TIEMPO NUEVO Revista Digital # 174


TIEMPO NUEVO 

por  Addhemar Sierralta

 Año 4 No. 174                                                                  Miami,  29 de mayo de 2012.

 HOY :

·                  LIGERA VENTAJA DE OBAMA SOBRE ROMNEY.
·         UNA ALIANZA QUE PUEDE DAR FRUTOS. Por Mercedes Aráoz (Perú).
·         PAPELETA PARA LOS QUE SE PASAN LA LUZ ROJA. Por Federico Salazar (Perú).
·         NO HAY OTRO CAMINO QUE EL DE LA UNIDAD. Por Antonio Sánchez García (Venezuela).
·         LIBRO: GASTRONOMÍA PERÚ RUTAS DE LA COCINA PERUANA.
·         DESDE ADENTRO HACIA LOS TLC. Por César Huamanchumo (Perú).
·         YOLAND BRESSON Y EL COMUNISMO LIBERAL. Por Hugo Salinas (Perú).
·         EL SECRETO DE LA FELICIDAD. Por José Melamed (Panamá).
·                  LA  HUMILDAD  DE  CADA  DÍA  (Narración). Por Delfina Acosta (Paraguay).
·         EL DERRUMBE DE LOS VALORES. Por Jorge Castañeda (Argentina).


LIGERA VENTAJA DE OBAMA SOBRE ROMNEY.
           
El presidente de EE.UU Barack Obama tiene una leve ventaja sobre el probable candidato presidencial republicano Mitt Romney en los Estados de Florida, Ohio y Virginia, que pueden ser decisivos en noviembre, según una encuesta publicada hoy.
Los tres Estados, que tienen una fuerte representación en el Colegio Electoral donde en última instancia se deciden las elecciones presidenciales estadounidenses, son además "cambiantes" en el sentido de que a veces obtienen allí mayoría los republicanos y otras veces los demócratas.
Obama, que buscará la reelección en noviembre, está al frente en la encuesta en los tres Estados pero tiene el respaldo de menos del 50 por ciento de los encuestados.
La encuesta muestra, asimismo, que desde que los otros aspirantes a la candidatura presidencial republicana abandonaron la brega, Romney ha ido acortando la distancia que lo separa de Obama.
En Florida y Virginia, Obama obtuvo el 48 por ciento del respaldo entre los encuestados frente al 44 por ciento de Romney. En Ohio la diferencia es un poco mayor, con el 48 por ciento para Obama y el 42 por ciento para Romney.
Algo que, según los encuestadores, beneficia a Obama en los tres Estados es "una percepción de que la economía ha mejorado".
"Las mayorías en los tres estados creen que lo peor de la crisis económica ya ha pasado aunque sólo el 40 por ciento cree que la economía mejorará mucho en el próximo año", añade el informe que acompaña a las encuestas.
Asimismo, a Obama le ayuda la percepción de que él heredó las condiciones económicas actuales, una opinión que según la encuesta comparte el 56 por ciento de los entrevistados en Florida, y el 57 por ciento en Ohio y Virginia.
Mientras que Romney tiene una leve ventaja sobre Obama entre los hombres registrados para votar en los tres Estados, Obama tiene 10 puntos de ventaja entre las mujeres de Florida y Virginia, y 12 puntos entre las de Ohio.
La encuesta realizada entre el 17 y el 20 de mayo por la cadena NBC de televisión y el Instituto Marista de Opinión Pública recogió las opiniones de casi 1.080 adultos, y tiene un margen de error de menos o más 3 puntos porcentuales.

.       

UNA ALIANZA QUE PUEDE DAR FRUTOS.
Por Mercedes Aráoz (Perú).

La próxima cumbre presidencial en Antofagasta (Chile) de la Alianza del Pacífico –grupo creado por iniciativa peruana– tiene una especial importancia. Este artículo de Perú 21 lo compartimos con ustedes.
Chile, Colombia, México y Perú firmarían el 6 de junio un acuerdo que profundizará las relaciones económicas y comerciales entre las cuatro naciones. El objetivo, entre otras tareas, es ampliar su comercio de bienes y servicios, conectar sus mercados de capitales y, también, el movimiento de personas vinculadas a los negocios. La mira es unir sus cadenas de valor e industrias para penetrar los mercados emergentes del Asia-Pacífico. En ese contexto, Panamá y Costa Rica serían los siguientes países en unirse a este acuerdo regional. Lo interesante es que varios países del Asia-Pacífico están viendo este espacio económico como una gran oportunidad para consolidar su presencia económica en América. Por eso, la presencia del Perú en esta reunión es crucial como herramienta de inserción internacional, desarrollo y paz.

       


PAPELETA PARA LOS QUE SE PASAN LA LUZ ROJA.
Por Federico Salazar (Perú).

