la reconstrucción de una identidad cultura gastronómica. La cultura es el conjunto de todas las formas, los modelos o los patrones, explícitos o implícitos, a través de los cuales una sociedad regula el comportamiento de las personas que la conforman. Como tal incluye costumbres, prácticas, códigos, normas y reglas de la manera de ser, vestimenta, religión, rituales,   normas de comportamiento, sistemas de creencias, y los alimentos en la dieta diaria. Desde otro punto de vista se puede decir que la cultura es toda la información y habilidades que posee el ser humano. La migración peruana no es solo el flujo de individuos y fuerza de trabajo, son la incorporación de la movilidad e intercambios de bienes culturales y la gastronomía es una de los recursos materiales en su propio desplazamiento migratorio, que expanden y consolidad formando espacios étnicos en el país receptor o residencia.

Los nuevos flujos migratorios de peruanos a Estados Unidos se caracterizan por la configuración de redes sociales, y una de sus actividades se vincula a la gastronomía, el arte de la cocina. La cocina es el aspecto cultural convertido para los inmigrantes en la simbología colectiva.

La migración de peruanos a los Estados Unidos se remonta a los años 1930. El reciente estudio sobre las migraciones a Estados Unidos  de 2007-2008 (The Yearbook of Immigration Statistics of DHS-CIS,) reporta 1’750,218 peruanos en Estados Unidos. La fuerte presencia de inmigrantes peruanos como una comunidad joven de inmigrantes ha creado nuevas prácticas sociales, económicas y el desarrollo de restaurantes peruanos en Estados Unidos es una práctica transnacional en la medida que pone en juego una serie de vínculos con el lugar de origen y destino. La comida típica peruana regional y nacional, que expresan la diversidad de la gastronomía peruana es un punto de encuentro natural de inmigrantes peruanos en 32 ciudades y 441 restaurantes de comida peruana en Estados Unidos. Los restaurantes no requieren de áreas en especial para ser reconocidos como lugares de comida peruana. La valoración de la comida se transforma en un espacio social que transciende el espacio geográfico. En el espacio geográfico se sostiene una serie de relaciones y prácticas que dan origen a los espacios sociales transnacionales al mismo tiempo que estas prácticas van transcendiendo los limites de los nuevos territorios que se forman siempre en los lugares de llegada.[12]

Las actividades económicas vinculadas de 441 restaurantes de comida peruana en  32 ciudades de Estados Unidos con la gastronomía peruana, nos muestra como el territorio permite el desarrollo de espacios sociales transnacionales.  El desarrollo de los restaurantes responde a la transformación de la cocina peruana en un producto étnico de valoración cultural y social. La valoración permite que la gastronomía se constituya en un componente de la identidad de los migrantes peruanos, quienes la utilizan no solo para abrir un negocio, sino también como un recurso económico.  La creación de espacio sociales gastronómicos en ciudades de mayor concentración de inmigrantes peruanos son New York 109 restaurantes de comida peruana, seguidos de California 94 restaurantes, Florida 59 restaurantes y New Jersey 43 restaurantes de comida peruana esta representación explica que la formación  La cultura gastronómica peruana se ha convertido en el símbolo de la tradición cultural de los inmigrantes, donde la nostalgia unida al recuerdo y a las tradiciones nacionales, se reconstruyen simbólicamente en la cocina peruana.

La presencia de restaurantes  de comida peruana en más de 32 estados de la nación es la representación floreciente, de la migración peruana en Estados Unidos. El transnacionalismo, aplicado al fenómeno de la migración, se sostiene sobre la base de que los migrantes mantienen múltiples relaciones-familiares, económicas, sociales, organizacionales, religiosas y políticas- que vencen las fronteras. Los restaurantes no requieren de una zona geográfica, para ser reconocidos como lugares de comida peruana, es la valorización de la gastronomía que hace referencia a un lugar formando un espacio social gastronómico.

Los restaurantes de comida peruana han florecido en todo el mundo. En ciudades como New York, California, Florida, New Jersey, Wisconsin, Virginia, Georgia, Texas, Illinois, Connecticut y otras ciudades  muchos restaurantes peruanos han abierto con éxito sus puertas al público en Estados Unidos, lo que demuestra que los restaurantes peruanos han venido a quedarse. En la comida peruana se encuentran al menos 5.000 años de historia pre-inca, inca, colonial y republicana. Se consideran casi tres siglos de aporte culinario español, (influenciado inicialmente por 762 años de presencia musulmana en la Península Ibérica), las costumbres gastronómicas traídas por esclavos de la costa atlántica africana y la fuerte influencia de los usos y costumbres culinarios de los chefs franceses que huyeron de la revolución en su país para radicarse, en buen número, en la capital del virreinato del Perú. Igualmente trascendental es la influencia de los chinos-cantoneses, japoneses, italianos desde el siglo XIX y otros europeos (emigrados al Perú entre los siglos XIX y XX). Como particularidad exclusiva de la gastronomía del Perú, existen comidas y sabores de cuatro continentes en un solo país y, esto, desde la segunda mitad del siglo XIX.

En la ciudad de New York podrá encontrara comida peruana y diversos productos peruanos, tales como: lomo saltado, ceviche de ají de gallina, pollo a la brasa, cholo con queso, cerveza Cristal, Pilsen, la chica morada, arroz con pollo, pisco, ají amarillo, papa a la Ocopa, panteones. Estos platos peruanos representan diferentes ciudades del Perú como Lima, Huancayo, Piura, Arequipa, (rocoto relleno), Trujillo (seco de cabrito), Chiclayo. Las variedades de comidas son reflejo de la diversidad cultural peruana en Estados Unidos, un fenómeno transcultural de la diversidad gastronómica presente en los movimientos migratorios internacionales: la cocina costeña, la cocina criolla, el chifa-peruano-cantones, la cocina andina y la cocina de la selva peruana.

Un aspecto en la simbología de la gastronomía peruana que une familias, amigos para compartir una nostalgia colectiva como parte de esa identidad colectiva.

El Ceviche de la región costeña en sus diferentes formas: puro, mixto, con mezcla de pescado y marisco. La preparación del cebiche no tiene precisamente influencia española, pero sí de las blancas esclavas "moriscas", descendientes de musulmanes, que éstos trajeron cautivas de sus incursiones por el norte del África. El chupe de camarones típico del departamento de Arequipa, al Sur del Perú es uno de los platos más refinados de la costa peruana, se trata de una sopa espesa a base de pescado y mariscos, papas, leche y ají.

La cocina criolla con 259 postres tradicionales desde el XIX, esta gran variedad se origino en las ciudades costeras desde la época del Virreinato del Perú, como los picarones, el turrón y la mazamorra morada, que expresa la influencia africana y árabe en la gastronomía peruana. La Cultura Negra, ha tenido una gran influencia en el arte culinario de gran parte de las Américas e Islas centroamericanas, luego de su llegada al Nuevo Mundo. Tal como sucede con todo aquel que emigra a tierras lejanas; ellos optaron por tratar de preparar gran parte de sus manjares con los nuevos productos que encontraron. Eran sabores que su paladar no había olvidado y que añoraban con gran ansiedad.

El chifa peruano, la llegada de los “colie” desde 1849, trabajadores chinos que firmaban un contrato en donde se comprometían a trabajar durante ocho años para los “grandes señores”. Estos contratos se firmaban en Macao. Sin embargo, en muchos casos los inmigrantes chinos cayeron en condiciones semejantes a la esclavitud.

El mestizaje de la comida china con la cocina criolla peruana. Una historia que ha logrado fusionar su gastronomía milenaria adaptada a productos que trajeron y que posteriormente cultivaron por los años 1921. La gran variedad de platos salados y dulces con diferentes tipos de carnes, verduras y sopas crearon una nueva alternativa culinaria.

