La historia tiene un sitial para el pensamiento de González Prada, Haya de la Torre y Mariátegui

La historia tiene un sitial para el pensamiento de González Prada, Haya de la Torre y Mariátegui
Enrique Soria
La Diaspora@EnriqueSoria

Posiblemente la mejor generación del siglo pasado en el Perú fue la que correspondió a la década del 30. Los acontecimientos sociales, políticos, económicos y culturales en este país, bajo un contexto internacional único que transformó las sociedades y la cultura en el mundo, dieron pie al surgimiento de una generación de intelectuales que fueron el claro reflejo de una visión moderna de la vida, pero que fue recibida desde las alturas en el Perú con violentas confrontaciones, pero que significó  la innovación de ideas revolucionarias que fueron el caldo de cultivo para el desarrollo del pensamiento social peruano.
Cuando decimos que estas corrientes modernistas, que arropaban las nuevas visiones de la sociedad y del mundo, y que se encarnó en hombres como González Prada, Haya de la Torre y Mariátegui, entró al Perú sacudiendo las élites y los ejes de poder, hay que precisar que los alcances de estas ideas apuntaban a cuestionar de fondo y forma el estatus que servía para mantener el orden establecido en el Perú.
De ahí que hablamos de pensamientos revolucionarios que determinarían las acciones de una generación dispuesta a cambiar todo a riesgo de entregar la vida. Así,  Pensamiento y acción en González Prada, Mariátegui y Haya de la Torre, el último libro escrito por el académico peruano Eugenio Chang Rodríguez, recientemente presentado en el Instituto Hispano Reina Sofía de Manhattan,  nos regresa a esa lúcida generación que estuvo a la altura de las circunstancias históricas.
El autor toca como la educación y las ciencias sociales estaban presentes en los escritos y en los discursos de estos tres exponentes que rápido hicieron suyas las claves de lo que fue el anarquismo y el socialismo de ese primer tramo del siglo XX. Gonzáles Prada, por su edad y experiencia, fue el mentor de Haya y Mariátegui, que como discípulos del primero, supieron llevar más adelante los conceptos revolucionarios de la época.
Incuestionablemente los tres simbolizaban la modernidad ante una sociedad de pensamiento  semifeudal, de raigambre aristocrática y de moral pacata y religiosa, pero donde la juventud y la mujer se abrían paso. Nuevos grupos sociales emergieron y la clase media con niveles de ilustración tomaban la batuta en el debate y en la organización de la sociedad. Los sindicatos y los estudiantes empezaron a marcar el paso en el diario vivir, y en este aspecto la prensa, que  le daba forma a la palabra escrita, se convirtió en un arma fundamental, tanto para la distribución de las ideas, como para la acción práctica.
Esta se materializó en la constitución de partidos políticos, de forma que las ideas innovadoras de González Prada, Haya y Mariátegui  ganaban influencia mayor entre amplios sectores de la población que estaban listos para optar por los grandes cambios. Religión, filosofía, ciencia política y todo aspecto humano de la vida social y política, fue abordado con claridad por estos tres intelectuales.
El libro de Chang Rodríguez trae acolación, con esta nueva obra, a una generación fecunda que cambió el rostro del Perú, y que hoy por hoy bien puede servir como modelo en este periodo de crisis de las ideas, donde las fuerzas más retrógadas de las sociedades, algunas bajo el amparo del estado, proponen dar marcha atrás a la rueda de la historia, y las más progresistas han perdido el norte y no tienen respuestas al desafió que constituye reformar el estado de bienestar. (Enrique Soria)
Este artículo periodístico es auspiciado por Duraclean Home Services que alienta la labor profesional de peruanos en los Estados Unidos



Popular posts from this blog

Las Pandillas en el Peru : Los jóvenes invisibles & los pandilleros visibles

CRIMEN DE LESA HUMANIDAD EN EL PERU: Definiendo el crimen contra la humanidad

Conversando con Chantal Toledo Karp