Este artículo, de opinión, aparecido el último sábado en El Comercio de Lima nos da un enfoque bastante preciso del asunto del padre Garatea. Lo compartimos con nuestros lectores porque expresa un sentir católico relevante.

Soy defensor de los derechos y la dignidad de los homosexuales, de los transexuales, travestis y de los que tienen usos y costumbres sexuales divergentes. Nada de eso, sin embargo, me coloca en contra de la determinación del arzobispo de Lima de retirar la licencia sacerdotal al padre Gastón Garatea.El padre Garatea me parece una estupenda persona y admiro su trabajo de inclusión de estas y otras minorías morales. No creo que el retiro de la licencia tenga que ver con el aprecio a su persona. Creo que tiene que ver, más bien, con lo que el arzobispo de Lima cree deben ser las tareas pastorales en su jurisdicción.¿Quién en la Iglesia Católica debe garantizar que lo que enseñan los sacerdotes corresponda a esa y no a otra iglesia? Para el Derecho Canónico debe ser el obispo de la diócesis; en este caso, el arzobispo de Lima, monseñor Juan Luis Cipriani.Según el Arzobispado de Lima, la prédica del padre Garatea no solo ha salido del cauce de la doctrina, sino que en algunos casos ha colisionado frontalmente contra ella. En ese sentido, es facultad del obispo (en este caso, el arzobispo) retirar esas licencias. Lo hace en protección de la doctrina que la Iglesia formalmente reconoce y divulga.Muchas personas se han solidarizado con el padre Garatea. Parece que hubiera sido sometido a un juicio civil. No ha sido sometido a ningún juicio, y menos en el ámbito civil. Se trata de un tema interno de la Iglesia Católica, parecido a lo que sería un proceso de protección de una ‘marca’ comercial.Si mi empresa vende zapatillas y solo zapatillas, uno de los vendedores no puede salir a vender pantuflas bajo la misma marca. ¿Qué hace la compañía? Lo llama al orden y, si persiste, le quita la licencia de vender con el nombre de la marca.Esto es lo que ha sucedido con el padre Garatea. A juicio del Arzobispado de Lima, él ha estado divulgando valores o posiciones que no corresponden con la ‘marca oficial’ de la Iglesia Católica. No veo en eso nada de intolerante o abusivo, como se ha dicho.¿Corresponde o no al Arzobispado de Lima hacer esa evaluación? ¿Tiene facultad para dar o retirar esas licencias? Este retiro, ¿se ha hecho con o sin fundamento?Para saber si hubo arbitrariedad o intolerancia se debe contestar a estas preguntas, y no a las que se refieren a las cualidades personales del padre Garatea. Si el padre Garatea es una buena persona, si ha hecho una labor en favor de los pobres o de las minorías morales, no es pertinente en el caso.Si yo me paso la luz roja, no puedo decirle al policía de tránsito: “Disculpe, soy una buena persona y he trabajado por los pobres”. Menos puedo decir: “Soy buena persona, no me corresponde la multa, usted es arbitrario si la aplica”.Es una pena que el padre Garatea no pueda oficiar misa en Lima. Pero más pena me da que se confundan los derechos civiles con los eclesiásticos. Me da pena que nadie trate de ver el derecho más allá de las personas, porque ese es signo inequívoco de decaimiento del Estado de derecho.


NO HAY OTRO CAMINO QUE EL DE LA UNIDAD.
Por Antonio Sánchez García (Venezuela).

