DIÁLOGO Y POLÍTICAS DE ESTADO SON NECESARIOS

DIÁLOGO Y POLÍTICAS DE ESTADO SON NECESARIOS
ANALISIS Y OPINION: Por Addhemar H.M. Sierralta
Lima, Perú.
Conversaba hace unas semanas, cuando tomábamos unos jugos en Lima, con el amigo doctor Hugo Salinas, acerca de su concepto de las “empresas país” y del mío sobre el “capitalismo social” o el “socialismo capitalista”. Cabe señalar que ambos habíamos mantenido experiencias distintas. Mientras él basa su trayectoria en sociología y ciencias políticas con una formación europea –en Francia- a mi me tocó desarrollarme en ingeniería, administración y desarrollo gerencial, entre Perú y U.S.A., es decir en el nuevo mundo.

Pero encontramos, Hugo y yo, una coincidencia en el amor por el Perú y los deseos de lograr que nuestro país alcance un desarrollo con justicia social sin anular su capacidad creativa y libertad. Mientras sus pensamientos lo tipifican como gente de izquierda, a mi en cambio se me considera un individuo de centro pragmático y amante del periodismo y la literatura, actividades que me ubican en una área de creatividad. Lo que descubrí fue que ambos tenemos sensibilidad social lo que permite, tal vez, que en un momento podamos encontrar puntos de coincidencia en nuestras teorías que buscan justicia social y progreso.

Estas experiencias disímiles nos llevaron a considerar un interesante punto de discusión en cuanto a la motivación e incentivo de los trabajadores y de los directivos de las “empresas país”. Estimo que nuestro próximo encuentro, antes de su regreso a Paris y del mío a Miami, nos lleve a plasmar elementos conjuntos que permitan viabilizar nuestros puntos de vista.

Un aspecto pendiente es también el trabajo a desarrollar entre los politicos y empresarios para concientizarlos de la necesidad de una flexibilización en el sistema capitalista, el llamado ultra o neoliberal, para hacer más justa la distribución de los beneficios, tanto para los trabajadores como para las regiones de influencia de las empresas.

Es evidente que la conversación entre nosotros puede llevarnos a buscar mejores soluciones y es un ejemplo de buena voluntad.

Por otro lado me atrevo a señalar que las posiciones beligerantes y extremistas poco favorecen a la paz social. Igualmente el manejo desinteligente, con desacertada comunicación de las autoridades regionales y locales así como las del gobierno atentan contra la solución de los problemas en Cajamarca y Cusco.

Toda posición discordante, aunque existan ideologías antagónicas, debe buscar acercarse a soluciones concertadas y que nos lleven a una política de estado de beneficio a la ciudadanía. Ejemplos los tenemos en Chile y en Uruguay por no ir más lejos.

Revista Digital Tiempo Nuevo
Year 4 N# 175

Popular posts from this blog

Las Pandillas en el Peru : Los jóvenes invisibles & los pandilleros visibles

CRIMEN DE LESA HUMANIDAD EN EL PERU: Definiendo el crimen contra la humanidad

Conversando con Chantal Toledo Karp