Analisis Politico de la primera vuelta electoral en el Peru:Una mirada a las elecciones peruana: LA ÓPERA DE LOS FANTASMAS

Analistas Politicos
y las elecciones en el Peru 2011
Jorge Bedregal La Vera - Peru
Jose Carlos Brazan Luque - Mexico
Silvio Rendon -NewYork
Percy Loarte –Lima
Arturo Quispe Lazaro, Lima
Jorge Yeshayahu Gonzales-Lara, New York
Enrique Soria, Periodista New Jersey





LA ÓPERA DE LOS FANTASMAS
Una mirada a las elecciones peruana
Por: Jorge Bedregal La Vera
Especial para Long Island Al Dia



Me presto el título de la magnífica novela de Jorge Salazar porque creo que es el que mejor describe la atmósfera política que se ha desencadenado en nuestro país, producto de los resultados de las elecciones recientes. Este proceso será pasto nutritivo para futuras investigaciones de historiadores, politólogos, sociólogos, antropólogos y psicólogos. Pero estoy seguro de poder intentar algunas interpretaciones que expliquen lo que pasó en este histórico domingo de abril.

La primera lección es clara y unívoca: la derecha política peruana está definitivamente anquilosada y sin capacidad de reciclaje pronto; lo que la ha llevado a ser un sector de capacidades desiguales hasta el colmo. De lo mediocre más pedestre a las más escandalosas y desembozadas actitudes racistas y excluyentes, con un profundo desconocimiento del país y sus ciudadanos. La democracia, para este sector, es sólo un medio casi indeseable donde las personas deben ser ante todo, consumidoras febriles y usuarias de un crédito esclavizante. La consecuencia de este atrofiamiento es la miope incapacidad de conseguir una sola candidatura, fuerte, racional y demócrata.

La segunda es un poco más esquiva. La izquierda ha visto en un discurso radicaloide y socializante la posibilidad de recuperar fueros perdidos. Sin embargo existe la evidencia de que las personas distinguen muy bien al candidato Humala de la izquierda estática y conservadora. Interpretar este proceso como un triunfo de los partidos de izquierda resulta francamente pueril. Sin embargo es innegable que existe entre muchos peruanos una casi obsesiva necesidad de cambio, provocada por décadas de mecedoras políticas que han cantado desarrollos y crecimientos que no son percibidos como propios y que resultan ajenos. Esta necesidad ha sido eficientemente capitalizada por Humala y ahí tenemos los resultados.

Como integrante de la academia, es urgente hacer un gran mea culpa. Los demócratas hemos bajado la guardia y creímos que un retorno al pasado era imposible y que tanto las propuestas autoritarias como las violentistas, no podían tener lugar en un escenario donde tenemos a un dictador en la cárcel y a la camarilla terrorista en igual destino. Esta miopía resulto trágica ya que no supimos ver que había millones de nuevos electores para quienes los conceptos “democracia”, “derechos humanos”, “subversión”, “corrupción”, “ciudadanía” tenían muy poco sentido.

Ahora empieza una campaña que se augura sucia y violenta. Ollanta Humala tendrá que ablandar discursos y propuestas para tratar de convencer a los simpatizantes de Toledo y a los militantes apristas de base. Keiko Fujimori se dedicará a flotar con el convencimiento que los simpatizantes de Castañeda y Kuczynski votarán sin mayor incomodidad por su propuesta. Será la campaña de los miedos y de los fantasmas. Uno tratará de recordar los pasados criminales y a reos cumpliendo condenas. La otra tratará de elevar la candidatura del contrario a niveles apocalípticos recordando persistentemente los experimentos socializantes de Venezuela y Bolivia.

Los fantasmas ya están invadiendo la cotidianeidad de las personas. Las redes sociales se han poblado de mensajes racistas y agresivos. El hecho de que haya personas que piensen diferente a uno es motivo para ser automáticamente calificado de imbécil. Difíciles tiempos los que se vienen para el Perú. La democracia está en riesgo y necesitamos con urgencia revisar nuestros errores como nación e insistir en que cualquier propuesta de desarrollo pasa indefectiblemente por acortar la brecha social que en nuestro país es de proporciones alucinantes. Mientras la exclusión se mantenga en esos niveles, todo proyecto político será necesariamente una continuación de modelos perversos y la condena cierta de repetir los escenarios para que las propuestas violentistas y autoritarias gocen de buena salud.

Por La Diaspora Peruana New York
Lima Abril 10, 2011

Popular posts from this blog

Las Pandillas en el Peru : Los jóvenes invisibles & los pandilleros visibles

CRIMEN DE LESA HUMANIDAD EN EL PERU: Definiendo el crimen contra la humanidad

Conversando con Chantal Toledo Karp