Dejar en manos de empresarios de la demoscopia el destino de nuestras decisiones estratégicas manifiesta una grave pérdida del sentido político y un avasallamiento del sentido de moral pública. Hacerlo hoy a nuestro favor es tan criminal como permitir que lo sea mañana a favor de nuestros adversarios. (Antonio Sánchez García).
 “Verso, o nos condenan juntos, ¡O nos salvamos los dos!”  (José Martí, Versos sencillos).                     
1
            Se lo ha reiterado hasta el cansancio, pero nunca es innecesario repetirlo: sólo la unidad de los demócratas puede hacerle frente exitosamente a una tiranía. Particularmente si se trata de una tiranía que ha echado raíces en la ignorancia del sentimiento popular y domina el arte del sometimiento, del fraude, del engaño. Y más aún si es inescrupulosa, como sólo una tiranía puede serlo, y está dispuesta a matar para afianzarse aún más y entronizarse para siempre. Luego de someter y apropiarse de todos los poderes públicos y no tener frente suyo a un solo contrapoder capaz de ponerle un fin definitivo. Que no sea – he allí la clave – el de un pueblo férreamente unido y dispuesto a jugarse la vida por la libertad y la justicia aherrojados.
            Es la naturaleza de la tiranía que hoy impera en Venezuela y a cuyo desplazamiento y superación se han comprometido todos las fuerzas de la decencia nacional. Una tiranía que posee el poder de las armas, a las que ha comprado con la corrupción del rentismo petrolero, primero, y entregándoles el control del narcotráfico, después; que cuenta con el respaldo del más aleve y siniestro de los poderes tiránicos que hayan existido en el Caribe y América Latina – la satrapía castrista; y que dispone de los más poderosos recursos económicos y financieros jamás existidos en nuestro país y en país alguno de la región: el petróleo manejado con espíritu de saqueo y expoliación y los fastuosos ingresos del narcotráfico.
            Pues quiera o no quiera hacerlo explícito por razones tácticas o estratégicas, la oposición venezolana enfrenta a un tirano y ha de vérselas con una tiranía que dispone de los mayores recursos imaginables. No sólo ni principalmente con un mal gobierno y un pésimo presidente de la república. Que no por contar con la complicidad o la aquiescencia de amplios sectores de la población más menesterosa de nuestro país, que aún no aprende a valorar en su justo significado los principios morales y espirituales que nos conforman como Nación, es menos canallesco y alevoso. Verificándose el insólito extravío de que son víctimas precisamente esos sectores que lo respaldan, carne de cañón de la compra de conciencia y la obra de auto mutilación en que están empeñados el tirano y su tiranía. Esos sectores depauperados son los chivos expiatorios del deterioro material y espiritual del país. ¡Y creen ser sus principales beneficiarios!
            Con lo cual se dificulta inmensamente el combate contra la maldad intrínseca del régimen: es una tiranía que puede pavonearse de contar con amplios respaldos populares, a los que ha terminado por envilecer, extraviar, pervertir y adormecer.  A los que seduce con la promesa eternamente incumplida, a los que pretende convertir en protagonistas de un proceso de liberación que busca precisamente lo contrario: instaurar una dictadura permanente. Para lo cual le es esencial depauperar, envilecer, empobrecer, pervertir y engañar.
            ¿Cómo provocar el despertar del engaño y la apatía en que el terror, el hambre, el desempleo y la permanente dependencia de las dádivas de la tiranía mantienen a amplias masas de los sectores menos favorecidos del país? ¿Cómo hacerles ver el extravío y el abismo a los que el régimen los conduce? ¿Cómo lograrlo si las fuerzas de la conciencia nacional no se unifican por encima de sus legítimas diferencias, postergan el logro de sus legítimas ambiciones y posponen la conquista de sus anhelos particulares en aras del bien común?
2
            Con la unidad sucede como con el maravilloso verso de Antonio Machado: “Caminante no hay camino. Se hace camino al andar”. La unidad no es un objeto listo y empacado para quienes la anhelan y necesitan como al agua el sediento: es un proceso en permanente construcción, una andadura interminable y sin fin que se va creando y fortaleciendo a medida que se materializa. La unidad no es ni un contrato ni un acuerdo de fácil materialización: es una acción cotidiana, un tejido de vida, un compromiso existencial que debe ser reafirmado día a día y paso a paso. Un ejercicio de comunión diaria, frente al que nunca damos lo suficiente y frente al cual siempre estamos en deuda. Pues en la medida de los gigantescos desafíos que enfrentamos siempre estamos menos unidos de lo que debiéramos, deuda que sólo podrá ser saldada el día en que el magno cometido que nos hemos propuesto – desplazar del poder a quienes envilecen nuestra nacionalidad y pervierten nuestras tradiciones y costumbres – sea plenamente logrado. Y nos hagamos al propósito único y verdadero: reconstruir la república sobre nuevas bases, obtener el progreso y la prosperidad que nos merecemos con laboriosidad y disciplina, y sentirnos orgullosos del papel que como nacionales de un país renovado desempeñaremos en el concierto de las naciones.
            Dada la naturaleza espiritual del cometido unitario y la necesaria voluntariedad de la adscripción, la unidad no puede ser impuesta por la fuerza, a palos. Pues la unidad es asunto de libre albedrío. Más, muchísimo más aportan a la unidad aquellos que están dispuestos a sacrificar sus propios intereses en bien del interés común. Pues son ellos los verdaderos protagonistas de la unidad que reclama el proceso histórico. Pero tampoco el sentirse y ser depositarios del auténtico mensaje unitario faculta a quienes desbrozaron el camino para apartar del sendero a quienes se suman a medias, lo hacen a desgano, por cálculos mezquinos, condicionan la unidad de acción al privilegio del fruto que pretenden les pertenece por derecho propio. Pues creen – y ese es el gravísimo error – que ellos solos pueden con la pesada carga.
            La unidad del cálculo, no es unitaria. La unidad auténtica se nutre del sacrificio y la generosidad. Sirve al engrandecimiento de la cruzada, fortalece la andadura y puede llegar a hacer invencible el esfuerzo pretendido. Pues la unidad – asunto que quienes desconfían de ella desconocen – se autoalimenta, se retroalimenta, combina todos los elementos unidos para convertirlos en un poder y en una energía inéditas que nada ni nadie puede detener.
            Esa es la fuerza de la unidad. Si ella se ha convertido en el motor interior de un esfuerzo colectivo y no es la máscara falaz que oculta pugnas intestinas, ambiciones descontroladas, pretensiones desmedidas. La historia está llena de éxitos obtenidos gracias a la unidad de quienes se mancomunaron tras un objetivo superior. Pero también está llena de fracasos de quienes no estuvieron a la altura de sus circunstancias y carecieron de la lucidez, la inteligencia, la generosidad que el momento histórico exigía. Pues no hay otro camino que la unidad.
            Todos los otros caminos conducen al fracaso. La desunión es la madre de todas las frustraciones, el sendero seguro al infierno de las derrotas. De allí la vieja sentencia de los tiranos: divide et impera. Divide y dominarás. La unidad, en cambio, hace la fuerza.
3
Así suene majadero volver a repetirlo: no hay otro camino que el de la unidad. Es el único camino cierto hacia la victoria. Así el enemigo invoque todas las malas artes de la manipulación política para sembrar el desconcierto, el miedo y la desunión. Última baza con la que cuenta el régimen para tratar de impedir la catástrofe que le acecha y la muerte que ya ronda por sus cuarteles. Tarea de desánimo y desconcierto que en gran medida encarga a quienes venden sus habilidades de manipular el mercado político al mejor postor. Pues yendo a la esencia del asunto: así las encuestas no se equivoquen: se equivocan los engañados. De someternos a la falaz tiranía de los numeritos y traicionar los verdaderos objetivos estratégicos de saneamiento nacional nos entregaríamos atados de pies y manos a la perversión moral de falsas mayorías.
Que la unidad es el único camino lo han demostrado todos los últimos procesos electorales. En todos ellos obtuvo la victoria la oposición democrática. Tras haber superado las diferencias y haberse unido. En todos ellos demostró la canallesca falacia de encuestadores y manipuladores de oficio. Sólo la inmoralidad que ha hecho carne de nuestra vida pública puede escamotear esa verdad del tamaño de una catedral: los falsos gurúes de la opinión aseguraron que perdíamos el Referéndum Constitucional: arrasamos. Reacción del tirano: “una victoria de mierda”. Las vacas sagradas del marketing político pusieron a Ledezma en la cola de los perdedores mientras declaraba vencedor antes de tiempo a Aristóbulo Istúriz, la mejor carta del régimen: Ledezma arrasó. Los mismos encuestadores que mostraron su carencia de seriedad y experticia – Schemmel y Luis Vicente León, Seijas y Jesse Chjacón -  volvieron a jurar que no obtendríamos más de 35 diputados. Duplicamos esa cifra. A la vista de estos porfiados hechos, vale el viejo refrán que reza que el culpable no es el ciego, sino quienes le dan el garrote.
Pero vuelvo a insistir en lo verdaderamente esencial: dejar en manos de empresarios de la demoscopia el destino de nuestras decisiones estratégicas manifiesta una grave pérdida del sentido político y un avasallamiento del sentido de la moral pública. Hacerlo hoy a nuestro favor es tan criminal como permitir que lo sea mañana a favor de nuestros adversarios. Contra todo lo que la decadencia de nuestras élites permitan suponer, como bien decía Gramsci: sólo la verdad es revolucionaria. Es decir: verdadera.