Una historia que ha logrado fusionar su gastronomía milenaria adaptada a los productos que trajeron y que posteriormente cultivaron y fusionaron con otra gastronomía milenaria. Los platos criollos como el tacú - tacú, lomo saltado y el conocido arroz chaufa fueron influidos por los chinos. De este modo, se puede hablar de una cocina chino-peruana, con rasgos que la distinguen de las demás culinarias de origen chino.

Los Andes son el origen de milenarias culturas y con ellas el sabor de la cocina peruana. En esta parte alta del país, la alimentación principal continúa siendo a base de maíz, la papa y multiplicidad de tubérculos. Productos introducidos como el arroz, el pan y las pastas de Europa. La variedad de carnes (vacunas, porcinas y ovinas) ha enriquecido la cocina peruana. La variedad y riqueza de la comida andina es similar a la de la comida costeña. La papa a la huancaína y la sopa chairo, el caldo de cabeza y las costillas de carnero doradas son mínima muestra de un vasto catálogo que apenas si se ha difundido.

La pachamanca es una suerte de comida regional y campestre, principalmente en Huánuco, Pasco, Junín y Ayacucho que poco a poco se ha ido extendiendo por todo el país. Igualmente, gran variedad de peces de agua dulce forman parte de la gastronomía regional, siendo muy apreciada la trucha, introducida a fines del siglo XIX.

La cocina de la selva, esta cocina es elaborada en base a los productos originales de la zona. En ella podemos encontrar las regiones que se encuentran en la zona selvática y escondida. En la inmensa variedad, destaca el paiche, siendo el pez más grande de agua dulce, la carne de tortuga y de otros múltiples animales selváticos son igualmente consumidos. Los platos típicos de la Amazonía peruana son el juanee y el tacaco. En frutas destaca el mango, la pina y muchos otros.
En la última década del Siglo XX e inicio del Siglo XXI la cocina peruana empezó a popularizarse fuera de sus fronteras. La particularidad exclusiva de la gastronomía peruana, se ha extendiendo desde la década de 1980, a través de las migraciones internacionales incrementaron el numero de restaurantes típicos de comida peruana en  Estados Unidos y en el exterior en sus diversas especialidades como una expresión del mestizaje y de la cultura peruana.