LIBRO: GASTRONOMÍA PERÚ RUTAS DE LA COCINA PERUANA.

Gastronomia Perú se encuentra en el tour gastronómico en Estados Unidos y otros países del mundo. Gastronomia Perú es el trabajo minucioso y correctamente empalmado del sociólogo, Jorge Yeshayahu Gonzales-Lara en un libro y un lugar para aprender, y encontrar información útil de los mejores restaurantes peruanos en Estados Unidos, recetas gastronómicas, secretos culinarios, articulado por artículos sobre la gastronomía y cultura peruana.
La historia milenaria de la fusión de culturas. La cocina peruana en el tiempo: mixtura, aromas, sabores y especies, La historia del Pollo a la brasa, La historia del Ceviche peruano, El pisco peruano un aguardiente de uvas.  La historia del Lomo Saltado y la fusión de la cocina China-peruana en la historia del Arroz Chaufa, La historia del pollo a la brasa peruano patrimonio cultural e identidad gastronómica. Una breve historia de la cocina peruana.
La influencia extranjera en el arte culinario del escritor peruano, Luis Ramírez Sarmiento, periodista, novelista y director de la Revista Boletín de New York. El Pisco, La bebida de bandera del Perú del escritor, novelista y poeta peruano Addhemar Sierralta.
El pollo a la brasa: la identidad nacional con sazón, Salchipapa: el tentempié peruano, dos ensayos  del sociólogo peruano, de Jorge Bedregal La Vera catedrático de Universidad de Arequipa, Perú.  
Un libro para la meditación e imaginación donde los gustos se fusionan. El libro busca presentar la visión diáspora de escritores residentes en Estados Unidos y la visión transmigracional de escritores y académicos residentes en Perú. Jorge Bedregal, peruano catedrático de la Universidad de Arequipa en Perú,  Dos visiones por un encuentro que se plasman en la GASTRONOMIA PERÚ; RUTAS DE LA COCINA PERUANA : Cocina, Gastronomía y Cultura.



DESDE ADENTRO HACIA LOS TLC.
Por César Huamanchumo (Perú).
Economista y especialista en negocios internacionales, nuestro amigo César nos ofrece su punto de vista muy interesante.

En vez de plantear el “TLC Hacia Adentro” sugerimos que el esfuerzo del Estado apunte a promover igualdad de oportunidades y a nivelar la cancha de juego para que las mypes fortalezcan su gestión empresarial y avancen “Desde Adentro Hacia los TLC”.  Muchas ya lo están haciendo. Gracias a los TLC firmados, la empresa peruana cuenta ahora con acceso a un mercado ampliado de casi 3,000 millones de potenciales compradores. Pero no se trata de conquistar “nuevos” mercados (que en rigor no existen), sino aplicar tecnología para innovar la oferta de bienes y servicios exportables.
Si se pretende asistir a un mundial de fútbol es obligatorio salir airoso de las eliminatorias. Una vez clasificada, la selección competirá con los mejores del planeta por lo cual debe armar un equipo con sus más hábiles jugadores. Disputar una copa del mundo motivará a muchos jovenzuelos soñar con   jugar en un famoso equipo extranjero, con la ambición de labrarse un mejor futuro.
Algo similar ocurre con los TLC, donde los equipos negociadores se miden buscando mayores beneficios para su país, en un proceso parecido a las eliminatorias. Al ponerse en ejecución los TLC, los exportadores usarán las facilidades comerciales para  introducirse en los mercados, ofertando bienes y servicios de alta calidad, a precios atractivos.  Igual que los chiquillos en el fútbol, los pequeños empresarios abrigarán la esperanza que, algún día, competirán en el mercado global y obtendrán buenos dividendos.
Muchos economistas han demostrado los beneficios de abrir la economía (Rodrik, 2001), pues incentiva la exportación.  Perú lo viene logrando desde hace poco más de diez años. Pero la teoría del libre mercado suele tener defectos en su aplicación. Es deseable por tanto, que el Estado y los sectores ganadores del libre comercio cooperen con los perdedores y los preparen a disfrutar las ventajas del “free trade”, con mecanismos de carácter inclusivo.
Tal cooperación se hará en el ámbito del mercado, facilitando la inversión privada y el comercio, dentro de un clima empresarial favorable que catalice la creación de negocios, empleos y salarios, cruciales en reducir la pobreza.
 Al respecto, se propone:
a.     Aprovechar integralmente los TLC firmados por Perú, activando las cláusulas donde algunos países socios ofrecen cooperación técnica-económica, por ejemplo para capacitar a mypes y modernizar los parques industriales y parques tecnológicos.
b.     Promover negocios inclusivos, que se da cuando una gran empresa (“ancla”) abre su cadena de valor para incluir a los pobres (base de la pirámide), sea como proveedores, trabajadores, vendedores, distribuidores o consumidores. Esta práctica recorre el mundo con marcado suceso,  gracias a grandes corporaciones que hacen negocios de mutuo beneficio con pequeños productores. En Perú tal modalidad muestra resultados positivos.
c.      Fortalecer la diversidad de proveedores incentivando a compañías poderosas que  compren suministros a las mypes (asociadas, mejor), siempre y cuando cumplan los requisitos de calidad y otras exigencias comerciales. Estas redes empresariales son escuela de aprendizaje donde las mypes adquieren experiencia productiva y comercial, que les permitirá, luego, lanzarse solos  al mercado mundial.
d.     Fomentar las industrias creativas (incluyendo las industrias culturales), cuyos gestores  nacionales están logrando éxitos resonantes como la “Teta Asustada”.  Desde Claudia Llosa hasta Diego Flores pasando por Marco Zunino, Mario Testino, y el Nóbel Mario Vargas Llosa podrían vigorizar el posicionamiento universal de la creatividad peruana.
e.      Dar resuelto apoyo a emprendedores de base tecnológica,  incubando una nueva camada de empresarios, que cambien la estructura productiva del país y, por ende, la matriz exportable.

Estos cinco programas se enmarcan dentro de  la Agenda de Competitividad Nacional 2012-2013 que plantea en los tres primeros lugares: 1. Promoción de la ciencia, tecnología e innovación; 2. Desarrollo empresarial, calidad educación productiva y 3. Internacionalización.