Es indudable que la gastronomía peruana se ha convertido en la bisagra cultural de la migración peruana y el aporte positivo enriqueciendo por la diversidad cultural gastronómica, el aumento del consumo gastronómico, creación de nuevas fuentes de empleos y la formación de nuevos negocios incrementado los ingresos económicos en las ciudades establecidas. Los aportes positivos en el aspecto cultural y económico. La migración de hoy marca una notable en la construcción cultural que se disuelve en la multiciplicidad de interacciones y fenómenos sociales en que los inmigrantes están inmersos, reconstruyendo una nueva identidad gastronómica cultural incorporando nuevos elementos a la cultura de la alimentación. La gastronomía es el fenómeno de atracción o construcción de la imagen de un destino; en efecto, y ora como forma de relación transcultural entre el país de origen y el país receptor, es una forma de identidad cultural, de relación socio histórica y también como condición para el desarrollo espacios sociales transnacionales en la medida que establece una serie de prácticas y vínculos con el país de origen y el país de destino. La transfiguración de límites físicos y simbólicos en el espacio social configura nuevas prácticas de donde emergen la formación de una identidad transnacional y diasporica.
En la última década del siglo XX, la cocina peruana empezó a popularizarse fuera de sus fronteras. La particularidad exclusiva de la gastronomía del Perú, se ha extendiendo desde la década de 1980, incrementaron el numero de restaurantes típicos de comida peruana en los Estados Unidos en sus diversas especialidades como una expresión del mestizaje y de la cultura peruana.
Las redes Culturales la música como Identidad Colectiva
Otro aspecto son las asociaciones y organizaciones provinciales que buscan preservan la identidad étnica y cultural en su expresiones artísticas y en la música de sus regiones, especialmente de los emigrantes peruanos originarios de los departamentos del interior del Perú. Estos son los principales enclaves étnicos-religiosos-socioculturales. Estos enclaves tiene una característica étnica y se concentrar en determinada música regional o local del Perú, música de los andes de las diversas regiones andinas. La comunidad peruana en los Estados Unidos viene elaborando una cultura musical en el proceso de adaptación y transculturación. La música peruana se convierte en el elemento más importante en el proceso de la memoria colectiva e identidad de la diáspora. Entre los factores que facilitan forjar una comunidad musical-cultural está la formación de las instituciones, asociaciones y grupos músico-culturales; y la confraternidad se afirma la percepción de “peruanidad” en un contexto social hibrido.
La diáspora peruana a través de las expresiones músico-culturales elabora una identidad colectiva. En este repertorio se enmarcan los géneros que reflejan los valores culturales y promueven el estatus del sector dentro de la jerarquía social. Generalmente, se reconocen tres esferas principales de producción musical, estas son: 1) música andina; 2) música criolla/afro-peruana; y 3) música tropical.
La música criolla ha sido favorecida por el público peruano, independientemente de raza o clase social. Representado por géneros tales como el vals y el tonderito, la música criolla suele invocar sentimientos de seguridad en la audiencia con temas vinculados con el pueblo y la vida cotidiana. Vinculadas con el desarrollo de la música criolla están las expresiones de los afro-peruanos, formando una tradición mayormente reconstruida por Nicomedes Santa Cruz (1925-1992). Este movimiento músico-cultural ha resultado en el surgimiento y subsecuente codificación de varios géneros como el landó, y el festejo.
La música establece firmemente una anclada en la tradición proporcionando opciones musicales conducidas por una mezcla de recuerdos y nostalgia por una patria idealizada. Estas selecciones reflejan la manera en que los inmigrantes elaboran auto-representaciones musicales y refuerzan el lazo psicológico con la cultura base. Porque la memoria colectiva está constantemente recreada a través de la música criolla y afro-peruana. La música de estas dos esferas permanece firmemente anclada en la tradición.
La emigración de peruanos y peruanas es más compleja, no se puede solo explicar por el deterioro económico, la falta de oportunidades y la violencia social. Nuevos elementos en el proceso de la transnacionalización de la economía peruana y la política social-cultural peruana han expulsados a los peruanos a emigrar a los Estados Unidos.
Otro elemento es el sentimiento de “peruanidad” entre los emigrantes de la diáspora peruana, es el producto de una construcción con hondo contenido emocional, juegan un rol preponderante las determinaciones estructurales, la percepción que se tiene de las mismas, y la atribución de una identidad por parte de los demás.
La representación de lo peruano se articula a las contradicciones entre el país de entrada o acogida como el país origen. Esto se visualiza claramente en los estereotipos: ser “indio”, ser “cholo”, ser “blanco”, ser “negro”, ser “mestizo” son estereotipos propios de la sociedad de origen que aparecen en la diáspora peruana. A su vez, los diversos géneros de música (andina, negra, chicha etc.) producen múltiples efectos y retroalimentan las construcciones identitarias de la diáspora. Ahora bien, en el contexto de las migraciones estas identificaciones regionales y étnicas constituyen espacios simbólicos susceptibles de ser modelados en sus dimensiones y fronteras. En este contexto se ponen en juego expectativas que tiene el emigrante peruano sobre la sociedad de acogida, los Estados Unidos moviéndose las personas de un sistema clasificatorio a otro, construyendo nuevas identidades que otorguen sentido al nuevo contexto social. En la reconstrucción del concepto “peruanidad” en la diáspora se presenta una red de identidades posibles y “virtuales”.
La “identidad peruana” pierde su centralidad y se des localiza. Encontramos entonces que las categorías identitarias nacionales relacionadas con componentes “afro”, “indio”, “andino”, y “mestizo” se diluyen. Tanto el componente “andino” como el componente “afro” trascienden los límites nacionales peruanos, extendiéndose simbólicamente a un proceso de transculturación.
Emergiendo en una nueva realidad
La transculturación, es un proceso en el cual emerge una nueva realidad, compuesta y compleja; una realidad que no es una aglomeración mecánica de caracteres, ni siquiera un mosaico, sino un fenómeno nuevo, original e independiente. Para describir tal proceso, el vocablo de raíces latinas transculturación proporciona un término que no contiene la implicación de una cierta cultura hacia la cual tiene que tender la otra, sino una transición entre dos culturas, ambas activas, ambas contribuyentes con sendos aportes, y ambas cooperantes al advenimiento de una nueva realidad de civilización. (Malinowski, Bronislaw, “Introducción”, en Ortiz, F., Contrapunteo..., ob. cit., p. XII.)
En Hartford 18 organizaciones de diversas temáticas, Oderi Organization to Defend Rights, Hermandad del Señor de los Milagros dl Perú, Perú- Posible, Comité Perú Connecticut, Mestizo Manta, Peruvian Inca Club, Hermandad del Señor de los Milagros en Rodhe Island, Hermandad de San Martin de Porres, Comunidad del Señor de la Justicia, Partido Aprista Peruano, Club Social Bolognesi, Asociaciones de Instituciones Peruanas en los Estados Unidos, Asociación de Profesionales Peruano-Americanos, Brisas del Titicaca, Asociación por la Promoción y la Conservación de la Amazonia, Virgen del Rosario Paraca-Ayacucho, Peruvian American Community Center, Club Rosario de Ocros y el Comité Apóstol Santiago El Mayor.
En Houston encontramos 10 organizaciones que representan el mosaico de la inmigración peruana. La Asociación de Estudiantes Peruanos Universidad A & M, La Asociación Peruana de Houston, Grupo Folklórico “Raíces”, Asociación Peruana de Austin, Asociación Peruana de Dallas, Club Perú de North Texas, Hermandad Señor de los Milagros, Austin-Lima Sister Cities Committe, Peruvian American Medical Asociotation, La Sociedad Peruana de San Antonio y el Club de Damas Peruanas en Dallas.
En los Ángeles una de las ciudades que ha venido recibiendo una diversidad de inmigrantes entre ellos la comunidad peruana. Existen aproximadamente 22 organizaciones, entre ellas muchas mantiene una relación con el lugar de origen, las cuales proveen ayuda asistencial y conservan las tradiciones culturales peruanas en los aspectos de la tradición religiosa, la música folklórica, andina, la música negra, y la diversidad de las gastronomía peruana de las diversas regiones del Perú. (Tumbes, Piura, Chiclayo, Iquitos, Huancayo, Pisco, Moquegua, Lima y el Callao.)
Entre la diversidad de las organizaciones peruanas esta La Fundación Orfanato Nino Jesús de Praga, La Cámara de Comercio Peruana de California, La Asociación de Instituciones Peruanas en los Estados Unidos y Canadá, Peruvian American Medical, Asociación Peruana Internacional de Cultura, Fundación Inca Internacional de Cultura, La Asociación Leonciopradina, El Club Arequipa, El Club Huancayo, La Asociación de Ex-cadetes de Colegios Militares, La Hermandad del Señor de los Milagros del Centro de los Ángeles, Comité Pro-Pauta, La Hermandad Señor de los Milagros del Valle San Juna Fernando, El Comité de Damas Peruanas Madre de Calcuta, La Hermandad del Señor de los Milagros de Van Nuys, El Club Libertad, La Asociación “ Peruvian American Dental”, Perú Negro, La Hermandad del Señor de los Milagros del Valle de Pasadena, La Asociación Chalaca del Sur de California, La Asociación “Peruvian American Medical Society,” y la Asociación de Instituciones Peruana de Estados Unidos y Canadá de Santa Ana, California.