 
YOLAND BRESSON Y EL COMUNISMO LIBERAL.
Por Hugo Salinas (Perú).

Un enfoque de Bresson visto desde la óptica del doctor Hugo Salinas, colaborador nuestro, quien tiene conceptos novedosos como el de empresa país. Hace poco lo contrastamos con nuestro planteamiento de socialismo capitalista. Seguro que volveremos a tocar estos temas de interés.

“Y por qué no el Comunismo Liberal”, nos dice en forma provocativa el profesor Yoland Bresson en su libro Une Clémente économie. Au-delà du revenu d’existence. ¿Qué es el comunismo liberal?, según el iniciador de la propuesta de la Remuneración de Existencia en Francia, allá por los años 80 del siglo pasado.
El comunismo liberal se apoyaría en dos cimientos: uno proveniente de la forma de trabajar (proceso de trabajo) y, el otro, de una decisión de la sociedad en el tipo de repartición de las riquezas creadas. Con el sólido sostén de lo mejor y de lo más desarrollado de cada uno de estos dos cimientos, por fin estaríamos en condiciones de alcanzar la Libertad total, la Igualdad total y, por consiguiente, la Fraternidad. Es decir, el comunismo liberal pondría a la Humanidad en una posición de alcanzar el sueño de la Revolución francesa.
Yoland Bresson precisa que el fracaso del comunismo marxista no significa, de ninguna manera, el fracaso del comunismo. El comunismo existió desde los orígenes de la Humanidad. Y durante el neolítico, cuando la Repartición Individualista del resultado de la actividad económica genera las grandes desigualdades socio-económicas, nace el sueño y la utopía del regreso al comunismo. Este sueño perdura hasta nuestros días, en donde las desigualdades socio-económicas se han agravado a pesar de que hemos alcanzado formas de trabajo que garantizan una economía de abundancia material.
El comunismo no es una utopía, hoy menos que nunca. El siglo pasado ha sido testigo de uno de los descubrimientos más importantes que permitirá mejor realizar los ensayos de una nueva sociedad y economía. En mi libro “Où va l’économíe-monde. Théorie sur les processus de travail et le rapport de domination” (1992), dejo claramente establecido que todo acto económico cuenta con dos elementos: el proceso de trabajo (la forma de trabar) y, la decisión socio-económica (los dos tipos de repartición del resultado de la actividad económica). Este nuevo enfoque de la teoría económica nos permite establecer que, una cosa es producir y otra, muy diferente, repartir.
 Con la misma visión, Yoland Bresson nos dice que, por la primera vez en la historia de la Humanidad, las personas, en forma conjunta, decidirán conscientemente sobre la nueva regla de repartición de las riquezas creadas. Ayer se realizó de una manera natural. Ahora será un acto consciente. Se trata de la reinstalación, en forma consciente, de la Repartición Igualitaria de las riquezas creadas.
Si se cuenta con una torta a repartir, digamos que yo la corto en dos trozos y usted escoge, ¿cuál será la mejor regla de repartición?, nos pregunta el profesor Yoland Bresson. Sin lugar a dudas que será la repartición estrictamente igualitaria. Este es el sentido profundo del Comunismo. Es el zócalo de la Igualdad y de la Fraternidad entre los miembros de una sociedad.
¿Y por qué ese comunismo será liberal? Esta segunda gran vertiente de la nueva sociedad y economía no proviene de una decisión directa de la sociedad. Ella proviene del comportamiento que generan las características de las formas de trabajo creadas por la Humanidad, en las cuales, las personas en forma individual o grupal no tienen mayor influencia. La libertad individual, por ejemplo, es el resultado del nacimiento y florecimiento de los intercambios de bienes y servicios en precios expresados en unidades monetarias. Esta nueva forma de economía libera al individuo de las reglas y comportamientos de una sociedad de autoconsumo, en donde el grupo social y el trabajo colectivo se imponen sobre el desarrollo individual.
Este es el sentido de la economía liberal. Nuevas formas de trabajo que facilitan, cada vez más, que los individuos expresen, total y francamente, la fuerza de sus diferencias y de sus complementariedades. Ello se traduce en el incentivo de la creación, invención, innovación, y descubrimiento. Nuevos procesos de trabajo que animan la fuerza de la competencia, de la eficacia, y de los nuevos conocimientos.
En suma, por un lado, las nuevas formas de trabajar (procesos de trabajo) que la Humanidad va creando facilitan la expresión del individuo; y por otro, la Repartición Igualitaria acciona como la red que cohesiona al conjunto de los individuos en una sociedad coherente, respetuosa de sus diferencias, y en plena armonía. Este el sentir de un Comunismo Liberal.
Y, para terminar, Yoland Bresson nos recuerda que “no se supera un abismo en dos saltos”. Es decir, el comunismo no se alcanza en dos saltos. Por consiguiente, es falso de toda falsedad que para llegar al comunismo exista una antesala: el Socialismo.