En la interacción social, los emigrantes peruanos se puede observar cómo se influyen mutuamente y adaptan su comportamiento frente a los demás. Cada individuo va formando su identidad específica con los demás miembros de su campo social en la que tiene que acreditarse. La interacción social resultante de la dinámica de la dinámica de las organizaciones e instituciones étnico-culturales. El cambio se evidencia a través de las interacciones de cada persona con el resto social y como el conjunto afecta al individuo, marcando un comportamiento de comunicación global de sujetos relacionados entre sí. Las formas y convenciones de la dinámica social están marcadas por la historia y sujetas, por tanto, a un cambio permanente.
Miami una ciudad de preferencia por los emigrantes Peruanos
En Miami ha sido primariamente la primera ciudad de entrada, de los miles de peruanos. Existen aproximadamente 42 asociaciones socio-culturales que las clasificamos por la identidad del grupo y su simbología intrínseca a cada grupo en particular entre ellas; la Unidad Cívica Peruana, Club Arequipa, Coalición Peruano Americana, Circulo Cultural del Peru, Comité de Damas Lucha Contra el Hambre, Club Peruano de la Florida, Asociación de Artistas Peruanos de la Florida, Asociación de Peruanos de Jacksonville, Asociación de Profesionales Peruanos, Hogar Clínica San Juan de Dios, Sociedad de Enfermeras y Profesionales Afines, Club de Libro, Club Ayacucho de la Florida, Asociación Nacional Pro-Marinera del Perú, Hermandad del Señor de los Milagros, Asociación de Instituciones Peruanas de los Estados Unidos y Canadá, Asociación Emergencia Ayacucho, Peruana American Medical Society, Club Selva Peruana, Asociación Ballet Folklórico Inti, Asociación Esperanza y Caridad, Estampas Peruanas, Hermandad del Señor de los Milagros del North Miami Beach, Peruvian American Public Safety, Hermandad dl Señor de los Milagros de Miami, Hermandad de los Milagros del Sur de la Florida, Asociación Ex cadetes Colegio Leoncio Prado, Organización Cultural Peruana Condado de West Palm Beach, Medelma Fundación-Producciones Artísticas, Danzas y Canciones del Perú, Peruvian American Endwment, Hermandad San Martin de Porras, Peruvian American Trade Center, Centro Peruano de Historia y Cultura, Cámara de Comercio Peruano-Americana, Club Huancayo de Miami, Asociación Ancashina del Perú, American Peruvian Action, Club Cultural Social Deportivo, Hermandad del Señor de los Milagros de Pal Beach, Hermandad del Señor de los Milagros del North Miami, Instituto de Cultura Peruana, Peruvian American Club, Peruvian American Medical Society, Asociación de Oficiales en Retiro de las Fuerzas Armadas y Policiales, Club Peruano de Tampa y la Asociación de Imagen Peruana. Estos grupos y asociaciones funcionan como identidades étnico-peruano-culturales en ellos buscan preservar la identidad de peruanidad que se mantiene en las instituciones, pero a la vez se adoptan nuevos valores y se mantiene el principio básico de la solidaridad mecánica que sirve para mantener la identidad del grupo, sin embargo se van asimilando elementos ideológicos del stablishment a las formas de conducta individual de cada inmigrante.
Se puede observar que las principales organizaciones que cohesiona la identidad colectiva son las asociaciones de música andina, afro-peruana, asociaciones de solidaridad, asociaciones de carácter religioso, grupos deportivos y de danzas, asociaciones de profesionales y asociaciones culturales. Es el conjunto de relaciones que giran en torno al principio organizativo subyacente de la misma que constituye tanto un ámbito como un mecanismo de preservación de la identidad. El reciente estudio de DHS-CIS, 2007, reporto que la preferencia de entrada de los Peruanos sigue siendo Miami, Florida, esto se puede explicar por los gastos de viaje es menor en comparación con otros puertos de entrada, además el uso de español se ha afianzado en Miami, lo que hace Miami una ciudad más atractiva a la nuevas olas de emigrantes peruanos, por otro lado la diáspora peruana en Miami se reafirma a través de las instituciones y reproducen simbólicamente la identidad en el entorno de los inmigrados.
New York la Capital de Mundo
New York es la capital del mundo, para los miles de inmigrantes y se caracteriza por la diversidad multicultural, una radiografía sociológica de la historia social, cultural, demográfica, la revela como la ciudad con mayor diversidad étnica, cultural donde se hablan más de 170 idiomas, siendo la segunda ciudad de preferencia de los emigrantes peruanos. Las redes socio-étnico-culturales se han convertido en la clave para preservar la identidad étnica, aunque esta identidad se reconstruye en la diáspora, y asume diferentes posturas. Existen aproximadamente 35 asociaciones establecidas que realizan diversas actividades en la comunidad peruana: grupos de folklor y música andina, grupo de folklor negro-peruano, asociaciones deportivas, asociaciones de profesionales y asociaciones religiosas entre las principales enclaves. Estos enclaves conectan a la diáspora peruana entre dos espacios transnacionales : la Asociación de Ex cadetes del Colegio Militar Leoncio Prado, la Asociación Peruana de Artistas, Arequipa Social Club, Organización de Hermandades Católicas Peruanas, Fraternidad de Damas y Caballeros de San Martin de Porras, Hermandad del Señor de los Milagros de Yonkers, Cámara de Comercio Peruana, Inca Soccer Institute, Centro Cultural Peruano, FANAD del Perú, Hermandad del Señor de los Milagros de New York, Grupo de Apoyo para el Desarrollo del Perú, Peruvian Community Center, Ballet Poder Negro, Peruvian América Medical Society, Hermandad Señor de los Milagros de New York, Solidaridad Peruana, Pony Club, La Takis del Perú, Peruvian Lawyers Association, Comité Pro-festival Latinoamericano de Queens, Hermandad de San Martin de Porras de New York, Centro Comunitario Peruano Americana, Hermandad del Señor de los Milagros de Westbury, Peruvian American Country Club, Comité Cívico Cultural Peruano Alcides Carrion,”Hermandad de Cargadores y Sahumadores del Señor de los Milagros de New York, Instituto Peruano de Cultura de New York, Club Alianza Lima, Club Perú de New York, Fundación del Desarrollo del Nino, Chalacos Unidos-Festival Patriótico Unido, Mosaicos Peruanos Andean Folklore Fundación, Peruvian American Asociación for Cultural Promotion, Hogar de Cristo, Hermandad de Damas y Caballeros de Santa Rosa de Lima, Centro Provincial Ocros-Peru y Peruvian Immigration Family Services.
Las diásporas son las formas de construcción de espacios sociales transnacionales. New Jersey es la tercera de la ciudades de mayor atracción de peruanos, tradicionalmente los emigrantes peruanos se establecían en Paterson New Jersey, en esta ciudad se establecieron los primeros restaurantes de comida peruana, New Jersey es la tercera ciudad de preferencia por los emigrantes peruanos. Entre las instituciones peruanas tenemos la Asociación de Instituciones Peruana de los Estados Unidos y Canadá capitulo New Jersey, La Hermandad del Señor de los Milagros de Paterson, la Asociación Elizabeth Peruvian Linos Club, Asociación Peruvian American Community Center Ayllu, Asociación Peruvian for Progress, Unión Peruvian Lions Club, Asociación Peruana Virgen de Cocharcas, Hermandad del Señor de los Milagros de Filadelfia, Peruvian American Political Action, Asociación Peruana Hermandad San Martin de Porras, Asociación Peruvian Lions Club, Peruvian American Teachers Association, Hermandad de Damas Y Caballeros de San Martin de Porras, Asociación Latiamericana de Cultura, Hermandad de Santísima Virgen de Chapí, Hermandad del Señor de los Milagros de Perth Amboy, Sociedad Cultural Cesar Vallejos, Peruvian Civic Association of New Jersey, Peruvian Organization of Unión County, National Association of Peruvian American y la Association Peruvian Parade.
Los enclaves socio-culturales tienen como finalidad el mantenimiento del estilo histórico-cultural común, que al contacto con la nueva sociedad, y la nueva matriz de identidad o nuevo estilo cultural. Se mantienen las instituciones, se adoptan nuevos valores, se mantiene el principio básico de la solidaridad mecánica. Las valoraciones personales sobre ciertos rasgos culturales cambian, se adoptan elementos de la cultura determinante del stablishment y se van incorporando nuevos elementos ideológicos del stablishment, a las formas de conducta individual y de acción social sobre todo en el entorno social.
Es a través de los espacios creados por los enclaves social étnicos culturales, cuando las redes sociales de los inmigrantes peruanos alcancen cierta densidad en los Estados Unidos y cristalicen enclaves territoriales, donde se concentra en mayor densidad peruanos creándose un espacio en donde se desplieguen las capacidades, políticas, culturales, sociales y económicas con la finalidad de tener una mayor inclusión en los Estados Unidos. Este es un nuevo fenómeno que viene ocurriendo en la diáspora peruana en Miami, New Jersey y New York.
Otro aspecto importante es el proceso de transculturización que viene a travesando la diáspora peruana, las valoraciones personales sobre ciertos rasgos culturales están cambiando y se adoptan elementos de la cultura determinante del stablishment y se van asimilando elementos ideológicos a las formas de conducta individual. Los enclaves culturales (música, pintura, danzas, literatura, etc.) son parte esencial de las tradiciones históricas, lengua, cultura creencias y una revaloración por la cultura ancestral, y las hermandades religiosas fortalece la identidad religiosa peruana en la diáspora y la música peruana se convierten en el elemento más importante en el proceso de la memoria colectiva peruana.
La identidad peruana en la diáspora