EL SECRETO DE LA FELICIDAD.
Por José Melamed (Panamá).

El rabino Amran Anidjar nos enseña que cada uno, en el transcurso de su vida, preguntará a menudo acerca de cuál es el secreto para lograr la felicidad, qué es lo que causa la tristeza y cuál es la fórmula para poder ser felices en la vida. El rostro común de una persona en la calle, lamentablemente refleja preocupación, apatía, inseguridad y si de repente vemos a alguien feliz, rápidamente nos preguntamos sorprendidos ¿qué le pasa? Y eso sucede porque la gente no se dedica a profundizar y averiguar cuál es la causa de la tristeza y de la felicidad. Nuestros sabios nos explican que la tristeza es consecuencia de la sensación de que nos falta algo, es decir, cuando la persona siente que le falta un hogar, que carece de dinero, que no tiene descendencia, que no tiene una pareja que le quiera, está triste porque no alcanza a tener todo lo que anhela. La felicidad y la alegría se producen cuando logra obtener lo que le faltaba. Si adquiere una casa, está feliz; si logra obtener dinero está satisfecho; si compró un carro, está orgulloso. Por eso dijeron nuestros sabios: que rico es aquel que está feliz con la parte que le corresponde en este mundo. En esta pequeña frase está todo el secreto de la felicidad, ya que nos enseña que no hay ningún problema en que nos fijemos metas y tratemos de alcanzarlas, pero que no nos amarguemos mientras la conseguimos, sino que debemos alegrarnos con lo que tenemos y sentir que no nos falta nada lo que no poseamos, aprendiendo siempre a ver la mitad de vaso lleno y no vacío. Esa fue básicamente la diferencia entre los hijos del Patriarca Itzjak, Esav y Iaacov. Esav dijo: “yo tengo mucho” y Iaacov le contestó, “lo tengo todo”. Aquí está toda la sabiduría, una persona que siente que tiene mucho, le gustará tener “mucho más”, pero si una persona siente que lo tiene todo, no necesitará más nada, alcanzará la abundancia, por lo tanto estará alegre y satisfecha constantemente.



LA  HUMILDAD  DE  CADA  DÍA  (Narración).
Por Delfina Acosta (Paraguay).
Al observar la majestuosidad del mar, cuyas olas levantan su belleza, en dirección a los cielos, uno se siente chico, pequeño, a veces. Tantas voces tiene el mar rugiente. Es cosa de aguzar el oído para poder interpretar su mensaje.
Y al contemplar las flores, los crisantemos abriéndose a la hermosura y al aroma delicado bajo los rayos tibios del amanecer, qué viene a ser uno sino un pobre ser humano, que va de amor en amor, de desamor en desamor. Si tomara el hombre apunte del esplendor de la naturaleza y contemplara su carnalidad, su mente llena de sinsentidos, para empezar a tener una visión distinta de la vida. Así, observándonos en nuestra levedad y en nuestro breve paso por el mundo, deberíamos aprender a ser más humildes y buscar las buenas razones de la existencia. ¿Cuáles son las buenas razones? Pues la familia y el amor que le debemos a quienes están a nuestro lado y acaso sufren soledad, tristeza y hastío.
Ocurre que hay tanta gente que se regodea en su soberbia, en su ego de pavo real. Y su ego, visto desde cierto ángulo, no es sino un pobre complejo de inferioridad que debió ser tratado oportunamente por un especialista en enfermedades sicológicas.Ser humilde es una bendición diaria. Al menos, así lo pienso yo.
¿Por qué creer que uno es superior a los demás, cuando cada ser humano es tan diferente, tan especial y tan único dentro de este mundo?
Dejemos la soberbia a los ignorantes, a los poco entendidos, a los desatinados, a los superficiales. Ya el tiempo les irá dando duras lecciones y entenderán que el universo no gira en torno suyo, ni mucho menos. El universo gira en torno a los obreros, a los que se levantan diariamente para ir a ganarse el pan de cada día en una fábrica. El universo da vueltas alrededor del artista sensible que simplemente se limita a mostrar las mejores flores de su talento sin aguardar aplausos.
Cómo fastidian los soberbios. Y ellos están que hablan y hablan de sus obras, que no tienen límites según su parecer, y que superarán por un futuro adelantado a las obras de las nuevas generaciones de artistas que llegarán.
Aprendo yo del gusano que sube por las ramas de un jazminero. Y de las hormigas que cargan sobre sus espaldas la miga del pan diario. También de aquellas mujeres indígenas, sentadas sobre la vereda, en algún sitio de la ciudad. Ellas aguardan vender el producto de su laboriosidad silenciosamente. Son tan diestras en el arte de los tejidos e hilados y el arte plumario.
Me encariño con el ruiseñor que no sabe que su trino es música del cielo y hace dulce el despertar del hombre y de la mujer enamorados.
Si el ser humano pudiera ser más humilde.
Conozco a tanta gente soberbia que fue a caer, a tropezar con su propia soberbia y sufrió la humillación pública y el desprecio por parte de la sociedad.
¿Es muy difícil, acaso, controlar el ego?
¿No tienen muchas personas discernimiento para entrar en razón, y entender que es mejor hacer lo que se ha venido a hacer en el mundo, según los dones y la capacidad que Dios les ha dado, sin cacarear excesivamente?
Aplaudo a los humildes con júbilo y respeto.
Y en tanto sube el nivel de las aguas de la soberbia, el soberbio, con el pecho inflado, ni cuenta se da de que la gente ya ha corrido de él, hastiada.