La identidad peruana tiene que ver con nuestra historia individual y la historia colectiva, con nuestro pasado ancestral y las tradiciones culturales que son partes inseparables de la peruanidad. El ser peruano en la diáspora adquiere dimensiones simbólicas en un proceso de transculturación. La diáspora peruana redefine el concepto de peruanidad e identidad y reincorporan la tradición cultural con un elemento de nostalgia de identidad colectiva, incorporando lo andino, lo afro-peruano, las tradiciones religiosas de la colonia, la gastronomía peruana como símbolo de la peruanidad colectiva, la tradición africana, la tradición china-cantonesa, como la tradición española y occidental. La revalorización de las tradiciones culturales retroalimenta la construcción de peruanidad como identidad de la diáspora. Esto se visualiza claramente en los estereotipos: ser “indio”, ser “cholo”, ser “blanco”, ser “negro”, ser “mestizo”, son estereotipos propios de la sociedad peruana que se diluyen; y lo mestizo se convierte en realmente en una etiqueta cultural. La peruanidad como identidad colectiva se revaloriza y se convierte en nosotros: lo peruano.
La identidad es una necesidad básica de todo individuo. La peruanidad tiene que ver con nuestra historia de vida y es influida por el concepto de mundo que manejamos y por el concepto de mundo que predomina en la época y lugar en que vivimos. La identidad peruana está vinculada a la tradición del indígena del antiguo mundo andino, de las comunidades amazónicas, la tradición africana, la tradición china-cantonesa, como la tradición española y occidental son partes inseparables de la peruanidad.
El asunto de la identidad y la peruanidad ha sido sumamente conflictivo en la historia social del Perú. Ciertamente desde la “independencia” del Perú una de las características constantes del pensamiento y de los proyectos políticos peruanos fue la negación del pasado y de las tradiciones de Perú como una nación multiétnica en vistas a instaurar nuevos modelos de sociedad.
Sostener que el incario resume la historia del antiguo Perú es reducir siglos de ricas culturas y sociedades pre incas (cimientos básicos de nuestra identidad nacional) a su último período, es una idealización arbitraria, deforma la propia valía del incario como gran sociedad avanzada y es asimismo desconocer que hay otros pueblos, como las comunidades amazónicas, que no se reconocen como sus herederos y que tienen otra génesis, es pensar con mente imperial o tratar de entubar la historia, a la doctrina.
Ahora bien, en el contexto de las migraciones y la globalización, estas identificaciones regionales, razas, etnias e identidad constituyen espacios simbólicos susceptibles de ser modelados en sus dimensiones y fronteras.
La tradición del indígena del antiguo mundo andino como la tradición española y occidental son partes inseparables de la peruanidad. En este contexto se ponen en juego expectativas que tiene el emigrante peruano sobre la sociedad de acogida, los Estados Unidos, moviéndose las personas de un sentido al nuevo contexto social.
En la reconstrucción del concepto “peruanidad” e “identidad nacional” en la diáspora se presenta como una red de identidades posibles y “virtuales”. La “identidad peruana” pierde su centralidad y se des-localiza. Entonces encontramos que las categorías de identidad étnica nacional relacionada con componentes “afro-peruano”, “indio”, “andino”, “amazónico”, “mestizo” y la raza “cobriza”, se diluyen.
Tanto el componente “andino” como el componente “afro-peruano” trascienden los límites nacionales peruanos, extendiéndose simbólicamente a un proceso de transculturación y el concepto peruanidad se redefine. La peruanidad en la diáspora revaloriza la tradicional “andina” “afro-peruana” con la tradición española y occidental como parte indispensable de la identidad peruana y de la peruanidad. A su vez, los diversos géneros de música producen múltiples efectos y retroalimentan las construcciones de identidad de la diáspora peruana.
Estas expresiones se reflejan en la diversidad de las asociaciones étnico-culturales, organizaciones deportivas, organizaciones culturales, grupos de folclor, música afro-peruana, organizaciones religiosas, asociaciones departamentales-regionales, asociaciones de solidaridad y asistenciales que crean identidades fluidas y múltiples, profundamente apoyadas tanto en la sociedad de origen como en la de destino.
Los flujos migratorios de la comunidad peruana se caracterizan por la configuración de redes sociales, así como actividades y patrones que vinculan la sociedad de origen con la receptora. El transnacionalismo es uno de estos marcos, herederos de la globalización, que nos permite explicar las características de la redefinición del concepto peruanidad en el entorno de la globalización de la cultura: el ser peruano en la diáspora, que no es lo mismo que ser peruano en el Perú.
El espíritu del hombre peruano, modelado por el arte y la religiosidad, ha dado lugar a una gran creatividad que se manifiesta en infinidad de formas, ritmos y rituales. Más de 3.000 fiestas populares, 1.500 géneros musicales e infinidad de oficios artesanales confirman al Perú como uno de los países con más variado folclor en el mundo. Con estas expresiones, los peruanos se nutren de profundas raíces para proyectar una alianza inmemorial con la naturaleza y expandir a través de ritmos y colores su compromiso con la vida.
Hoy, en ellas se mezclan los sonidos de instrumentos de viento y percusión que provienen de tiempos pre-incas con otros de más reciente creación, y las danzas más tradicionales, como la marinera y el huayno, con ritmos más modernos, como el vals criollo y últimamente la chicha.
Esta capacidad para la fusión musical es la constatación más contundente de una cultura que no admite purismos excluyentes, que va forjando una identidad colectiva a partir de una multiculturalidad plena de diferencias de la diáspora peruana.
La diáspora peruana redefine los conceptos de peruanidad e identidad y reincorpora la tradición cultural en la diáspora con un elemento de nostalgia de identidad colectiva, incorporando lo andino, lo afro-peruano, las tradiciones religiosas de la colonia, la gastronomía peruana como símbolo de la peruanidad colectiva.
Lo “mestizo” se ha convertido realmente en una etiqueta cultural. En la comida peruana se encuentran al menos 5.000 años de historia pre-inca, inca, colonial y republicana. Y se consideran casi tres siglos de aporte culinario español, influenciado inicialmente por 762 años de presencia musulmana en la Península Ibérica, las costumbres gastronómicas traídas por los esclavos de la costa atlántica africana y la fuerte influencia de los usos y costumbres culinarios de los chefs franceses. Igualmente transcendental es la influencia de los chinos-cantoneses, japoneses, italianos desde el siglo XIX y otros europeos. El resultado es una excepcional diversidad marcada por la confrontación y el encuentro de múltiples tradiciones culturales.
Por lo tanto, hay en este concepto de peruanidad un cruce individuo-grupo-sociedad, por un lado, y de la historia personal con la historia social, por otro. Los individuos, los grupos y las culturas tienen conflictos de identidad. Hay una identidad personal y varias identidades colectivas. No hay un solo “nosotros”, sino varios, no excluyentes, sino superpuestos en la unicidad de la persona. La identidad distingue nuestro colectivo de otros, así como la identidad individual distingue a nuestra individualidad de hoy de los peruanos en la diáspora. La identidad colectiva es a la vez común y diferente según el contexto. En la diáspora es “nosotros los peruanos”, y actúa como un móvil contextual de solidaridad y son muchas las identidades colectivas y algunas incluyen otras, pero hablamos de nosotros los peruanos.
El sentimiento de peruanidad en la diáspora es producto de la reconstrucción imaginaria con hondo contenido emocional, juegan un rol preponderante las determinaciones estructurales, la percepción que se tiene de las mismas y la atribución de nuestra identidad como individuos por parte de los demás. La representación de lo peruano se articula a las contradicciones entre el país de entrada con el país de origen. Esto se visualiza claramente en los estereotipos: ser “indio”, ser “cholo”, ser “blanco, ser “negro”, ser “mestizo”, son estereotipos propios de la sociedad peruana que se diluyen; y lo mestizo se convierte realmente en una etiqueta cultural. La peruanidad es la identidad imaginaria, simbólica, y se presenta como una red de identidades posibles y virtuales, trasciende los límites nacionales extendiéndose simbólicamente a un proceso de transculturación, la peruanidad redefine su dinámica social y está marcada por la historia colectiva y sujeta a un cambio permanente.
Existen rasgos propios en la cultura que desarrolla el migrante dentro del espacio diaspórico, que aunque híbrido no suma factores de una y otra ubicación geográfica sino que significa el proceso creativo de manifestaciones culturales nuevas. Es cierto que la música criolla ha contribuido a generar en la mayoría de migrantes el vínculo con lo cotidiano y por lo tanto el recuerdo de la vida familiar, el entorno, que resulta de recuerdo seguro, pero también es cierto que los elementos que representan la identidad de “peruanidad” se diluyen en el país receptor.  La peruanidad no tiene ese marcado sentido del “choleo” que se usa en el Perú, los peruanos tienen otros lazos que los unen de una manera conminatoria por la necesidad de incorporación a la sociedad que los recibe, de esta manera desarrollan otras connotaciones en, las preferencias  musicales  y sobre todo la moda, donde, por ejemplo, el “choleo” marca un ritmo que difícilmente puede impactar con el sentido peyorativo y  desvalorizan que se usa en el Perú.  La “negrura”, no “negritud”, cambia sus connotaciones para convertirse en un factor de aglutinamiento en las preferencias de los países de mayoría negra.
No hay un solo “nosotros”, sino varios, no excluyentes, sino superpuestos en la unicidad de la persona. La identidad distingue nuestro colectivo de otros, así como la identidad individual distingue a nuestra individualidad de hoy de los peruanos en la diáspora. La identidad colectiva es a la vez común y diferente según el contexto. En la diáspora es “nosotros los peruanos”, y actúa como un móvil contextual de solidaridad y son muchas las identidades colectivas y algunas incluyen otras, pero hablamos de nosotros los peruanos.