EL DERRUMBE DE LOS VALORES.
Por Jorge Castañeda (Argentina).

Nuestro amigo el destacdo escritor argentino Jorge Castañeda pone los puntos claros y nos muestra algo muy real.

Estamos viviendo tiempos de decadencia. Hay seguramente una frustración y un cansancio en los espíritus libres e inquietos que ven con pesadumbre como se han derribado los viejos paradigmas los que comienzan a ser reemplazados por una serie de políticas rampantes, superficiales y bartoleras que atontan y adormecen la conciencia y pisotean aquellos viejos valores que alguna vez hicieron del nuestro un país generoso, grande, pujante y reconocido en el mundo.
Eso fue posible gracias al talento de algunas mentes brillantes que a través de la excelencia de la ciencia y de la cultura escribieron las mejores páginas de nuestra historia, dando varios  Premios Nobel, grandes escritores y artistas reconocidos en todos los idiomas y destacados intelectuales que no solo nos prestigiaron ante el mundo sino que dejaron una impronta para las nuevas generaciones de jóvenes que los tomaron como ejemplos a seguir.
Los claustros y las aulas tenían a principios del siglo pasado un óleo sagrado como el de Samuel, donde abnegados maestros y profesores echaron las bases de una enseñanza humanista que tenía como eje indiscutido la educación integral del individuo.
Mucha agua ha corrido bajo los puentes de nuestro país desde aquellos tiempos liminares y hoy es palpable para cualquier observador atento ver como se han degradado aquellas ideas de grandeza, quitando, verbigracia, materias y carreras claves para el desarrollo de la persona, como algunos idiomas y otras como filosofía, privando a los educandos de conocimientos generales, desalentando el pensamiento propio y lo que es más lamentable frustrando vocaciones.
Se aprecia con estupor como se desalienta el esfuerzo y el estudio por el espejismo mercantilista de ganar todo fácil y rápido entronando un espíritu que se asienta en el consumismo desenfrenado de bienes inútiles y la tendencia a vivir “dejando pasar el tiempo” entretenidos en banalidades sin importancia, seguramente para no pensar.
Todo esto es parte de una política tendiente a destruir entre los mejores valores que tenemos por ejemplo, al lenguaje, bastardeado por la falta de lectura y la mala utilización del idioma, cuando no mezquino de palabras y de su significado.
Es que ya se ha dicho que “si se destruye el lenguaje se destruyen las ideas. Que si se destruyen las ideas se destruyen los conceptos y que si se destruyen los conceptos se destuyen las costumbres”.
Nos toca vivir desgraciadamente en estos tiempos difíciles tal vez ya vislumbrados por el gran Hesíodo donde el hombre de barro endiosado por sus iguales está pisando el último escalón de su devenir.
El gran escritor Ezequiel Martínez Estrada, ya anciano en el ostracismo de su casona en Bahía Blanca intuía esta inversión de los valores donde entre otras cosas, -decía- “hasta los jueces han abrazado la corrupción como una cruzada nacional”.
Los que realmente quieran escuchar, “el que quiera oír que oiga” al decir imperativo de San Juan en la isla de Patmos, tienen en estas épocas de oscuridad en los pocos espíritus selectos que todavía resisten, una oportunidad de redimirse y volver al camino del esfuerzo, de la formación, de la dignidad, de la búsqueda de la excelencia y de una vida con sentido que merezca ser vivida, para ser “lo que se debe ser” como decía el General San Martín y no la que los poderosos quieren que seamos.
Para terminar estas breves reflexiones sería bueno recordar como advertencia para los valientes que se atreven a defender los valores anteriormente señalados que “donde no hay justicia es peligroso tener razón, ya que los imbéciles son mayoría”. Y no debería sorprender que la frase fuese de Francisco de Quevedo. Para pensar.

Popular posts from this blog

Las Pandillas en el Peru : Los jóvenes invisibles & los pandilleros visibles

CRIMEN DE LESA HUMANIDAD EN EL PERU: Definiendo el crimen contra la humanidad

Conversando con Chantal Toledo Karp