Bibliografía & Referencias

Alexander, Jeffrey. Theorizing the modes of incorporation: Assimilation, Hyphenation and Multiculturalism as Varieties of Civil Participation. Sociological Theory, Vol. 19, Nº 3. pp. 237-249. 2001.
Alcántara, Gerardo. El Perú frente a la globalización. San Marcos, Lima – Perú. 2008.

Ariza, Marina (2002). Migración, familia y transnacionalidad en el contexto de la globalización. Algunos puntos de reflexión. Revista Mexicana de Sociología, LXIV (4), 53-84.

Ávila Molero, Javier El individuo y sus redes sociales” Repensando el concepto de comunidad transnacional desde el análisis de las redes personales de los inmigrantesDepartament d’Antropologia Social i Cultural. Universidad Autónoma de Barcelona

Basch, Linda; Glick Schiller, Nina y Szanton Blanc, Christina. Nations Unbound. Transnational Projects, Postcolonial Predicaments and Deterritorialized Nation-States .Nueva York: 1994.
Boletín de New York. Restaurantes peruanos en EE.UU. Revista cultural de los peruanos. http://www.boletindenewyork.com/
Brazan Luque, José Carlos. Asociaciones políticas de inmigrantes peruanos y la “Lima Chica” en Santiago de Chile. Universidad Nacional Autónoma de México. Migraciones Internacionales, Vol. 4. Numero 2, Julio-Diciembre de 2007.

Brubaker, Rogers. “The ‘Diaspora’ Diaspora” en Ethnic and Racial Studies.Vol. 28, Nº 1, pp. 1-19. 2005.
Calderón, Chelius, Leticia. Algunas coordenadas de análisis para comprender el voto en el exterior de 2006. Reflexiones y Alternativas, UNAM. pp. 147- 161. México.

DeWind, Josh, Philip Kasinitz y Charles Hirschman, eds. “Americans”, International Migration Review, Vol. 31, 1997. (A special issue with a subset of revised papers from the above mentioned conference).

DeWind, Josh, Charles Hirschman y Philip Kasinitz, and Eds. The Handbook of International Migration: The American Experience. New York: Russell Sage Foundation, 1999. (Winner of the American Sociological Association’s 2000 Thomas and Znaniecki Award for the best book in the field of international migration). (Revised papers from the conference becoming American/America Becoming, providing a comprehensive overview of the field of U.S. immigration studies).

DeWind, Josh, y Charles Hirschman. “Becoming American/America Becoming: A Conference on International Migration to the United States”, in Items, Vol. 50, Nº 2-3, 1996.

DeWind Josh, Portes, Alejandro. International Migration Review, special issue on “Conceptual and Methodological Developments in the Study of International Migration”. Vol. 38, Fall 2004.

DeWind, Josh y Portes Alejandro. Un dialogo transatlántico: el progreso de la investigación y la teoría en el estudio de la migración internacional.  La revista Internacional Migration Review. Sobre Avances Conceptuales y Metodológicos en el Estudio de la Migración Internacional. Princeton University

Dufoix, Sephane. Diasporas. Trad. William Rodarmor. Berkeley:
University of California Press, 2008.

Faist, Thomas. (1999). Developing transnational social spaces: The Turkish German example, en Ludger Pries. Migration and Transnacional Social Spaces. Review. 30 (2), 423-444.

Faist, Thomas. “Transnationalization in International Migration: Implications for the Study of Citizenship and Culture” en Ethnic and Racial Studies, Vol. 23, Nº 2, pp.189-222. 2000.
Fernández de Castro, Rafael. Migrantes, votos, remesas: Las Diásporas Transnacionales. Reforma. México. Foreign Affairs en Español.

Foner, Nancy, y George Fredrickson, Eds. Not Just Black and White. New York: Russell Sage Foundation, 2004.

Foner, N., R. Rumbaut, S. Gold, eds. Immigration Research for a New Century: Multidisciplinary Perspectives. New York: Russell Sage Foundation, 2000. (A revision and major expansion of the special issues of the American Behavioral Scientist mentioned above).

Gabaccia, Donna R., y Colin Wayne Leach, eds. Immigrant Life in the U.S.: Multi-disciplinary Perspectives. New York: Rout ledge, 2004. Estudios migratorios latinoamericanos, 17, 52, 2003. Special issue of a Latin American peer reviewed journal based in Buenos Aires, Argentina, that specializes in migration research —featuring seven essays that were presented at the SSRC conference on “Migrations, Borders and Diasporas in the Americas”, held in Santo Domingo, Dominican Republic, in June 2003.

Gerstle, Gary, John Mollenkopf John. E Pluribus Unum? Contemporary and Historical Perspectives on Immigrant Political Incorporation. New York: Russell Sage Foundation, 2001.

Genuine passport, false name in Lima Peru: Enemies at the gate. Jorge Yeshayahu Gonzales-LaraWednesday, August 20, 2008Immigration and CultureWednesday, August 20, 2008.

Godenzzi, Juan. La multiculturalidad: multiculturalidad, identidad y globalización. Programa de Actualización. Titulación 2006. Facultad de Ciencias. Lima, Perú.

Golubov, Nattie. Algunas reflexiones sobre la diáspora. Centro de Investigaciones sobre América del Norte. Ponencia presentada en el Coloquio Internacional "Políticas de frontera." Cartografías geopolíticas y culturales." Facultad de Filosofía y Letras, UNAM, octubre 2009.

Gonzáles-Lara, Jorge Yeshayahu.” La diáspora peruana en los Estados Unidos.” monografias.com. 2008. www.monografias.com/trabajos60/diaspora-peruana-estados-unidos/diaspora-peruana-estados


Gonzales-Lara, Jorge Yeshayahu. La diáspora peruana en los Estados Unidos. La emigración de peruanos a los Estados Unidos 1980-2006, New York, 2008.

Gonzáles Lara, Jorge Yeshayahu. Una aproximación al concepto diáspora peruana. New York, 2009.

Gonzáles-Lara, Jorge Yeshayahu. El Ser Peruano en la Diáspora. Letrillas Tierras de Letras. La revista de los escritores hispanoamericanos en Internet. Ano XII N# 202, Cagua, Venezuela, 19 de enero de 2009.

Gonzáles Lara, Jorge Yeshayahu. La diáspora peruana un espacio social transnacional en el proceso de la globalización y las redes sociales enclaves diásporos de la peruanidad. New York, 2009.

Gutiérrez Narváez, Juan Carlos. Reconstruir teoría o desbordar conceptos: transnacionalismo, juventud, acción social.

Herrero, José. Identidad Colectiva y Grupos Étnicos. 2002.

Julca, Alex, International labour migration and reproduction of inequalities: The Latin-American Case. New York, December 2007.

Larraín, Jorge El Concepto de Identidad. Revista Famecos, Porto Alegre. N# 21 Agosto 2003.

Larraín Jorge, Hurtado Alberto, El Concepto Identidad. Revista FAMECOS • Porto Alegre • nº 21 • agosto 2003 • quadrimestral. Chile. In this paper, the author discusses the concept of identity in relation to the symbolic concept of culture.
Levitt Peggy, DeWind Josh y Steven Vertovec Steven. “Transnational Migration: International Perspectives”, special issue of International Migration Review, Vol. 37, Nº 3, 2003.

Mariátegui, José Carlos. 7 ensayos de interpretación de la realidad peruana. El proceso de la literatura. 1996, Empresa Editora Amauta S.A., Lima, Perú.

Martínez Gómez, Luis Jesús. Migración transnacional y presencia sociopolítica transmigrante. Premio estudios Agrarios 2000.

Mendoza Pérez, Cristóbal. Socio demográfico y migración transnacional México-Estados Unidos: Aportes para una reflexión teórica. N# 261. Guadalajara, México 2005.

Montiel, Edgar. El nuevo orden simbólico: la diversidad cultural en la era de la globalización. UNESCO. Literatura y Lingüista N 14. Santiago de Chile. 2003.

Moraes Merna, Natalia. Identidad transnacional, Diáspora/s y nación. Una reflexión a partir del estudio de la migración uruguaya en España. Cultura y Transformaciones sociales en tiempos de globalización. Perspectivas Latinoamérica. Abril 2007. ISBN 978-987-1183-66-1

Páscale, Pablo, Reconstrucción de una identidad, Revista al tema del hombre. Serie: Acontece (XXXVIII). relacion@chasque.apc.org

Páscale, Pablo, Migración, Revista al tema del hombre. Serie: Acontece (XXXVIII). relacion@chasque.apc.org.

Páscale Pablo. Reconstrucción de una identidad, Revista al tema del hombre. Serie: Acontece (XXXVIII).

Peruanos en el exterior reciben premio "Orgullo Peruano 2008" Jorge Yeshayahu Gonzales-LaraFriday, Octobe31, 2008

Portes Alejando and DeWind Josh.  International Migration Review, special issue on “Conceptual and Methodological Developments in the Study of International Migration,” Vol. 38, fall 2004.

Portes, Alejandro, Escobar Cristina y  Walton Radford Alexandria. Organizaciones transnacionales de inmigrantes y desarrollo. Un estudio comparativo. Migración y Desarrollo. 2006.

Roncalla, Freddy, “Transnacionalismo y racismo en el Perú”. Entrevista a Freddy Roncalla, publicada.
Wayra (2006).

Rumbaut, Ruben, Nancy Foner y Steven J. Gold, eds. “Transformations: Immigration and Immigration Research in the United States”, special issue of the American Behavioral Scientist, 1999, Vol. 42 (9). (A set of research papers by program fellows and more general descriptions of disciplinary approaches to immigration studies by more senior scholars prepared for the first conference of program fellows).

Rushdie, Salman. : “Imaginary Homelands." Imaginary Homelands. Essays and Criticism 1981-1991, Londres; Grante Books, 1991. 9-21.

Rizo García, Marta Redes. Una aproximación al concepto. Universidad Autónoma de la Ciudad de México.

Rey, Mario, La Música Afro-Peruana en Miami y la construcciones memoria e identidad, East
Carolina,Universtu,,Etnomusicologia.http://www.hist.puc.cl/iaspm/rio/Anais2004%20(PDF)/MarioRey.pdf.
http://www.boletindenewyork.com/paginaprincipal.htm

Rizo García, Marta. “Redes: Una aproximación al concepto.”  Universidad Autónoma de la Ciudad de México. 2007.

Ritter Pulido, Luis. La literatura de la transmigración.  En publicación seriada Tareas,Nro. 113, enero-abril 2003. Cela, Panamá, R. de Panamá. P.p. 73-90. ISSN: 0494-7061
Stefoni, Carolina. Reflexiones sobre el transnacionalismo a la luz de la experiencia migratoria peruana en Chile. Santiago de Chile, Chile.

Stefoni, Carolina. Gastronomía peruana en las calles de Santiago y la construcción de espacios transnacionales y territorios. En publicación: Las migraciones en América Latina. Políticas, culturas y estrategias. Novick, Susana. Catalogs - CLACSO, Buenos Aires. 2008. ISBN: 978-950-895-269-
Sifuentes de la Cruz, Luis. Multiculturalidad, identidad y globalización. Programa de Actualización. Titulación 2006. Facultad de Ciencias. Lima, Perú.

Tuesta Soldevilla, Fernando. Y los peruanos en el Exterior. El comercio, viernes 4 de mayo, 2007.

Ulla D.Berg y Karsten Paerregaard. El Quinto Suyo: Transnacionalidad y formaciones diasporicas en la migración Peruana. 2003, en Texas, Estados Unidos, un panel organizado por la Latín American Studies Association (LASA).

U.S. Department of Homeland Security. The Yearbook of Immigration Statistics, 2007-2006-2005-2004-2003-2002-2001-200-1999-1998-1997-1996-1995-1994-1993-1992-1991-1990. Washington, DC. (DHS-CIS).

Vásquez Luque, Tania. Comportamiento electoral de los peruanos en el exterior y la emergencia de la ciudadanía trasnacional. Lima, Perú 2007.

Wikipedia. “Nacionalidad”. http://es.wikipedia.org/wiki/Nacionalidad

Zevallos Aguilar, Ulises Juan. Desplazamiento y transnacionalismo en la construcción de una identidad cultural andina en los EEUU. Perspectivas Latinoamericanas. Numero 1, 2004.



Como citar este ensayo:
Gonzales-Lara Jorge Yeshayahu.  Las migraciones internacionales del siglo XXI y la dimensión diasporica. La inmigración peruana en Estados Unidos un espacio social transnacional y las redes sociales. Ponencia académica - III Seminario Los barómetros de la democracia en América Latina: Mitos y Realidades, Puebla 4-6 Noviembre 2010.  Transnacionalismo y los intangibles políticos y culturales de la migración. New York, July 21, 2010, United States.

 
 


[1] Ávila Molero, Javier El individuo y sus redes sociales” Repensando el concepto de comunidad transnacional desde el análisis de las redes personales de los inmigrantes
[2] Moraes Merna, Natalia. Identidad transnacional, Diáspora/s y nación. Una reflexión a partir del estudio de la migración uruguaya en España. Cultura y Transformaciones sociales en tiempos de globalización. Perspectivas Latinoamérica. Abril 2007. ISBN 978-987-1183-66-1

[3] El transnacionalismo es una perspectiva teórica que se empezó a desarrollaren la década de los noventa con los trabajos de investigadores como Glick-Schiller, Bach y Szantón-Blanc en 1992 (Mendoza, 2003), quienes lo definen como el proceso por el que los inmigrantes desarrollan campos sociales que conectan su país de origen con su país de residencia. Los inmigrantes que desarrollan tales campos sociales son designados “Transmigrantes”. Los Transmigrantes elaboran, activan y mantienen múltiples relaciones familiares, económicas, sociales, organizacionales, religiosas y políticas a través de las fronteras. Para ello utilizan redes sociales que los conectan con dos o más sociedades simultáneamente. Otros autores sostienen quela noción de transnacionalismo designa un área de investigación acotada y delimitada por “ocupaciones y actividades que requieren de contactos sociales habituales y sostenidos a través de las fronteras nacionales para su ejecución” (Portes, Guarnizo y Landolt, 2003:16); los principios básicos de esta noción son la regularidad de estos movimientos y la intensidad de los intercambios de distintos objetos y mercancías entre los inmigrantes y ciudadanos residentes en los países expulsores y receptores, lo que genera nuevas formas de transacciones culturales, económicas, sociales, políticas, y una multiplicidad de actividades que traspasan las fronteras nacionales (Portes, Guarnizo y Landolt, 2003:18-19). Sin embargo, tenemos varios problemas en estas definiciones de lo transnacional, ¿por qué?: Primero, porque define como su eje de análisis las “actividades transnacionales”, pero no explica cómo se producen. En segundo lugar, porque se enfocan en la regularidad de los movimientos que realizan los inmigrantes entre dos o más comunidades políticas, pero no explican los factores que producen y dan sentido a dichas actividades. Y se habla de remesas, viajes de negocios, actividades religiosas, cabildeos antelas autoridades de los estados de origen y de recepción, pero no se construyen argumentos que expliquen la producción de esas actividades. Otra debilidad de los argumentos planteados en torno al transnacionalismo consiste en la ausencia de un dispositivo teórico que permita relacionar las actividades políticas de los inmigrantes con relación a los estados de residencia y de origen. En este sentido es útil la propuesta de Faist (1999), quien propone el concepto de espacios sociales transnacionales, entendidos como el resultado de combinaciones de vínculos sociales y simbólicos, redes de organizaciones, posiciones de redes y organizaciones que se encuentran ubicadas en dos lugares localizados en contextos geográficos y políticos distintos. Estos espacios pueden ser tipificados a partir de dos indicadores: la intensidad de las redes y el tiempo que llevan funcionando.

[4] La asimilación es también el estado de cambio. Esto ocurre por lo general con los inmigrantes. Cuando nuevos inmigrantes llegan al país, las personas que los rodean tratan de cambiarlos en lo que esa sociedad espera que ellos sean. Tarde o temprano los inmigrantes dejan de lado ciertas prácticas que les identificaban con su propia cultura y se vuelven algo similar a todos los demás a causa de la asimilación. La asimilación ocurre también en los casos de colonización.

[5] Los enclaves étnicos son grupos de hablantes de una misma lengua que pueden tener una o todas las características siguientes: formar grupos compactos y aislados del resto de la población, localizados en asentamientos cercanos o en la misma colonia, barrio o vecindad; trabajar en las mismas actividades; recrear muchas de sus pautas culturales en sus nuevos asentamientos, tales como el vestido, la lengua, formas de vida, de alimentación, etc.; mantener vínculos con sus comunidades de origen que pueden ser de diferente índole: visitas periódicas a la comunidad y participación en las fiestas, aportación de dinero para mejoras en el pueblo, mantenimiento de su casa o tierras y para bautizar a sus hijos en la comunidad, y hasta tener formas organizativas formales de vinculación que les permite incidir en la vida comunitaria.

[6] Raza: desde el punto de vista biológico, raza es cada uno de los grupos en los que se divide una especie orgánica, siempre que los individuos que pertenezcan a esos grupos posean ciertos caracteres genéticos comunes que se transmiten de generación en generación. Existen, por tanto, razas humanas y razas animales. La definición antigua de raza humana era la siguiente: cada una de la clases en que se agrupaban los seres humanos, fundamentalmente a causa del distinto color de su piel (raza blanca, negra, amarilla, etc.), del tipo de pelo, de las proporciones generales del cuerpo, y de la forma de la cabeza y la cara. Sin embargo, los científicos actuales consideran que esa definición tradicional es poco precisa y tremendamente ambigua, porque está sujeta a numerosos errores de apreciación. Con el desarrollo y evolución de la genética, se ha intentado dar una definición de raza que cumpla con criterios científicos: raza sería la existencia de un grupo con caracteres genéticos propios y diferenciados de los de otros grupos humanos, que se conservarían a lo largo de la historia a través de una reproducción endogámica (mantener relaciones sexuales reproductivas exclusivamente con individuos de la misma raza o población).

[7] La Hermandad del Señor de los Milagros de Nazarenas, es una cofradía integrada por hombres y mujeres, devotos católicos de Cristo Jesús, bajo la denominación de Señor de los Milagros. Su fecha de fundación, se considera el 14 de setiembre de 1671 en Lima, Perú. Cuenta con un Director Espiritual y está dirigida por un Mayordomo General, elegido por el Arzobispo de Lima, "Hermano Mayor", al igual que a los miembros del Directorio General, tiene a su cargo los recorridos procesionales tradicionales en el mes de Octubre, en Viernes Santo así como las procesiones extraordinarias. Está conformada por veinte Cuadrillas, un Grupo de Sahumadores y un Grupo de Cantoras. También cuenta con Hermanos Honorarios, una Rama de Auxilios Mutuos y una Hermandad Infantil.

[8] San Martín de Porres nació en Lima, 9 de diciembre de 15793 de noviembre de 1639) es un santo peruano de la orden de los dominicos. Fue el primer Santo negro de América y es el Patrón Universal de la Paz. Conocido también como "el Santo de la Escoba" por ser representado con una escoba en la mano como símbolo de su humildad. Fue hijo de un noble español de la Orden de Alcántara, Don Juan de Porres (o Porras según algunos) y de una negra liberta, Ana Velázquez, natural de Panamá que residía en Lima. Su padre, debido a su pobreza, no podía casarse con una mujer de su condición, lo que no impidió su amancebamiento con Ana Velásquez. Fruto de ella nació también Juana, dos años menor que Martín. Nacido en el barrio limeño de San Sebastián, Martín de Porres fue bautizado el 9 de diciembre de 1579. El documento bautismal revela que su padre no lo reconoció, pues por ser caballero laico y soltero de una Orden Militar estaba obligado a guardar la continencia de estado. Hacia 1586, el padre de Martín decidió llevarse a sus dos hijos a Guayaquil con sus parientes. Sin embargo, los parientes sólo aceptaron a Juana quien no había heredado la tez morena de su madre, y Martín de Porres hubo de regresar a Lima, donde fue puesto bajo el cuidado de doña Isabel García Michel en el arrabal de Malambo, en la parte baja del barrio de San Lázaro, habitado por negros y otros grupos raciales.

[9] La sociología de las migraciones se configura como una disciplina que estudia los fenómenos migratorios y que pone en relación directa a la Sociología con otras disciplinas como la Economía, puesto que intentar explicar un fenómeno tan complejo como el de los movimientos de personas desde una región a otra no puede hacerse si no es desde esta complementariedad de disciplinas. La sociología es una ciencia que estudia la sociedad humana, entendida como el conjunto de individuos que viven agrupados en diversos tipos de asociaciones, colectividades e instituciones. Más concretamente, su objeto de investigación son los grupos sociales, sus formas internas de organización, su grado de cohesión y las relaciones entre ellos y con el sistema social en general. En suma: la estructura social. La sociología tiende a la búsqueda de las interrelaciones entre los fenómenos sociales. De hecho, esta ciencia abarca aspectos de la realidad social más complejos y más vastos que las demás ciencias humanas, como la antropología, la economía, la historia, la psicología social, etc. Se entiende como un dinamismo social el fluir de las costumbres y creencias de una sociedad. El cambio se evidencia a través de las interacciones de cada persona con el resto social y como el conjunto afecta al individuo, marcando un comportamiento de comunicación global de sujetos relacionados entre sí. Las formas y convenciones de la dinámica social están marcadas por la historia y sujetas, por tanto, a un cambio permanente

[10] Ritter Pulido, Luis. La literatura de la transmigración.  En publicación seriada Tareas,Nro. 113, enero-abril 2003. Cela, Panamá, R. de Panamá. P.p. 73-90. ISSN: 0494-7061

[11] Stefoni, Carolina. Gastronomía peruana en las calles de Santiago y la construcción de espacios transnacionales y territorios. Department de Sociologic, Universidad Alberto Hurtado. Chile
[12] Stefoni, Carolina. Gastronomía peruana en las calles de Santiago y la construcción de espacios transnacionales y territorios. En publicación: Las migraciones en América Latina. Políticas, culturas y estrategias. Novick, Susana. Catalogs - CLACSO, Buenos Aires. 2008. ISBN: 978-950-895-269-

Popular posts from this blog

Las Pandillas en el Peru : Los jóvenes invisibles & los pandilleros visibles

Conversando con Chantal Toledo Karp

CRIMEN DE LESA HUMANIDAD EN EL PERU: Definiendo el crimen contra la humanidad